Navigation

Nuevos obstáculos en 2005 y 2006

Bernd Schips, del Centro de Investigación Coyuntural señala las perspectivas económicas. Keystone

La economía suiza cerrará bien el 2004, pero reducirá su ritmo de crecimiento de los próximos dos años, afectando con ello la generación de empleos.

Este contenido fue publicado el 28 septiembre 2004 - 15:39

La tendencia se repetirá en Estados Unidos, Asia y Europa, estiman los expertos de KOF, quienes anticipan que sólo el sector servicios generará nuevas plazas.

La economía suiza enfrentará nuevos obstáculos durante el 2005 y el 2006, al menos en un tema que es altamente sensible para la población: el empleo.

Sin embargo, hay que poner cada cosa en su sitio.

La recuperación económica sigue en pie durante el 2004. El Producto Interno Bruto (PIB) -indicador que suma el avance de todos los sectores productivos del país- crecerá 1,6% este año; 1,8% en el 2005 y sólo hasta el 2006 sufrirá un ligero tropiezo, al crecer 1,5%.

Estas previsiones, que forman parte del Barómetro Económico 2005-2006 que presentó este martes (28.09)en Zúrich el Centro de Investigación Coyuntural (KOF por sus siglas en alemán) de la Escuela Politécnica Federal de Zurich, son positivos en general.

No obstante, insuficientes para dar respuesta a las necesidades de una economía con 4,2 millones de trabajadores y miles de jóvenes que cada año buscan integrarse al mercado laboral.

En cuanto a las cuentas del gobierno y el banco central, KOF también da perspectivas:

“Las finanzas públicas seguirán en problemas –el gobierno gasta más de lo que ingresa-; y el Banco Nacional Suizo (BNS) intensificará su política monetaria “restrictiva”; esto es, promoverá el incremento de las tasas de interés”.

¿Panorama perdido?

No de forma radical. Es sólo menos favorecedor que en el 2004.
De hecho, el KOF también dio buenas noticias. Revisó al alza su previsión de crecimiento económico para el 2004, al llevarlo del 1,4% que anunció hace tres meses, al 1,6% que ratificó hoy.

Es en el 2005 cuando el panorama se ensombrece, por lo que KOF corrigió su expectativa de crecimiento de 1,9 a 1,8%.

Entre las fortalezas de la economía helvética en el mediano plazo se encuentra la salud de su sector exportador. Este año, la venta de productos suizos al extranjero crecerá 7,6% como promedio.

En el 2005 y el 2006, KOF afirma que avanzará 5,7% y 5,2%, respectivamente. Un nivel menor al del presente año, pero cuatro veces superior al de la economía como conjunto.

Los sectores productivos con mejor desempeño exportador serán la maquinaria, el sector electrónico y el farmacéutico.

Los avatares del empleo

Una serie de factores habrán de conjugarse para que el empleo no reaccione tal y como los suizos lo hubieran querido en el 2005 y el 2006.

El componente más importante: la “desaceleración del crecimiento económico”. Esto es, la economía crece, sí, pero a un paso más lento, por lo que es difícil generar nuevos empleos.

Por otra parte, el sector productivo avanza de forma desigual. Es decir, sólo los servicios (con la actividad financiera y turística a la cabeza) serán generadores de nuevas oportunidades laborales.

En contrapartida, la industria y el campo seguirán replegando sus capacidades. Cada vez acudirán a menos gente para realizar su función en la economía.

A esto se debe que el KOF estime que la tasa de paro pase de 3,9% en el 2004, a 4% en el 2005 y a un nada alentador 4,3% en el 2006.

Para aterrizar estos indicadores, estamos hablando de entre 150.700 y 189.400 suizos –o extranjeros legalizados- que no encontrarán empleo en los dos años por venir.

Un vistazo al mundo

En términos generales, a la economía mundial le sucederá lo mismo que a la helvética. El 2004 será un muy buen año, y el 2005 y 2006 serán periodos más modestos.

Los avances se deberán al dinamismo de Estados Unidos y Asia.

Estados Unidos, en particular, es el “primer motor” del mundo. Y según KOF, su economía crecerá 4,4% este año (casi el triple que la de Suiza), para luego moderar el ritmo en los años 2005 y 2006, a crecimientos del 3,3 y 3,1%, respectivamente.

Los vecinos de la Unión Europea (UE) también presentan mejores perspectivas que Suiza durante los próximos dos años, cuando la Eurozona crecerá 2,1 y 2% respectivamente.

KOF hace también una acotación importante con respecto a la política monetaria de Estados Unidos –y consecuentemente, del resto del mundo-, la Reserva Federal (Fed) seguirá adelante con su política “restrictiva”.

Luego de un largo periodo (todo el 2003) de promover tasas de interés bajas para reactivar el crédito y fortalecer a las empresas, ahora apretará el cinturón.

Al igual que en Suiza, las tasas de interés irán al alza.
Y el Banco Central Europeo (BCE) –que hasta ahora se ha mantenido al margen y no ha aumentado sus tasas- hará exactamente lo mismo: también encarecerá el crédito.

Los precios internacionales del petróleo, por su parte, seguirán siendo volátiles.

“No es remoto que el precio del petróleo (Brent del Mar del Norte) se mantenga alrededor de los 40 dólares por barril de aquí a finales del 2005”, refiere KOF.

De hecho, prevé un promedio de 37,2 dólares por barril para el 2004; alrededor de 40 dólares para el 2005; y finalmente 37,5 dólares para el 2006.

swissinfo/Andrea Ornelas

Datos clave

El PIB crecerá 1,6% este año; 1,8% en el 2005 y 1,5% en el 2006.
El desempleo pasará de 3,9% en el 2004, a 4% en el 2005 y un 4,3% en el 2006.
Las tasas de interés de corto plazo promediarán 0,4% en el 2004; 1% en 2005 y 1,4% en el 2006.
La inflación será de; 0,8% este año, de 1,3% en el 2005 y de 1% en el 2006.

End of insertion

Contexto

La economía de Estados Unidos, la Unión Europea y Suiza consolida su crecimiento en el 2004, pero sufrirá tropiezos en el 2005 y 2006.

Persistirá la volatilidad en el mercado internacional del petróleo y las tasas de interés en todo el mundo irán al alza, lo que encarece el crédito y complica a las empresas en sus esfuerzos de crecimiento.

En la Confederación Helvética el sector más dinámico en el 2005 y 2006 será el de los servicios. La industria y el campo reducirán el empleo.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo