Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Nicaragua: emotivo homenaje a Maurice

Homenaje a la memoria de Maurice Demierre, en Nicaragua. (Foto:S.Ferrari)

Centenares de campesinos y una delegación helvética rindieron homenaje a la memoria de Maurice Demierre, asesinado hace 20 años en Somotillo.

Los oradores destacaron el profundo apego del cooperante suizo a Nicaragua.

Maurice Demierre, voluntario de la ONG "Hermanos sin Fronteras" (hoy E-Changer) fue asesinado por un grupo de contrarrevolucionarios antisandinistas junto con cinco mujeres campesinas el 16 de febrero de 1986 en Somotillo, a 200 kilómetros al norte de Managua.

Aquella tragedia conmovió tanto a Nicaragua, país en el que Maurice residía desde hacía 4 años, como a la opinión pública suiza.

Veinte años después

Una marcha popular recorrió el jueves (16.02) desde el sitio donde se produjo el asesinato hasta el centro de Somotillo, a un kilómetro y medio, bajo un sol radiante y una temperatura cercana a los 40 grados.

En esa manifestación presedida por dos enormes pancartas dedicadas a la figura del cooperante suizo participaron varios centenares de campesinos de la región ubicada a pocos kilómetros de la frontera con Honduras.

Al acto se sumó la delegación helvética que con ese fin se desplazó a Nicaragua. Integrada entre otros por Jacqueline Demierre, madre del voluntario, cinco diputados nacionales y cantonales, así como por representantes de ONG y de organizaciones campesinas y de solidaridad.

Una vez en el parque municipal -donde está enterrado el cooperante helvético-, se sucedieron numerosos testimonios de familiares, amigos y ex-colaboradores de Maurice y de las cinco mujeres campesinas que corrieron la misma suerte.

La actuación del grupo de teatro les arTpenteurs -que preparó una pieza de teatro especial para la ocasión-, y una misa de campaña en el mismo lugar, cerraron la conmemoración de cinco horas.

Memoria y emoción

"Es muy emotivo participar veinte años más tarde en un momento como éste. Nunca pensé que se iba a dar una cosa así", señaló a swissinfo Estanislao Espinoza, campesino amigo de Demierre y miembro del Bloque Intercomunitario Pro Desarrollo al Bienestar Cristiano (Bloque), red rural con la que trabajaba Maurice.

Espinoza, quien se desempeña también como delegado de la palabra -una especie de diácono de las comunidades eclesiales de base-, recordó el aporte generoso de la coopeación suiza con esas zonas retiradas y marginadas de la geografía nacional. Y subrayó el profundo significado de este ejercicio de memoria histórica, "tan necesario para nuestro pueblo".

Contacto con la base

"La cooperación debe tener dos patas. Una, la oficial. Otra, la de la sociedad civil. Sin la una o la otra no puede marchar. Por eso la importancia de esta conmemoración", subrayó por su parte Werner Thut, Director residente adjunto para Centroamérica de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), delegado por las autoridades helvéticas para participar en la celebración de Somotillo.

"Me impresiona la presencia campesina, de la base. Todo muy natural, muy auténtico", enfatizó el representante helvético al tiempo de subrayar la importancia de estar en contacto directo con "la base, con los hombres y mujeres humildes del país, quienes son, en definitiva, el objetivo principal de nuestra cooperación".

Thut comunicó un mensaje de solidaridad y respeto a la madre del cooperante asesinado, así como a los miembros de la delegación helvética que viajaron más de 10.000 kilómetros para estar presentes en ese acto. Destacó la emoción que le produjo este homenaje al que consideró "profundamente auténtico".

"Maurice quería quedarse aquí"

La relación entre Nicaragua y la familia Demierre, originaria de Bulle, es " una historia de amor", señaló a swissinfo Anne-Claude Demierre, cuñada del cooperante asesinado, diputada en el parlamento de Friburgo y una de las participantes en la delegación.

"Su muerte nos marcó tanto, que toda mi partipación en la vida política fue motivada por la memoria de Maurice", precisó la diputada.

Concepto ratificado por la Jacqueline Demierre, en cuya percepción "desde el asesinato de mi hijo, Nicaragua se conviritió para todos nosotros en una segunda patria. Él nos había dicho que en caso de que lo mataran quería quedarse aquí".

"Estoy muy emocionada por tantas muestras de simpatía, demostraciones de amistad y de amor que recibí estos últimos días" expresó la Sra. Demierre en el acto central. Su mensaje de esperanza y futuro es elocuente: "Ojalá que tanto en Suiza como en Nicaragua podamos seguir avanzando para construir un mundo más solidario, más fraterno y equitativo".

Compromiso solidario

Bernard Fragnière, presidente de E-Changer, ONG a la que pertecía Maurice y que se encargó de organizar la delegación a Nicaragua, reiteró a su vez "el compromiso solidario con Nicaragua, "país donde contamos hoy con 7 cooperantes".

"Debemos construir juntos, Norte y Sur, la sociedad civil de ambos hemisferios, una alternativa que sea viable para todo el planeta. Una Nicaragua mejor, una Suiza más justa, un mundo diferente que es posible", sentenció.

La conmemoración emotiva revivió un pasaje triste de la historia reciente en Nicaragua, reiteró los desafíos, y puso énfasis en los propósitos comunes.

Hace veinte años, el asesinato de un internacionalista helvético conmovía a dos naciones. Hoy, dos décadas después, en Somotillo, a 200 kilómetros de Managua y miles de kilómetros de Suiza, su homenaje acercó a dos pueblos y reactivó la cooperación solidaria.

swissinfo, Sergio Ferrari, Somotillo, Nicaragua.

Datos clave

Para conmemorar los 20 años del asesinato de Maurice Demierre en Nicaragua, una delegación suiza se desplazó a ese país centroamericano.

La integraron cerca de cuarenta personas representantivas del mundo político, cultural, campesino y de ONG helvéticas.

Fin del recuadro

Contexto

Cerca de 500 personas participaron el pasado jueves 16 de febrero en los actos de conmemoración a Maurice Demierre y las cinco madres asesinadas el 16 de febrero de 1986.

Si bien el homenaje en Somotillo constituyó el punto fuerte de la delegación helvética, la misma desplegó un intenso programa en Nicaragua.

Se reunió con el Padre Fernando Cardenal, ex-ministro de Educación durante el sandinismo (1979-1990); la comandante guerrillera Dora María Tellez, ex-ministra de Salud; el periodista Willian Grigsby; Jürg Benz, coordinador de COSUDE en Centroamérica.

La delegación visitó también el proyecto de voluntarios de E-Changer, Inter-agire, Interteam y GVOM, todas ONG de cooperación.

Los cinco parlamentarios suizos: María Roth Bernasconi y Luc Recordon, ambos diputados nacionales; así como los diputados friburgueses Bernard Bavaud, Anne-Claude Demierre y Antoinitre Romanen fueron recibidos por un miembro de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional (parlamento nicaragüense), y por los miembros de la comisión del exterior.

Fin del recuadro

×