Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Chávez "En Venezuela, tenemos la esperanza": Blaser

Miles de venezolanos se reunieron este domingo en las plazas Bolívar del país (Caracas en la imagen) para manifestar su adhesión al presidente Hugo Chávez.

Miles de venezolanos se reunieron este domingo en las plazas Bolívar del país (Caracas en la imagen) para manifestar su adhesión al presidente Hugo Chávez.

(AFP)

Desde Venezuela exhortan a cerrar filas en torno al presidente Hugo Chávez, que enfrenta un "complejo" proceso postoperatorio en La Habana. "Cada uno debe poner un surplus en lo que hace (...) Lo que se puede perder es mucho: en la realidad y la esperanza".

Liliane Blaser, documentalista suizo venezolana, ha seguido con su lente los altibajos de la Revolución Bolivariana emprendida por el comandante Chávez hace veinte años.

El proceso, analiza, ha hecho colosales avances en la lucha contra la pobreza, pero tiene ante sí el reto también enorme de acabar con la inseguridad, la corrupción y la ineficacia en parte de la burocracia estatal.

Mensaje a la nación

Previo a su partida a La Habana para someterse a la intervención quirúrgica, el dirigente envió un mensaje (07.12) a la nación en el que ratifica su compromiso con el proceso revolucionario, exhorta a la unidad y marca la ruta para evitar despeñaderos…  

“Es necesario, es absolutamente necesario, es absolutamente imprescindible someterme a una nueva intervención quirúrgica”, anunció Chávez el 8 de diciembre antes de partir a La Habana para emprender una nueva batalla contra el encono del cáncer.

Miles de venezolanos se concentraron un día después en las plazas Bolívar del país para mostrarle su adhesión. “¡Pa’lante, pa’lante, pa’lante comandante!”, coreaba entre lágrimas ese mismo pueblo, que el 13 de abril de 2002 salió también a la calle para arrancar a su presidente de manos de los golpistas. El mismo pueblo que cuatro veces le apostó en las urnas.

“Estuve en la Plaza Bolívar de Caracas. Estaba repleta. La gente entraba y salía. Había música revolucionaria. Uno siente que hay un pueblo que va a responder, que va a tomar el relevo del esfuerzo para que el presidente descanse todo lo que tenga que descansar”, narra Liliane Blaser.

Esas muestras masivas de solidaridad, pretenden algunos medios de prensa, son  pura emocionalidad, puro interés… “Me dieron una casa, estoy agradecido”.

Emoción sí, pero también conciencia

“Yo creo que sí, que estamos agradecidos pero no porque nos dieron una casa, no a todos nos dieron, sino porque nos dieron la esperanza de que podemos transformar las cosas. Sí, hay emocionalidad y hay agradecimiento, pero también hay conciencia”.  

Fundadora del Instituto de Formación Cinematográfica (COTRAIN), Liliane Blaser ha documentado en video el proceso bolivariano, cuyos primeros trazos remontan a 1992, cuando Chávez intentó derrocar a Carlos Andrés Pérez, tras  la sangrienta represión, por parte de su gobierno, de la rebelión popular contra las medidas neoliberales que intentó implementar en 1989.

El cambio entró en marcha en 1999, cuando el comandante asumió las riendas de la nación con un brío personal.

“Creo que durante 14 años él se ha montado encima un país. Mucha gente le ha respondido, pero también mucha gente no le ha respondido como debería”, advierte la también periodista. “En adelante, el proceso tendría que depender menos del esfuerzo de Chávez y más de todos nosotros”.

Entrevistada vía telefónica, nuestra interlocutora insiste desde Caracas en el necesario concurso de todos, inclusive más allá de las fronteras venezolanas, para que las conquistas en materia de alimentación, salud, vivienda, educación, pero también en la solidaridad y la unidad regional puedan seguir adelante.

“Cada uno debe poner un plus en lo que hace. Cada funcionario debe saber que en sus manos está un pedacito de la construcción de otro país y tomarlo muy en serio, porque lo que se puede perder es mucho, y no sólo en Venezuela, sino en el mundo, en la realidad y en la esperanza”.

Disposiciones antes de partir

Hugo Chávez había regresado el 7 de diciembre de la capital cubana, donde recibió una terapia hiperbárica. Un día después, y en un mensaje retransmitido por la cadena nacional, anunció la recidiva del cáncer.

Fue un discurso de unos 35 minutos salpicado de remembranzas. El presidente habló de sus batallas, de su fe y de sus milagros. Del amor a su gente y de su gente. Previno contra las acechanzas al proceso revolucionario y llamó a la unidad. Advirtió a sus opositores “Hoy tenemos Patria, que nadie se equivoque; hoy tenemos pueblo, que nadie se equivoque…”

El comandante Chávez aludió también a la eventualidad de no volver al mando y pidió a los suyos llevar a ese puesto al vicepresidente. “¡Elijan a Nicolás Maduro como presidente de la República. Yo se los pido desde mi corazón!”  

“Creo que fue muy importante que regresara. Mucha gente dice bueno, ¿para qué regresó?, ¿solamente a hablar?, habría podido hablar desde Cuba. Yo me imagino que regresó a reunirse con su gente y a aquilatar la situación, a discutir las salidas que había”, estima nuestra entrevistada.

Destaca la importancia del exhorto a la unidad del pueblo, el gobierno y los partidos políticos que participan en el proceso, y de la designación de una persona “ya consensuada” -del gusto de todos o no-, para que responda en el futuro, ante la eventualidad de su ausencia.

“Fue muy importante, porque algo de lo que más se teme cuando pasan este tipo de cosas es que después empiece el canibalismo interno. (…)  Es Nicolás Maduro y bien, sigamos por allá, ya después podrán surgir otros líderes, podrá pasar lo que pase, pero es importante que ahorita la cosa no se desperdicie en una discutidera de quién es el que va a relevar a Chávez, si hay que relevarlo”.

La documentalista suiza manifiesta su deseo de que no sea necesario: “ Ojalá que Chávez pueda continuar”. Destaca que en otro momento “también es importante que vengan otros u otras, no puede ser una sola persona para siempre. Pero creo que en este momento, él es un factor de aglutinamiento”.

Recuerda que la izquierda venezolana siempre estuvo desunida y que a través de Chávez logró aglutinarse en torno a un proyecto “y creo que en el momento en que ese proyecto ya tenga vida propia, todo mundo esté empoderado y todo mundo esté conduciendo, ya no importará quién será el líder porque el líder mandará obedeciendo, el líder será una expresión y un vocero de una comunidad organizada, y eso es lo que estamos intentando hacer entre todos”.    

La deuda pendiente

En más de una década al frente del Ejecutivo venezolano, el Gobierno de Chávez ha empleado los recursos petroleros del país para solventar las necesidades básicas de su pueblo: salud, educación, alimentación y vivienda y otras menos urgentes, pero importantes, como el fomento a la cultura, con un incremento notable en las producciones cinematográficas, por ejemplo.

Sin embargo, aún queda “mucho, muchísimo por hacer para sacar adelante el proyecto revolucionario”.

“Hay cosas que se le deben todavía al venezolano, a la venezolana común, uno de los temas es la seguridad. Es de verdad un problema grave porque tiene que ver con la cosa más importante que tenemos: la vida”, sentencia Liliane Blaser.

Señala también el tema de la corrupción directa y de aquella en que incurren los funcionarios al incumplir sus funciones.

“Hay una estructura burocrática que a veces no funciona por razones estructurales, porque está, según dicen algunos, organizada para que no funcione, pero también a veces por razones personales. Hay gente a la que le importa un comino la función que está cumpliendo. Le importa llenarse los bolsillos y trabajar lo menos posible. Hay cosas que no salen porque a la gente no le da la gana que salgan”.

El reto, resume la documentalista, es lograr un mejor funcionamiento de la burocracia estatal, transformar esas estructuras, incrementar la participación popular,  en toda esas instancias y también luchar contra la impunidad.

“Los problemas que hay ahorita dentro de este proceso, los va a haber en cualquier otro tipo de proceso, pero lo que no va a haber es la esperanza en un mundo diferente, la voluntad de unos gobernantes que en su mayoría quieren el bien para el pueblo”.

"Compleja" recuperación

El presidente Hugo Chávez se encuentra "estable", pero enfrenta un postoperatorio "complejo" tras una nueva cirugía por el cáncer que padece, dijo el miércoles por la noche el Gobierno de Venezuela, un delicado cuadro que acrecienta las dudas sobre sus posibilidades de seguir al mando de la potencia petrolera.

El ministro de Comunicación, Ernesto Villegas, leyó un texto donde no tuvo lugar para palabras optimistas e insistió en la delicada condición del líder bolivariano que el 10 de enero debe asumir un nuevo mandato por seis años.

La intervención quirúrgica realizada en Cuba el martes se extendió por seis horas y fue la cuarta que debió realizarse el gobernante socialista en los últimos 18 meses.

"El parte médico indica que el paciente se encuentra en condiciones estables en su proceso evolutivo", dijo Villegas.

"Realizada la compleja y delicada operación quirúrgica, el paciente se encuentra en un proceso postoperatorio igualmente complejo. Confiamos en la fortaleza física del comandante Hugo Chávez y en el tratamiento médico", agregó.

Sin embargo, el propio Villegas sugirió por la tarde que el país "deberá estar preparado para entender (si Chávez no puede asumir su nuevo mandato el 10 de enero)".

Más temprano el miércoles, el vicepresidente y potencial sucesor del líder socialista, Nicolás Maduro, le habló al país presagiando momentos difíciles.

"(Que) nuestro pueblo esté serenamente preparado para enfrentar estos días duros, complejos y difíciles que nos va a tocar vivir", dijo Maduro, visiblemente consternado y con la voz quebrada por momentos, mientras pedía tener confianza y fe en el pronto retorno del mandatario.

Fuente: Reuters

Fin del recuadro

Liliane Blaser

Suiza (de origen bernés) y venezolana, Liliane Blaser posee una formación multifacética:

 

Cine en Francia (1981-1982)

Licenciaturas de Psicología (UCAB, 1971-76); Sociología y Antropología (UCV, 74-82)

Postgrado en Dinámica de Grupos (Instituto de Psicología Humanista 1976-80)

Master en Planificación (USR-UNESCO, 1976) (sin tesis)

Doctorado en Ciencias Sociales (UCV, en curso) 

Talleres Literarios: Carlos Noguera, Celarg 1977 (aprox) y Celarg 2007 y Juan Calzadilla 1992 (aprox)

Fundadora, directora y docente Instituto de Formación Cinematográfica COTRAIN 

Realizadora audiovisual, articulista en revistas y prensa nacionales e internacionales. 

Investigación sobre cine: “El cine: dormir o soñar” (Tesis de Antropología, UCV) 

Fundadora-directora de las revistas “Fisura” y Telón” (1983-85) 

Publicaciones en proyecto: “Proceso del Guión” “Proceso del Documental”  

Conferencistay forista

15 trabajos documentales, entre ellos: 

Dirección: Convivencia”  “Venezuela, Febrero 27 (de la concertación al des-concierto)”  “La otra mirada” “1992: El des-cubrimiento (jugar o ser jugado)” “El último panfleto” “Palestina: cronología de una herida” “1992-1993: la rebelión popular (crónica de un pueblo en la calle)” 

Codirección con Lucía Lamanna: “Vargas, las huellas del agua” El Fantasma de la Libertad, o cuanto pesan 3.000 toneladas de uranio empobrecido” “Honduras, después del 28 de junio 2009” 

20 premios y reconocimientos nacionales e internacionales.

Fin del recuadro

swissinfo.ch


Enlaces

×