Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Nuevos límites a la contaminación del aire

La aviación y las calefacciones, factores de contaminación.

(swissinfo.ch)

El Protocolo de Göteborg, tendiente a reducir los contaminantes atmosféricos, entra en vigor este martes en Suiza.

El ministerio del Medio Ambiente señaló que la ley actual permitirá alcanzar los objetivos del acuerdo internacional para el 2012, por lo que no se prevé una modificación legislativa.

En comparación con los niveles registrados en 1990, Suiza se comprometió a reducir en 40% las emisiones de azufre, en 52% las de óxido nitroso (NOx), en 13% las de amoníaco y los compuestos volátiles orgánicos (VOCs) en más de la mitad.

El objetivo es reducir la contaminación atmosférica y la presencia de ozono. El Ministerio del Medio Ambiente espera que para el 2010 la calidad del aire mejore de manera considerable en áreas urbanas, sobre todo en el cantón del Tesino, afectado en gran parte por el tráfico fronterizo con Italia.

"Cuando los 31 países que firmaron el protocolo lo hayan aplicado, las emisiones de azufre en Europa se reducirán en 60%, y las emisiones de los precursores de ozono -NOx y VOCS- decrecerán en 40%", indicó el Ministerio en un comunicado.

Para hacer cumplir las directrices del protocolo, Suiza no tendrá que introducir una nueva legislación.

"Con base en las cifras actuales, seremos capaces de alcanzar nuestros objetivos si seguimos aplicando la ley de manera consecuente, sobre todo en lo que concierne las medidas de protección del aire y los límites de contaminación producida por los vehículos automotores", añadió el Ministerio.

Ese no fue el caso con respecto al Protocolo Kyoto sobre emisiones de gases con efecto invernadero.

Para alcanzar los objetivos dispuestos en el acuerdo –reducir las emisiones de dióxido de carbono en 10% para 2010, con respecto a los niveles de 1990- Suiza introdujo en octubre un impuesto de 1.5 céntimos por litro de gasolina o diesel.

Si esas medidas se revelan insuficientes, se podría aplicar una tasa mayor al combustible para el transporte.

A futuro

El Ministerio del Medio Ambiente, confía en poder alcanzar los objetivos del acuerdo de Göteborg.

Suiza pretende reducir la contaminación de las partículas producidas por los motores y los sistemas de calefacción.

De acuerdo con algunas investigaciones, la presencia de algunas partículas puede causar enfermedades respiratorias, algunos tipos de cáncer, enfermedades de corazón y hasta afectar al sistema nervioso central.

La aplicación del Protocolo de Goteborg debería tener otro efecto positivo, reducir en 10% o 15% las superficies afectadas por la acidificación -causada por el azufre, el nitrógeno y las emisiones de amoníaco-.

Pero el Ministerio del Medio Ambiente advierte que del 60% al 70% de la mayoría de los ecosistemas acumulará todavía demasiado nitrógeno.

swissinfo y agencias

Datos clave

Con la ratificación del Protocolo de Goteborg, Suiza se compromete a reducir algunos tipos de contaminantes atmosféricos por debajo de los niveles registrados en 1990.

Los siguientes agentes contaminantes serán reducidos:
Dióxido de azufre en 40 %
Óxidos Nitrosos en e52%
Compuestos Volátiles Orgánicos en 51%
Amoníaco en 13%.

Fin del recuadro

Contexto

El Convenio de Ginebra de 1979 sobre la Contaminación Transfronteriza de la Atmósfera ha sido ratificada por 49 países, incluyendo a Suiza (1983).

Se trata del más antiguo acuerdo internacional en materia ambiental.

Consta de ocho protocolos adicionales, incluyendo el acuerdo de Goteborg.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×