Nuevo golpe para un consorcio bancario suizo

El consorcio Credit Suisse Group tampoco escapa a la crisis. Keystone

El Credit Suisse Group anunció una pérdida neta de 3.400 millones de francos en la gestión 2002.

Este contenido fue publicado el 21 enero 2003 - 14:13

Los malos resultados del segundo banco de Suiza provocaron sin embargo una reacción positiva en la Bolsa.

Un nuevo balde de agua fría para la economía helvética constituyó el anuncio del Credit Suisse Group (CSG) de los malos resultados obtenidos en el ejercicio del 2002.

Para el Credit Suisse Group el 2002 fue el año más difícil de toda su historia, debido esencialmente a los problemas de su filial en Boston, Estados Unidos, donde se han registrado las pérdidas más importantes, que alcanzan a casi mil millones de francos.

El Credit Suisse First Boston (CSFB), deberá desembolsar unos 702 millones de francos para cubrir los gastos por varios litigios judiciales, lo que se agrega los gastos de 234 millones de francos que corresponden a un acuerdo de principio concluido con las autoridades de control de Estados Unidos.

El CSFB sufrió también la pérdida de 390 millones de francos, tras la deducción de los impuestos inherentes a la venta de su filial estadounidense de Pershing.

La opinión de los economistas

Tras conocerse el monto de la pérdida, los analistas de algunos bancos privados suizos, culpan de la debacle a los expertos financieros estadounidenses que se vieron envueltos en procesos judiciales, acusados de falta de independencia y de objetividad.

Otros errores de los especialistas basados en Boston, consistieron en la entrega de informaciones erróneas, análisis inexactos sobre las participaciones en la bolsa, y sus implicaciones en el caso de la quiebra de, Enron, el gigante de la electricidad de los Estados Unidos.

Este es al menos el análisis realizado por el consultor especializado del banco Barclays de Londres, Hilary Cook, que estima que los gastos de esos litigios judiciales no fueron considerados en las previsiones del grupo bancario suizo.

Optimismo bursátil

En cuanto a las perspectivas del 2003, los dirigentes del CSG manifestaron un total optimismo, debido esencialmente al buen comportamiento realizado por la sociedad de seguros Winthertur, que pertenece al grupo, y por el alza de las acciones cotizadas en la bolsa.

A pesar de los malos resultados del 2002, el valor de las acciones del grupo realizaron un aumento de 4,13% el mismo día de conocerse el monto de la pérdida, cotizándose a 32.80 francos (contra 31.50 el día anterior).

Otro elemento que justifica este optimismo, es que las pérdidas fueron registradas a comienzo del 2002, lo que a juicio del consultor independiente, François Savary, serán en gran parte absorbidas durante el ejercicio del 2003.

No obstante, en los medios financieros helvéticos subsiste preocupación por los anuncios en cascada de malos resultados que afectan al conjunto de la economía suiza en este comienzo de decenio.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo