"El grupo Suiza-País Vasco no es representativo"

Teo Uriarte y Javier Elorrieta, durante su visita a la capital suiza. swissinfo.ch

Dos miembros de la Fundación para la Libertad se entrevistaron durante dos días con distintos parlamentarios suizos tras la creación del Grupo Parlamentario Suiza-País Vasco.

Este contenido fue publicado el 10 marzo 2010 - 16:35

Javier Elorrieta, vicepresidente de la fundación, viajó a Berna junto a Teo Uriarte. Ambos fueron miembros de ETA en la época franquista y ahora viven amenazados por el terrorismo.

Según Elorrieta, los legisladores suizos con los que hablaron les trasladaron que el grupo parlamentario tiene poca importancia y no es representativo en el Legislativo suizo. “No le dan un valor especial y pensamos que es así. Sólo les hemos alertado de la utilización propagandística que hace Batasuna en España de este grupo minoritario para darse una cierta legitimidad”, explica a swissinfo.ch.

Elorrieta y Uriarte visitaron la capital suiza antes de acudir, el viernes 12 de marzo, al Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra para pedir que se nombre un relator especial para proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales en las sociedades amenazadas por el terrorismo.

Renuncia de Vischer

El citado grupo parlamentario fue creado en enero pasado y quedó inscrito en el Legislativo helvético. Lo preside Josep Zisyadis, diputado del Partido del Trabajo por el cantón de Vaud, y su finalidad es reforzar las líneas entre ambos territorios y contribuir a una solución pacífica en el País Vasco. El otro de los representantes, el ecologista Daniel Vischer, salió del grupo la pasada semana según informaron los diarios ‘Aargauer Zeitung’ y ‘Le Temps.

“Nos reunimos en primer lugar con el diputado socialista Hans Widmer (Lucerna) y la senadora demócrata cristiana Anne Seydoux (Jura), de la comisión de Política Exterior del Consejo de los Estados (cámara alta)”, explica Elorrieta. “Les expusimos que el grupo citado está auspiciado por Batasuna con motivos propagandísticos de sus posiciones. Algo que no viene nada bien en la lucha contra el terrorismo ni para la situación de los vascos no nacionalistas que viven amenazados”.

En la segunda jornada de debates se encontraron con Eric Voruz, diputado del Partido Socialista (Vaud) y con Luc Barthassat, demócrata cristiano del cantón de Ginebra y que forma parte de la comisión de Política Exterior del Consejo Nacional (cámara baja).

Encuentros positivos

Elorrieta expone que no les fue posible encontrarse con el diputado Josep Zisyadis. “Nos hubiera gustado explicarle cuál es la situación en el País Vasco, pero él ha rechazado la reunión y no le pudimos entregar documentación sobre la situación. Nosotros seguiremos con la voluntad de debatir con Zisyadis para insistir que detrás del grupo está Batasuna”.

Por su parte, el representante de la Fundación para la Libertad en la Confederación, Noël Pedreira, relata a swissinfo.ch que los encuentros mantenidos han sido muy positivos, ya que en Suiza se conoce poco la realidad del País Vasco. “Cuando les decimos que cualquier concejal no nacionalista de cualquier municipio tiene escolta se quedan alucinados. No entienden estos hechos pero nos apoyan. Eric Voruz fue alcalde de Morges (cantón Vaud), y la actual alcaldesa, de origen vasco, ya le había comentado lo que pasaba en el País Vasco. Se mostró muy interesado”, dice Pedreira.

Posible visita al País Vasco

Los miembros de la fundación invitaron a los políticos suizos a visitar el Parlamento vasco o a que reciban a diputados de la región española. “Representantes de todo el arco político del Parlamento Federal Belga convivieron unos días con concejales municipales vascos del Partido Socialista y del Partido Popular y vieron la situación real de estas personas. Se dieron cuenta de que la violencia no acaba con el acto terrorista, sino cómo se traduce en el miedo existente desde el punto de vista social y la anomalía política que se vive allí”, indica Elorrieta.

En este sentido, Pedreira tratará de conseguir que una delegación oficial de parlamentarios vascos visite la Asamblea Federal de Suiza y viceversa.

Vascos no nacionalistas

El antiguo terrorista Teo Uriarte, fue condenado a dos penas de muerte en el proceso de Burgos y pasó ocho años en prisión (Cáceres y Córdoba) hasta que en 1977 la amnistía general liberó a todos los presos políticos del franquismo. Uriarte expone a swissinfo.ch que el diputado socialista Hans Widmer les preguntó por qué no se convocaba un referéndum en el País Vasco.

“Nuestra respuesta fue: mientras exista violencia, el pueblo no podrá ir a votar en libertad. Y cuando no haya violencia nadie pedirá la convocatoria de un referéndum”, acotó Uriarte.

“El mundo radical del nacionalismo vasco ha obtenido una victoria en términos de propaganda y es difícil acabar con esa imagen. Las reivindicaciones del nacionalismo vasco asumen el planteamiento de que todos los vascos son nacionalistas. Cuando ahora gobierna precisamente el Partido Socialista. El Parlamento tiene una mayoría no nacionalista, pero hasta ahora el discurso del nacionalismo ha dominado la cobertura en la prensa internacional”, lamenta Teo Uriarte.

Iván Turmo, swissinfo.ch

Fundación para la Libertad

Esta fundación, con sede en la ciudad vasca de Bilbao, tiene como finalidad el diálogo en el ámbito político y se dedica a combatir la violencia de ETA y su entorno cultural, social y político, además de explicar lo que pasa en el País Vasco.

Goza del estatus consultivo especial en el Consejo Económico y Social de la ONU.

El Grupo Parlamentario Suiza-País Vasco fue creado en enero pasado y quedó inscrito en el Legislativo helvético.

Tras la creación de la entidad, la Fundación para la Libertad envió una carta al Parlamento y al Gobierno suizos, en la que expresaba su inquietud y advertía sobre “los peligros de este grupo, impulsado según la entidad por Batasuna, partido independentista vasco intrínsecamente ligado a la banda terrorista ETA”.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo