Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Cataluña España: riesgo de deriva por ausencia de diálogo

Bar en Barcelona: escuchando mensaje de rey de España

En su mensaje a los españoles (03.10.17) Felipe VI falló en su papel de "padre de la nación" al que correspondía "reconciliar a sus hijos", estima el diputado suizo Manuel Tornare. 

(AFP/Pierre-Philippe Marcou)

La crisis entre Madrid y Barcelona debe resolverse mediante negociaciones. La ausencia de diálogo ha fortalecido el independentismo y la supresión de la autonomía catalana podría repercutir en una escalada de violencia semejante a la que se produjo con el tema del separatismo vasco, advierte legislador suizo de origen catalán.

“Tienen que sentarse a dialogar y reconocer los errores que las dos partes han cometido”, subraya el diputado socialista Manuel Tornare en referencia al Gobierno de España y el Gobierno de Cataluña, la Generalitat.  

Hablar, por ejemplo, de los motivos de la inconformidad: del Estatuto de Autonomía de Cataluña, aprobado en referéndum por la ciudadanía catalana en 2006 y recortado por el Tribunal Constitucional en 2010, provocando la mayor manifestación de protesta hasta entonces en la historia de la democracia local, precisa nuestro interlocutor. De las desventajas fiscales para Cataluña respecto a otras regiones.

“Para nosotros, en Suiza nos parece normal que los cantones más ricos contribuyan más en favor de los menos favorecidos”, anota, pero también “nos resulta incomprensible esa ausencia de diálogo entre Madrid y Barcelona”.

Comenta que la situación ha atraído la atención de muchas personas que se desinteresaban en el tema del independentismo, pero que el clima antagónico ha hecho que aquellos que están en desacuerdo se conviertan en masas silenciosas que no se atreven a pronunciarse.

Torpeza e intransigencia

Entrevistado por swissinfo.ch en vísperas de que el presidente de la Generalitat, Carles Puidgemont, se pronuncie antes de la inminente aprobación del Senado de la aplicación del Artículo 155, el parlamentario lamenta la falta de claridad del líder catalán, la intransigencia de Rajoy y la postura del rey de España.

“No cumplió con su papel de ‘padre de la nación’ al que correspondía reconciliar a sus hijos”, dice en referencia al discurso pronunciado por Felipe VI el 3 de octubre, en el que el monarca calificó de ilegal y contrario a la democracia el referéndum de independencia y criticó a las autoridades catalanas.

En ese mensaje a los españoles, su primero de ese tipo, el rey omitió cualquier referencia al diálogo y la concertación y a los alrededor de 800 lesionados con que se saldó el referéndum de dos días antes al chocar las fuerzas del orden contra la población catalana decidida a acudir a las urnas.

Integrante del Grupo de Amistad Parlamentaria Helvético-Catalana, Tornare defiende el derecho ciudadano a pronunciarse en las urnas y rechaza la idea de que Cataluña se separe de España. “Hay más ricos [que en otras regiones del país], pero, por ejemplo, ¿cómo subsanarían sus deudas tras la salida de las empresas y la imposibilidad de adherir a la Unión Europea?”

De uno a otro extremo

Recuerda que los catalanes -incluidos familiares suyos-, sufrieron durante 40 años de franquismo, persecución y destrucción del tejido social y cultural. Sin embargo, deplora, “ahora algunos han pasado de un extremo al otro con la solicitud de independencia”.

“Es la hora de Europa y no la del repliegue”, enfatiza.

Sin embargo, el representante ginebrino lamenta que el Gobierno encabezado por Mariano Rajoy haya desestimado la opción de una respuesta negociada y se haya opuesto de manera reiterada a las modificaciones legislativas necesarias para que la ciudadanía pudiera pronunciarse legítimamente en las urnas (toda vez que la Constitución de España no contempla un referéndum como el organizado en Cataluña).

Como lo señaló recientemente, al participar con la representación del Partido Socialista Suizo en el Consejo de Europa, y como lo reitera a swissinfo.ch, “es necesario que dejen de considerar los textos de la Constitución con un enfoque casi religioso”.

¿Ilegítimo derecho al voto?

Convocado por las autoridades catalanas el 1º de octubre, el referéndum había sido desautorizado por Madrid que trató de impedirlo con el apoyo de la fuerza pública, la clausura de locales designados para el voto y la incautación de urnas y papeletas, entre otras medidas. La jornada concluyó con un saldo de centenares de heridos y el “SI” mayoritario de los escrutados.

“Fue una votación efectuada bajo la prohibición, en condiciones de urgencia y precipitación, lo que falsea sus resultados”, señala el parlamentario suizo.

No era la primera vez que las autoridades catalanas intentaban medir en las urnas las intenciones secesionistas. Sin ir más lejos, el 9 de noviembre de 2014 tuvo lugar un “proceso participativo” luego de que el Tribunal Constitucional, a instancia del Gobierno de Rajoy, suspendiera el decreto para una consulta popular. El resultado fue también favorable a los independentistas, lo mismo que más tarde, durante los comicios parlamentarias del 27 de septiembre de 2015, diseñados como una suerte de plebiscito.

La probable aplicación del artículo 155 de la Constitución española, que suprimiría la autonomía de Cataluña, sería pues el colofón de varios años de intentos malogrados de determinar en las urnas si los catalanes quieren o no formar un Estado independiente. Y, en opinión de Manuel Tornare, podría generar una tal frustración que sus consecuencias serían imprevisibles.

“No hablaríamos de una guerra civil, pero grupos extremistas podrían generar explosiones de violencia”, como sucedió con los intentos del separatismo vasco. 

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×