Navigation

Skiplink navigation

Bombas atómicas: inmorales, dice ministra suiza

La ministra de Asuntos Exteriores de Suiza, Micheline Calmy-Rey, pide acciones. Keystone

La ministra de Asuntos Exteriores de Suiza, Micheline Calmy-Rey indicó en Nueva York que las bombas atómicas son inmorales.

Este contenido fue publicado el 04 mayo 2010 - 15:20

La representante suiza habló en el pleno de la conferencia para la revisión del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP). Entre tanto, el presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, advirtió que no detendrá la investigación de energía nuclear.

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, pidió el lunes que se castigue a los estados que amenazan con utilizar armas nucleares, en una clara referencia a la nueva estrategia nuclear de Estados Unidos anunciada el mes pasado.

Hablando ante 189 firmantes del Tratado de No Proliferación Nuclear (NPT, en sus siglas en inglés) de 1970, pidió que "se considerare cualquier amenaza de utilizar armas nucleares o atacar contra instalaciones nucleares pacíficas como una ruptura de la paz y la seguridad internacionales".

Estas amenazas deberían llevar a una "rápida reacción de Naciones Unidas y la terminación de toda cooperación de los miembrosel NPT con el amenazante estado agresor", afirmó.

Las delegaciones de Estados Unidos, Reino Unido y Francia abandonaron la sala de la Asamblea General de Naciones Unidas durante el discurso del presidente iraní.

Uno de los castigos propuestos por Ahmadineyad para los países que utilicen o amenacen con utilizar armas nucleares contra otros países es su suspensión de la junta del organismo de supervisión nuclear de Naciones Unidas, con sede en Viena.

La revisión de la llamada "postura nuclear" de Estados Unidos reduce el papel de las armas nucleares en la política de defensa del país, pero no descarta el uso de cabezas nucleares contra países como Irán y Corea del Norte, a los que se considera infractores del NPT.

Pasos concretos, pide Suiza

La ministra de Asuntos Exteriores de Suiza, Micheline Calmy-Rey, dijo que las armas atómicas “no pueden emplearse, son inmorales e ilegales”. Suiza espera, dijo, que la conferencia sea la oportunidad de lanzar un plan de acción para frenar de forma concreta y pragmática el armamento nuclear.

En su discurso ante el pleno, este lunes, la ministra helvética dijo que las armas nucleares son aparatos de exterminio que de forma indiferenciada matan a la gente y al ambiente, por lo que lastiman los fundamentos del derecho internacional humanitario.

swissinfo.ch con agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo