Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Pedaleando en los mataderos de Saint-Imier

Sólo once de las 223 personas registradas llegaron a la meta final en la última edición del maratón. (www.filmvoices.com/Omsk)

(Largada na prova do ano passado, na Sibéria (www.filmvoices.com/Omsk))

Así se entrena Vincent Scheidegger para correr, el próximo 6 de enero, la semimaratón en la gélida Siberia.

Carpintero de profesión, de 28 años de edad, Vincent es un apasionado de la marcha a pie y del atletismo de fondo.

Con el fin de preparar su cuerpo para la carrera de 21 kilómetros sobre los hielos de la tundra siberiana, cada tres días Vincent pasa la noche - en calzoncillos - dentro de un saco de dormir desplegado sobre una terraza de su casa y pedalea en los frigoríficos municipales de Saint-Imier, en el Jura del cantón de Berna.

"Ahora hay entre cero y cinco grados bajo cero en la ciudad. Para habituarme al frío duermo una noche en mi saco de dormir y la noche siguiente hago bicicleta fija en los frigoríficos municipales para ejercer los pulmones en el frío", explica a swissinfo.

Pedalear entre la carne congelada

Vincent pedalea durante 70 minutos encerrado en los congeladores del matadero de Saint-Imier donde el termómetro puede bajar hasta menos 20 grados. Para hacer más soportables el clima impregnado de olores de la carne almacenada y el aspecto lúgubre de las instalaciones, pegó en los muros un afiche de las soleadas playas de Tahití.

A pesar de que no es conocida en los calendarios internacionales del atletismo, la prueba de Siberia tiene fama de ser implacable. El año pasado, bajo una temperatura récord de 42 grados bajo cero, de los 134 participantes, sólo 11 completaron el recorrido.

Los riesgos de Siberia

"Los riesgos están relacionados con el frío porque en esta época el termómetro baja hasta menos 40 grados. Hay riesgos de leves congelaciones sobre todo en los ojos y el rostro", precisa.

Una ultramaratón en Malí (Africa) y una travesía de Suiza en 18 etapas figuran entre los logros más recientes de Scheidegger. El propósito de esas aventuras era recoger fondos para un modesto club de fútbol de Saint-Imier.

"Mi objetivo es conocer a gente particular, compartir algunas semanas y aprender cómo esas personas viven en condiciones tan inhabituales", subraya.

Aunque es vecino de la región de La Brévine (cantón Neuchatel) considerada por su clima como la Siberia suiza, e incluso en estos días de frío sin precedentes en las montañas suizas, Vincent Scheidegger, prefiere para su entrenamiento las noches gélidas frente a su casa y los congeladores de su pueblo.

Jaime Ortega


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes