Nestlé apoya lucha contra el hambre en Brasil

El Presidente Lula recibe a Peter Brabeck en Brasilia. swissinfo.ch

La multinacional suiza es la primera en responder al llamado de solidaridad del Presidente Lula.

Este contenido fue publicado el 10 febrero 2003 - 13:08

El presidente de Nestlé, Peter Brabeck, viajó a Brasil para anunciar la ayuda de 1000 toneladas de alimentos y la creación de empleos.

La filial brasileña de Nestlé se comprometió a entregar mil toneladas de alimentos a la Pastoral de los Niños, una organización no gubernamental muy activa en el ámbito de la asistencia a los sectores más desfavorecidos de la sociedad.

La multinacional helvética anunció además la próxima creación de 2000 nuevos empleos para los jóvenes en el sector de la nutrición.

Para Iván Zurita, presidente de la filial de Nestlé en Brasil, es natural que las grandes empresas se sensibilicen por el problema social del hambre. En cifras, más de 20 millones de dólares serán entregados en el transcurso del año al programa gubernamental "Hambre Cero", es decir más del 10% de las inversiones previstas por la firma en Brasil.

Iniciativa positiva

"Es una iniciativa muy importante, todo eso es muy positivo. Esperamos que eso cambie a Brasil", señaló por su parte el rabino David Weitman, director de la institución caritativa, Ten Yad.

Los organismos financieros multilaterales ven igualmente con buenos ojos este tipo de compromiso. "Es una buena idea" subrayó Peter Woicke, presidente de la Sociedad Financiera Internacional, una rama privada del Banco Mundial. "Pero lo más importante es que Nestlé se implique verdaderamente al interior de las comunidades locales", agregó.

De hecho, Nestlé no es la primera vez que realiza este tipo de acciones, y no se le puede criticar que descubrió una vocación social tardía. Desde hace tres años, los empleados de la filial hacen trabajos voluntarios en educación nutricional para madres de familias de medios desfavorecidos. Más de 70 mil niños benefician de esta forma de una alimentación más equilibrada.

"El programa es excelente y la contribución de Nestlé al programa gubernamental es bienvenido, afirmó Fernanda Ribas, portavoz de Ethos, un instituto privado que respalda proyectos sociales de las empresas.

Algunas dudas

La contribución de la firma helvética estimula también otros apetitos. Algunas ONG manifestaron públicamente sus inquietudes. Es el caso de la Asociación Comunitas, que a través de su representante, Ruth Golberg, expresó su preocupación por ese impulso de generosidad.

"Nos gustaría saber algo más. No podemos dejar de recordar que Nestlé posee grandes intereses en Brasil", precisó.

La reciente adquisición del fabricante de chocolates Garoto por Nestlé, ha provocado críticas por parte de los organismos de control de la competencia, lo que explica este tipo de desconfianza.


Swissinfo, Thierry Ogier Brasilia
(Traducción: Alberto Dufey)

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo