Navigation

Naturalización para los nietos de inmigrantes

Estos fanáticos del balompié, italianos nacidos en Suiza, podrían verse beneficiados con las modificaciones de ley. Keystone

Las dos cámaras del Parlamento aceptaron la naturalización automática para los extranjeros de la tercera generación.

Este contenido fue publicado el 18 junio 2003 - 07:19

La última palabra al respecto la tendrá el pueblo suizo en referéndum, por tratarse de una eventual modificación constitucional.

Con el objeto de favorecer la integración de los extranjeros nacidos en el país, Suiza revisa sus reglas para el derecho a la nacionalidad helvética a los descendientes de inmigrantes.

La medida incumbiría a 440 mil extranjeros -hijos y nietos de la comunidad de inmigrantes que arribaron a Suiza en la década de los años 60 y que ahora componen al 6% de la población total helvética.

Naturalización bajo ciertas condiciones

Nacer en Suiza no otorga la nacionalidad de la cruz blanca, y obtener la naturalización para los extranjeros cuyos padres y abuelos eligieron a la Confederación para vivir, no es un paso fácil, y cuesta varios miles de francos suizos.

Es por ello que este martes 17 de junio la Cámara Alta del Parlamento, tras un intenso debate, aprobó la naturalización automática de los extranjeros que viven en Suiza de la denominada tercera generación.

Entre las condiciones establecidas para facilitar la naturalización se encuentran los siguientes requisitos: al menos uno de los padres del nacido debe haber cursado en Suiza 5 años de escuela obligatoria y debe poseer, por un periodo mínimo de un lustro, el permiso de residencia helvético.

Para Roland Scherrer, de la Oficina Federal de Inmigración, Integración y Emigración, esta revisión del derecho a la nacionalidad podría concernir a entre 5 mil y 10 mil nacidos por año.

Los padres se reservarían el derecho a vetar esta naturalización automática para su hijo, quien puede volver a solicitar la nacionalidad helvética a la mayoría de edad.

Ocho en vez de doce años de espera

También los denominados extranjeros de segunda generación podrán solicitar la nacionalidad tras haber vivido en el país un periodo de ocho años.

Hasta ahora, las autoridades helvéticas exigen como requisito para solicitar la nacionalidad, una estancia en Suiza de doce años.

Como la entrada en vigor de esta revisión sobre las reglas de la naturalización requiere una modificación en la Constitución, la ciudadanía deberá votar o rechazar en referéndum los cambios en la Carta Magna. Un hecho que probablemente ocurrirá a finales del 2004.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.