Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Peace Watch Suiza nota déficit democrático en México

Atenco: violaciones a mujeres detenidas, un muerto y mucha represión son la denuncias que también aparecen en el informe de PWS.

(Keystone)

Peace Watch Switzerland (PWS) presentó su informe 'Elecciones y derechos humanos en México' centrado en los estados de Chiapas, Guerrero y Oaxaca.

Quince voluntarios suizos participaron en las tareas de observación preelectoral y de vuelta a casa informaron "que en México aún existen grandes injusticias".

Este domingo 2 de julio hay elecciones presidenciales en México, un tema que ha ocupado a Peace Watch Switzerland (PWS) desde la perspectiva de la defensa de los derechos humanos en tiempos preelectorales.

"Mientras que el gobierno mexicano de Vicente Fox defiende en el exterior la salvaguarda de los derechos humanos en México y se ocupa desde junio pasado de la presidencia del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra; en el interior del país la población indígena- sumida en la pobreza- vive una realidad envuelta en una política interna represiva con un fuerte e inquebrantable déficit democrático."

Así comienza el texto de PWS en el que se denuncia que "en el sur de México se pasa por alto de forma sistemática tanto los derechos humanos como los derechos de la población indígena."

"Proceso democrático falto de credibilidad"

Uno de los autores del informe, Ramon Berger, recuerda que en este periodo preelectoral en México "la credibilidad en el proceso democrático se pierde a causa de las violaciones a los derechos humanos y de los pueblos indígenas en el sur de México, además de la pobreza y la impunidad en la que vive el país".

"Compra de votos por todos los partidos participantes por un kilo de azúcar o de arroz son aún prácticas corrientes en algunos sitios donde la pobreza es extrema", asegura Theres Höchli, una maestra de Zúrich que por segunda ocasión consecutiva viajó a México como observadora de PWS.

"La gente está muy mal informada de sus derechos, por lo que se deja poner bajo presión fácilmente", informa ante las alrededor de 50 personas atentas a sus declaraciones.

Trabajo de información en Suiza

¿Porqué el interés en Suiza de lo que ocurre en México?: "A mí me toca lo que pasa en México, un país que me fascina, su población, su cultura, y por supuesto, la defensa de los derechos humanos. Trato de hacer algo por un mundo más justo", responde a swissinfo esta joven de 30 años de edad.

¿De qué sirve fungir como observadora?: "La gente en México sabe que hay gente en Europa que se preocupa por la situación. Saben que no están solos. Además aquí trabajamos para informar que en México todavía hay problemas, aún hay grandes injusticias."

Los "tristes acontecimientos" recién ocurridos en San Salvador Atenco, en el Estado de México, donde una brutal represión contra la población civil mostró una de las caras de la política interna, fueron descritos por la voluntaria Agi Biro, quien hace tan sólo una semana volvió de México.

Con 25 años de edad y electricista de profesión, esta mujer ha sido una de las voluntarias que sin recibir ningún ingreso económico a cambio ha dedicado tres meses de su tiempo a la observancia de los derechos humanos, luego de ser formada para tal efecto en una de las organizaciones de derechos humanos mexicanas que colaboran con PWS.

La organización suiza tampoco deja de lado en su informe la frágil situación en Oaxaca ni las consecuencias del acuerdo de libre comercio con los dos vecinos del norte: "El país de origen del maíz debe importar ya el 35% del cereal, perdiendo con ello su soberanía alimenticia", sostiene Roman Berger, periodista y otra de las voces de PWS en la presentación del informe en Zúrich.

Ciudadanos del mundo

Si bien es cierto que la atención está centrada actualmente a la invitación a las urnas de este domingo, no se debe bajar la guardia en la protección de los derechos humanos y de los indígenas en vísperas de los comicios locales en Chiapas del 20 de agosto próximo, indicó Alma Noser, también integrante este año del cuerpo de voluntarios suizos que acaba de regresar de México y defensora suiza de larga data de los derechos humanos.

"Estamos en México para vigilar el respeto a los derechos humanos", afirma por su parte Philipp Gerber, coordinador del proyecto de PWS en ese país y en Guatemala y quien también este año viajó al sur mexicano.

"Como ciudadanos del mundo podemos observar los procesos electorales y la situación de los derechos humanos. Con la presencia internacional se puede disminuir el peligro que corre la gente cuando lucha por sus derechos", afirma el suizo de 35 años de edad.

Atentos a los acontecimientos

"México en su política exterior siempre ha sido muy progresivo, aunque de manera interna se ha mostrado muy represivo. Creo que se trata de una tradición que aún subsiste, pero hay señales de que está comenzando ha acabarse y de que México quiere proteger más los derechos humanos en su interior", confía.

"Con nuestro informe podemos dar cuenta a la gente, a las instituciones gubernamentales e internacionales de lo que pasa en México para que estén atentos."

Justamente el coordinador de los proyectos en México y Guatemala de Peace Watch Switzerland está esperando poder ser recibido en el Ministerio de Exteriores para dar cuenta de lo visto en México, ya que esta dependencia gubernamental tiene un programa específico para apoyar el proceso de paz en el sur mexicano y además respalda financieramente las tareas de PWS.

Las conclusiones de este informe ya han llegado también a oídos de representantes del Alto Comisionado de Derechos Humanos de Naciones Unidas, en la ciudad suiza de Ginebra, y ante el Embajador de México en Berna, José Luis Bernal, indicó a swissinfo Tildy Hanhart, responsable de Propaz.

ProPaz es el programa a favor de la paz en el sur de México, impulsado por las organizaciones suizas Caritas, Acción Cuaresma y la Ayuda Suiza de Iglesias Protestantes, (HEKS, en sus siglas en alemán) que sostienen también las tareas de observación de PWS.

Diálogo entre gente de Suiza y México

Para Philipp Gerber la tarea de PWS es también un diálogo entre la gente común suiza y mexicana. El México mostrado en esta reunión en Zúrich está dividido. En él "la gente pobre, la gente indígena no tiene acceso a la justicia, no tiene derechos y lucha por ellos; una imagen que no se ve mucho en el exterior". Ni en el interior, pues los grandes medios de comunicación callan y deforman la realidad, apuntan los observadores.

"No estamos a favor de nadie. Tratamos de darles un poco de seguridad a los que luchan por defender los derechos humanos. La población indígena mexicana enfrenta una política interior represiva mientras que el gobierno de Vicente Fox muestra otro México en el Consejo de Derechos Humanos."

Una persona del público pregunta a los exponentes si el hecho de que México presida ese Consejo pudiera resultar beneficioso. Otro señor quiere saber qué significa la impunidad para la gente de México... El interés se ha despertado. Misión cumplida.

swissinfo, Patricia Islas Züttel en Zúrich

Contexto

Tres delegaciones suizas con 15 observadores voluntarios estuvieron en los estados mexicanos de Chiapas, Oaxaca y Guerrero entre febrero y junio de este año.

Otros 15 voluntarios de PWS acudieron a los campos de observación de los derechos humanos en la región de Chiapas, una tarea que Peace Watch Switzerland realiza desde hace nueve años.

A partir de 2005 fue ampliado su radio de acción en Chiapas, y en labor conjunta con el programa ProPaz de Caritas, Acción Cuaresma y HEKS de Suiza se pudo colaborar con otras cuatro organizaciones locales (Alianza Cívica, Sipaz, ProPaz y el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas) para formar a voluntarios indígenas en la observación de infracciones a los derechos humanos.

PWS cuenta con el apoyo financiero del Ministerio de Exteriores de Suiza, además del respaldo de HEKS/EPER, Caritas, Amnistía Internacional Thun/Interlaken y otras 50 pequeñas organizaciones eclesiásticas o sociedades que ponen su grano de arena en la defensa de los derechos humanos.

En 2005 hubo además 143 donadores privados que respaldaron la tarea de PWS con más de 42.000 francos.

Fin del recuadro

Datos clave

En México:

Elecciones presidenciales (sexenales): 2 de julio de 2006 (además de legislativas y para elegir gobernador o representantes municipales en varios estados)

Elecciones para gobernador en Chiapas: 20 de agosto de 2006.

En Suiza:

Treinta personas de Suiza viajaron hasta ahora a México en el marco de las tareas de PWS.

Es el noveno año consecutivo que PWS realiza tareas de observación para la defensa de los derechos humanos en el sur de México.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×