Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Nestlé, la ciencia al servicio de la nutrición

Peter Brabeck, a la cabeza de Nestlé.

(Keystone)

El gigante suizo multiplica los convenios con universidades de Iberoamérica interesadas en desarrollar investigaciones sobre nutrición, mejoramiento del ganado lechero o técnicas de hostelería.

A cambio de financiamiento, aprovecha el talento de los jóvenes para sus técnicas de producción y "fideliza" a futuros clientes con sus marcas.

En Suiza, el 99,7% de las empresas son micro o pequeñas y cuentan con menos de 100 empleados.

Paradójicamente, el 0,3% restante, un universo de apenas 1.000 compañías, toma la batuta y marca el ritmo a la economía, además de emplear 1,2 millones de personas, según cifras de la Secretaría de Estado de Economía (Seco).

Y si decidimos ir más lejos, una elite de sólo 10 grupos -Novartis, Nestlé, Roche, Swisscom, Richemont, Serono, Adecco, Holcim, Syngenta y ABB- es capaz de dar empleo a 750.000 trabajadores al tiempo que marca la vanguardia en la forma de hacer negocios.

Para garantizar su permanencia y expansión, todos ellos exploran constantemente nuevas fórmulas. Y una de las más explotadas del año 2000 a la fecha es la interacción con las escuelas de alto rendimiento.

Las nuevas generaciones requieren un lugar para desarrollarse, y las empresas a su vez precisan de la preparación y el talento de éstas para fortalecerse.

A partir de este jueves (02.10), swissinfo inicia la serie: "Gigantes empresariales suizos y su vinculación con las universidades" en reflejo de esta tendencia.

Nestle, I & D

El espíritu de Nestlé quedó escrito desde 1867, cuando Henry Nestlé, su fundador, consiguió aquella primera versión de "leche artificial" a base de suero vacuno y cereal con la que salvó la vida a un recién nacido cuya madre, entonces enferma, no podía amamantarlo.

En 138 años muchas cosas han cambiado. El pequeño laboratorio del Dr. Nestlé y la primera "harina láctea" devinieron en la empresa alimentaria número uno del mundo, con 230.000 empleados, presencia en 100 países y ventas anuales de 90.000 millones de francos.

Tras la leche en polvo, la lista de productos fabricados por Nestlé es casi infinita y va desde café instantáneo hasta aguas embotelladas, cereales, comida para mascotas y los sazonadores para cocinar.

Y si la investigación explicó su surgimiento, también da razón a su fortaleza financiera presente.

En el 2005, Nestlé destinó más de 800 millones de francos suizos (el equivalente a casi 1% de sus ventas) al área de Investigación y Desarrollo, integrada por un equipo de 2.500 personas que tienen, entre otras misiones, vincular el trabajo de las universidades con el de la compañía de origen helvético.

Nutrición, la prioridad

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo hay 22 millones de niños menores de cinco años con obesidad o sobrepeso, el 80% de ellos vive en países en desarrollo.

En el otro extremo, cada año mueren 5 millones de niños por hambruna.

Por exceso o por carencia, en ambos casos, el alimento es protagonista, y Nestlé lo ha tomado como punto de partida para poner en marcha diversos proyectos en la región iberoamericana.

México es uno de los casos más completos. Desde hace cinco años opera el Programa de Fortalecimiento de la Enseñanza de Nutrición en Escuelas y Facultades de Medicina.

Su misión es desterrar los conceptos erróneos sobre nutrición que han arrastrado los médicos generales durante décadas.

Los galenos reciben preparación teórica y después, en trabajo de laboratorio, realizan investigaciones clínicas sobre nutrición cuyos resultados enriquecen los procesos de producción de Nestlé México.

Adicionalmente, este 2005 Nestlé Foodservices arrancó otro programa también en México llamado "Club de Chefs".

Esta vez tiene por objeto capacitar no a los médicos, sino a los mejores egresados de las Licenciaturas en Gastronomía para establecer un puente entre ellos y las empresas de restauración del país.

Aprovechando el trabajo de los chefs, promueven la utilización de productos de las marcas ligadas a Nestlé.

Comer mejor

Nestlé España es otro ejemplo del vínculo de la empresa con el sector educativo. En asociación con la Universidad Camilo José Cela imparte un programa de nutrición dedicado a alumnos de entre 6 y 17 años de edad.

Los expertos que dan los talleres son especialistas de la citada universidad, en coordinación con Ferrán Adriá, chef español reconocido en todo el mundo.

La misión es realizar un análisis de productos saludables, enseñar a comer bien a los más jóvenes y presentarles simultáneamente las bondades de los productos de Nestlé, fidelizándolos con la marca desde pequeños.

Lácteos y sostenibilidad

Siempre con la óptica de la nutrición, Nestlé ha explorado también otro tipo de vetas.

En Canadá, por ejemplo, está en vigor (desde 1998) el Programa Erivan K. Haub en Negocios y Sostenibilidad, maestría que tiene lugar en el Instituto de Negocios de Schulich para desarrollar herramientas que aumenten la calidad de las materias primas y los productos elaborados de Nestlé, siempre en un contexto de respeto al medio ambiente y al derecho de los trabajadores.

Y en Chile, finalmente, está en vigor el proyecto "Desarrollo de productos con alto contenido de activos funcionales en leche bovina y sus derivados", en el que Nestlé trabaja conjuntamente con la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad Católica de Temuco y con la compañía agrícola Melimollu.

Un grupo de investigadores se dedica al trabajo de laboratorio para desarrollar productos lácteos con compuestos benéficos para la salud y para el fortalecimiento del sistema inmunológico, a partir de la dieta que reciben las vacas lecheras.

Y la búsqueda de caminos seguirá encontrando derroteros en una economía globalizada en el que innovar permite sobrevivir.

swissinfo, Andrea Ornelas

Datos clave

Sólo 0,3% de las empresas suizas son grandes y emplean más de 100 trabajadores.
Pero las 10 más importantes ocupan a más de 750.000 empleados y marcan la pauta de los negocios.
Nestlé, en particular, tiene presencia en más de 100 países y ventas superiores a los 90.000 millones de francos suizos.
Cada año invierte el equivalente a 1% de sus ventas en desarrollo e investigación.

Fin del recuadro

Contexto

En un mundo globalizado y competitivo, las empresas están obligadas a innovar para mantenerse en el mercado.

Del año 2000 a la fecha, los gigantes empresariales helvéticos promueven cada vez más programas de trabajo con las principales universidades del mundo.

A cambio del financiamiento de proyectos que ofrece Nestlé, el grupo helvético recibe trabajo de laboratorio útil en sus procesos de producción, y contacto con clientes potenciales a los que "fideliza" con sus marcas.

México, España y Chile son tres ejemplos de las naciones con las que Nestlé ha establecido esta clase de acuerdos.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×