Navigation

Negociaciones bilaterales II, el aliado austríaco

Benita Ferrero-Waldner (izqda) apoya a su homóloga suiza Micheline Calmy-Rey. Keystone

Austria respaldará a Suiza para que el nuevo paquete de acuerdos que negocia con la Unión Europea sea aceptado en su conjunto.

Este contenido fue publicado el 04 septiembre 2003 - 22:54

Así lo ha asegurado la ministra de Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, a su homóloga helvética, Micheline Calmy-Rey, en Viena.

Viena se muestra partidaria de la “solución más global posible”, precisó la jefa de la diplomacia austríaca, al término de una reunión de una hora y media con la ministra suiza de Asuntos Exteriores, Micheline Calmy-Rey.

No se debe excluir ningún expediente del paquete de negociaciones, declaró Benita Ferrero-Waldner, en una clara alusión a los acuerdos de Schengen y Dublín, así como el relativo a la lucha contra el fraude.

Debido a los problemas surgidos en materia de asistencia judicial, es imprescindible encontrar una decisión política para salir del punto muerto en que se hallan las negociaciones, señaló, por su parte, Micheline Calmy-Rey, durante su visita oficial a Viena.

La escala en Austria permitió, además, a la titular helvética presentar a su homóloga la posición helvética sobre los puntos todavía pendientes.

Una gira destinada a convencer

La visita es el preludio de una gira por otros países miembros de la Unión Europea (UE), durante la cual Calmy-Rey expondrá a sus homólogos comunitarios la posición suiza, con miras a obtener su respaldo.

La jefa de la diplomacia helvética será recibida el lunes (08.09.) en Roma por miembros del Gobierno de Italia, país que ocupa actualmente la presidencia de turno de la UE. Y en octubre visitará también Berlín y París.

Las conversaciones tienen como objetivo obtener el apoyo político de los Quince, con miras a concluir cuanto antes un acuerdo sobre las negociaciones bilaterales II. Suiza confía en que la adopción del documento se produzca de aquí a fines de año.

Siete de los temas de negociación pueden considerarse prácticamente aprobados. Pero los acuerdos de Schengen y Dublín (que prevén incrementar la cooperación policial y judicial, así como en materia de asilo), y el que contempla la lucha contra el fraude aduanero siguen pendientes.

Suiza, que no condena el fraude fiscal, rehúsa brindar la asistencia judicial que estipula el acuerdo.

Mayor colaboración

Calmy-Rey y Ferrero-Waldner abogaron por que se intensifique la colaboración entre los dos países en el seno de las instituciones internacionales (especialmente la ONU).

Viena y Berna comparten los mismos puntos de vista en los ámbitos de los derechos humanos, la necesidad de desarrollar el derecho de los pueblos y la consolidación de la paz, señaló la titular austríaca.

El derecho de los pueblos y la consolidación de la paz son los temas centrales de la segunda parte de la gira de cinco días, que emprendió Micheline Calmy-Rey este jueves.

La jefa de la diplomacia helvética ha llegado a los Balcanes para comprobar cómo avanzan las reformas todavía en curso.

Durante su estancia en Bosnia, Calmy-Rey visitó un centro de terapia en Tuzla, donde reciben asistencia mujeres y niños que padecen traumatismos psíquicos, físicos y sexuales desde la guerra.

Este fin de semana la ministra de Exteriores viajará a Serbia y Montenegro, donde se entrevistará con las autoridades locales y visitará proyectos de la agencia de cooperación suiza.

swissinfo y agencias

Datos clave

Negociaciones bilaterales II comprenden 10 expedientes:

1) servicios 2) pensiones 3) productos agrícolas modificados 4) medio ambiente 5) estadística 6) educación, formación profesional, juventud 7) medios de comunicación 8) fiscalidad del ahorro 9) lucha contra el fraude 10) cooperación policial y judicial, así como en materia de asilo y inmigración

End of insertion

Contexto

En junio del 2001 Suiza y la UE decidieron entablar una nueva ronda de negociaciones bilaterales sobre diez temas.

Se trata de temas que no figuran en los primeros acuerdos bilaterales suscritos con Bruselas y ya en vigor. Entre ellos algunos propuestos por la UE (lucha contra el fraude aduanero y la fiscalidad del ahorro) y otros por Suiza (integración en los acuerdos de Schengen y Dublín).

Las negociaciones se iniciaron en el verano del 2002. Suiza quiere negociar el paquete en su conjunto.

Los acuerdos bilaterales de la primera ronda de negociaciones con la UE entraron en vigor el 1 de junio del 2002 y contemplan la libre circulación de personas, el transporte aéreo y terrestre, la agricultura, los obstáculos técnicos al comercio, los bienes públicos y la investigación.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo