Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

ONG suizas critican prácticas de Nestlé

Nestlé en el banquillo de los acusados de ONG suizas.

(Keystone)

Deploran prácticas laborales y ecológicas de Nestlé en Colombia y piden la intervención de Berna para que la firma "reoriente su política" en ese país.

Nestlé, por su parte, descalifica las acusaciones y asegura que los principios de gestión de la empresa son rigurosamente idénticos en todas partes.

El Consejo "no puede más que condenar las prácticas de Nestlé en Colombia. Estima que no son aceptables por parte de una multinacional que proclama su buena reputación y la confianza que sus clientes le otorgan", asienta la declaración final del Consejo que analizó diversos testimonios de trabajadores colombianos sobre el comportamiento de la empresa.

"La condena, enteramente previsible y los pronunciamientos faltos de verdad de las organizaciones concernidas no cambian nada. Nestlé mantiene su política iniciada hace 60 años que beneficia al país, a sus consumidores y a los propietarios del grupo", precisó a swissinfo el vocero de la empresa, François-Xavier Perroud.

Diversas agrupaciones sociales, de carácter religioso y partidos políticos suizos, integrados en la organización Multi Watch, convocaron a una audiencia pública los días 29 y 30 de octubre en Berna, para analizar las denuncias de trabajadores de Nestlé en Colombia en el sentido de que la empresa helvética ha incurrido en prácticas irregulares en detrimento de sus empleados y del medio ambiente local.

En detrimento del trabajador

De manera posterior, swissinfo conversó con los trabajadores colombianos que viajaron a Suiza para participar en ese foro público y para entrevistarse con instancias locales y representantes de la Organización Internacional del Trabajo. Nuestros interlocutores subrayaron la existencia en su país de contubernios entre autoridades y trasnacionales.

"La razón de nuestra presencia en Suiza es dar a conocer las políticas de Nestlé en relación con las prácticas antisindicales que viene manejando desde hace mucho tiempo, en relación también con la muerte y desaparición de algunos trabajadores", precisó Alejandro García, abogado del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria de Alimentos de Colombia (Sinaltrainal).

"También estamos denunciando la contaminación de las aguas de los ríos Guatapurí y Bugalagrande como prácticas que van contra el control ambiental. Y también estamos denunciado la practica de Nestlé al vender, en el 2002, leche que se encontraba ya pasada y que pone en peligro la vida de las personas.

El representante del Sinaltrainal manifestó igualmente su preocupación por la política de aniquilamiento de las organizaciones sindicales y la permanente embestida contra los derechos de los trabajadores. (En más sobre el tema: Sindicalistas colombianos perseguidos y precarizados).

El Consejo

La audiencia designó un consejo de cinco personalidades -Carlo Sommaruga; Rudolf Schaller; Carola Meier-Seethaler; Dom Tomas Balduino y Anne-Catherine Menétrey-Savary- constituidas como tribunal de opinión y que al final de la sesión adoptaron una declaración final.

"Bien por omisión en garantizar la calidad de sus productos o la protección del medio ambiente, bien por su política de desmantelamiento de las condiciones de trabajo y de la hostilidad implacable ante los sindicalistas, o bien por sus métodos agresivos en términos de política económica, Nestlé sobrepasa los límites tolerables", subraya el documento.

La empresa Nestlé declinó la invitación a participar en el encuentro pero envió un documento para dar parte de su posición. La declaración final del Consejo afirma que el propósito de la empresa era refutar anticipadamente las acusaciones en su contra.

"Las afirmaciones aportadas por Nestlé para su defensa han sido tenidas en cuenta por los miembros del consejo y éstos se han referido a ellas para plantear preguntas a los expertos y testigos y las respuestas (de éstos últimos) han ido generalmente mucho más allá que las justificaciones sumarias de la empresa y nos han parecido mucho más convincentes".

El Consejo se pronunció también porque "las autoridades suizas convoquen a Nestlé a reorientar su política en Colombia" y condicionen sus relaciones económicas con otros países en función del respeto a los derechos humanos, "y ello, de manera particular, con el gobierno colombiano".

Nestlé: condena previsible

A pregunta de swissinfo sobre la ausencia de representantes de Nestlé en la audiencia pública, François-Xavier Perroud, aludió a la falta de credibilidad que para la empresa tenía un encuentro semejante en el que, aseguró, todo indicaba que las conclusiones estaban predeterminadas.

"En términos generales se nos acusa de ser hostiles al sindicato, lo que contrasta con el hecho de que en Nestlé Colombia la tasa de organización sindical es de 60%, mientras que a nivel del país la tasa es de sólo 5%", especificó el vocero de la empresa.

Con respecto a las acusaciones en torno a la comercialización de leche vencida y la contaminación ecológica, el representante empresarial explicó que se trataba de leche en polvo importada y cuyo productor había marcado con fechas de caducidad equivocadas.

"Nestlé no hizo más que corregir este error y el producto, de acuerdo con el Laboratorio nacional y el peritaje hecho por terceros, era perfectamente propio para el consumo".

Destacó asimismo que "las técnicas ambientales están en rigurosa conformidad con las normas y las reglamentaciones locales. La estación de depuración de la fábrica de Bugalagrande –construida mucho antes de la legislación local lo exigiera- es citada con frecuencia como ejemplo de las buenas prácticas ambientalistas".

Inquirido sobre si Nestlé contemplaba la instrumentación de algún tipo de medidas luego de las denuncias presentadas, François-Xavier Perroud aseguró que Nestlé ha analizado los planteamientos del sindicato y ha constatado que carecen de fundamento.

"Entonces, vamos a seguir trabajando en circunstancias muy difíciles, esforzándonos por contribuir al desarrollo económico del país y la seguridad de todos nuestros colaboradores en la medida de nuestros medios".

Clima de violencia

En lo que atañe a la seguridad, los denunciantes documentaron los casos de 10 trabajadores asesinados por presuntos paramilitares entre 1986 y 2005, en su mayor parte líderes sindicales y que fueron ultimados en momentos de conflicto obrero-patronal.

La declaración final del Consejo enfatiza su preocupación por la seguridad de los trabajadores colombianos que se desplazaron a Suiza para prestar testimonio y hace un esbozo de la crítica situación que vive el sindicalismo en un país enlutado por más de 40 años de guerra civil.

Subraya la inexistencia de garantías jurídicas para la protección de los derechos de los trabajadores y la presencia de grupos paramilitares en las proximidades de las empresas multinacionales, lo que genera un clima permanente de violencia, amenazas, enfrentamientos y de miedo.

En su texto, el grupo se manifiesta en favor de la adopción de medidas en Suiza y en el plano internacional, "para obligar a Nestlé a respetar los derechos humanos previstos por las convenciones internacionales y la Constitución política de Colombia, si se diere el caso, a través de los tribunales ordinarios".

Asimismo, los miembros del Consejo recomiendan interponer una acción ante la Organización Internacional del Trabajo y lanzan un llamado a las organizaciones internacionales de juristas, sindicales y, en general, no gubernamentales, "para denunciar las acciones de Nestlé y de las demás multinacionales que violan los derechos humanos y exponen sus empleados a la violencia o la miseria".

swissinfo, Marcela Águila Rubín

Datos clave

El 29.10.05 tuvo lugar en Berna una audiencia pública sobre Nestlé en Colombia.
Fue convocada por Multi Watch, organización constituida el 14.05.05 ONG, organizaciones sindicales, de cooperación, partidos políticos, grupos vinculados a la iglesia y movimientos antiglobalización.
Integraron el Consejo de la ausiencia: Carlo Sommaruga, Rudolf Schaller, Carola Meier-Seethaler, Dom Tomas Balduino y Anne-Catherine Menétrey-Savary.
Representantes del Sindicato de la Industria de Alimentos de Colombia (SINALTRAINAL) denunciaron un contubernio entre autoridades y trasnacionales para aniquilar el sindicalismo en ese país.

Fin del recuadro

Contexto

Datos de la resolución final:

En Colombia se registran veinte muertes diarias por razones políticas.
Los trabajadores y particularmente los sindicalistas, están expuestos a amenazas constantes.
Se han registrado 4.000 asesinatos de sindicalistas desde 1987, miles de desapariciones forzadas y 1.700 casos de violaciones a los derechos humanos.
En la actualidad, el 60% de la población colombiana vive en condiciones de pobreza.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×