Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

No echemos los viejos ordenadores a la basura

Un contenedor lleno de ordenadores desfasados listos para ser enviados a África. (Foto: Ritter)

La informática avanza a un ritmo vertiginoso. Así, cada vez más se reemplazan los ordenadores viejos, que aún funcionan, por aparatos más sofisticados y rápidos.

En Suiza existen iniciativas para prolongar la vida de los ordenadores mediante una gestión más eficaz del 'software', con grandes ventajas económicas, ambientales y sociales.

Si en los años setenta un ordenador tenía una vida media de 10 años, hoy se ha reducido a 3 o 4 como mucho. Para satisfacer las demandas de los usuarios las grandes multinacionales de la informática sacan al mercado programas cada vez más sofisticados, modelos más eficientes, menos aparatosos y con un diseño más moderno.

La tecnología informática se reemplaza en plazos cada vez más cortos, lo que lleva a un incremento desmesurado del volumen de desechos eléctricos y electrónicos (e-waste), con los consiguientes problemas de destrucción.

En respuesta al consumismo informático, se han desarrollado las denominadas iniciativas 'trashware', cuyo objetivo es recuperar y reciclar los ordenadores viejos para distribuirlos a segmentos sociales que carecen de recursos para comprar uno nuevo.

Proyecto de Gideon Chonia

Con esa idea se creó el proyecto de Gideon Chonia, informático de la Universidad de Zúrich, que en los años 90 comenzó a recoger ordenadores viejos para enviarlos a Ghana, su país natal.

En los ordenadores desechados – donaciones de bancos, universidades, pero también personas privadas – se instala el Software Open Source. Se empaquetan y se introducen en un contenedor para enviarlos por barco a Ghana. Hasta ahora se han expedido ocho contenedores y cada uno contenía entre 200 y 300 aparatos.

El proyecto Chonia, un ejemplo modélico de 'trashware', cuenta con el apoyo de la Universidad de Zúrich y es parte del 'Open Society Initiative for West Africa' (OSIWA). Al no tener un socio oficial, los gastos se cubren con donativos privados. Una vez en África, los ordenadores se distribuyen gratuitamente.

Hardware y software en continua evolución

Los ordenadores desechados son, en su mayoría, aparatos que todavía funcionan. Lo que los convierte en viejos y aparentemente inutilizables es su incompatibilidad con los nuevos programas informáticos.

En resumen: estamos ante un círculo vicioso. Los nuevos software de aplicación se desarrollan para un hardware determinado, y no para sus versiones precedentes. Tal es así que para acceder a las nuevas funciones de un sistema no hay más remedio que reemplazar el ordenador viejo por uno nuevo.

Los software no optimizados e inútilmente sofisticados obligan al usuario medio a adquirir un ordenador más potente en el que realizará las mismas operaciones que diez años atrás, porque lo que necesita son programas de procesamiento de texto, cálculo, gráfica y poder navegar en Internet.

Consumo inútil y brecha informática

Para aprovechar al máximo el potencial tecnológico de los hardware, en los ordenadores recuperados se instala el Software Open Source, un software de código fuente abierto, que permite aumentar la eficiencia de los aparatos obsoletos.

La disponibilidad del código fuente permite copiar, estudiar, modificar y redistribuir el software, que puede ser configurado según las exigencias del hardware. En este modelo cooperativo, en el que se comparten los conocimientos, también se ponen a disposición de terceros las versiones modificadas. Además, se distribuyen gratuitamente las aplicaciones Open Source más difundidas.

Open Source abre perspectivas en África

"Open Source Software es el elemento más importante cuando se trata de garantizar un acceso equitativo a la información y a las tecnologías de la información de los países en vías de desarrollo", afirma Chonia.

"Sobre todo, porque la posibilidad de desarrollar ulteriormente el software abre perspectivas nuevas para los jóvenes. En África, donde la migración es a menudo la única salida para prosperar, esto es especialmente importante".

Una red de colaboradores africanos, en Accara, distribuye los ordenadores a escuelas, universidades, hospitales y organizaciones humanitarias. En 1994 se fundó el 'Free and Open Source Software Ressource Center' (FOSSREC), donde informáticos de Europa y Estados Unidos trabajan voluntariamente durante un mes para formar al personal local.

El objetivo del centro es crear 'in situ' una red de apoyo que ofrezca a los jóvenes una preparación informática y el intercambio recíproco de los conocimientos adquiridos. "De esta manera, los jóvenes talentos no se ven obligados a venir a estudiar a Europa. Una vez aquí, es poco probablemente que regresaran a su país".

swissinfo, Paola Beltrame

Contexto

Se conoce como Software Open Source todos los programas informáticos emitidos con licencia para su utilización, estudio, modificación y redistribución.

El concepto del Open Source se basa en la libertad de intercambiar ideas e informaciones, por lo que su utilización tiene implicaciones no son sólo técnicas y económicas.

Al igual que las ideas, Open Source puede influir en el tejido social y generar efectos éticos, económicos, políticos y hasta culturales.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×