Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Fallo del Tribunal de Bellinzona El ‘caso Menem’ queda cerrado en Suiza

Por


El senador y expresidente argentino, Carlos Menem, vuelve a sentarse en el banquillo de los acusados.

El senador y expresidente argentino, Carlos Menem, vuelve a sentarse en el banquillo de los acusados.

(Reuters)

El fiscal ginebrino Jean-Bernard Schmid confirma a swissinfo.ch que toda la información que solicitó Argentina sobre el caso Thales y la cuenta bancaria de Carlos Menem vinculada a éste fue enviada este miércoles a Buenos Aires. “Los fondos fueron transferidos a EEUU desde el 2004”, precisa el magistrado.

El pasado lunes, el ex presidente Carlos Saúl Menem enfrentó a la justicia argentina por “omisión maliciosa de declaración jurada, falsedad ideológica e incumplimiento de deberes de funcionario público”.

El actual senador por La Rioja, de 83 años de edad, compareció ante el Tribunal Oral Federal número 4 de Comodoro Py para explicar por qué negó hace 13 años la existencia de cuentas bancarias en el extranjero y otros bienes materiales.

Mientras eso sucedía, del otro lado del Atlántico, el Ministerio suizo de Justicia ultimaba los detalles de un paquete de información bancaria que ofrecerá nuevos elementos a la justicia argentina.

“Este miércoles (04.09), nuestra oficina envió la información relacionada con la solicitud complementaria presentada (por Argentina) en 2010”, confirmó a swissinfo.ch Folco Galli, portavoz de la Oficina Federal de Justicia.

A diferencia de la información previa que Berna hizo llegar a Buenos Aires en 2009 y 2010 para atender otras demandas de asistencia judicial, la de esta semana tiene la peculiaridad de estar relacionada con una de las cuentas suizas del ex presidente argentino, en la que presuntamente se depositaron sobornos cobrados en relación con el caso Thales.

El juicio de Menem

El senador por La Rioja y expresidente de Argentina, Carlos Saúl Menem, enfrentó el 2 de septiembre su segundo juicio oral de 2013 por haber ocultado dos cuentas bancarias en el extranjero –una de ellas en Suiza- y diversos bienes materiales durante una declaración jurada que realizó en el año 2000.

En esa ocasión, Menem negó deliberadamente ser titular de una cuenta en Suiza abierta en 1986 y con un saldo 600.000 dólares en aquella época.

La segunda cuenta está supuestamente a nombre de la empresa Red Spark Fundation”, en Liechenstein, y en 1995 tenía 6 millones de dólares.

El proceso judicial también incluye la no declaración de dos aviones ultralivianos, automóviles y acciones de Telecom, Telefónica, así como dos propiedades inmobiliarias.

La defensa del exmandatario está encabezada por Omar Daer y Pedro Baldi, quienes han solicitado el sobreseimiento de estos cargos. Se espera un desenlace a esta demanda de sus abogados.

Cabe recordar que en junio pasado Menem fue condenado a siete años de prisión por contrabando de armas a Croacia y Ecuador. El castigo no pudo hacerse efectivo, debido a que goza del fuero que le concede su condición de senador, hasta el 31 de diciembre de 2017.

Fin del recuadro

Dos casos, una cuenta

Entrevistado vía telefónica, el fiscal de Ginebra, Jean-Bernard Schmid, detalla a swissinfo.ch los datos transferidos a Buenos Aires:

“Se trata de (información relacionada con) una cuenta bancaria bien conocida en Argentina cuyo saldo el Tribunal de Bellinzona estimó en poco más de 1 millón de francos suizos. Y existen dos procesos vinculados a la misma cuenta: el caso Thales, y otro que no llevo yo directamente”.

El segundo caso al que hace referencia tácita Schmid corresponde a una red de contrabando de armas destinadas a Croacia y Ecuador que Menem consintió y de la cual obtuvo un beneficio económico.

Con esta acción, el magistrado ginebrino da respuesta a un exhorto internacional que presentó el juez argentino Norberto Oyarbide por defraudación en perjuicio de la una administración pública en el caso Thales.

“La cuenta en cuestión se cerró en 2004 y los recursos fueron transferidos a EEUU”, apunta Schmid.

En su opinión, lo que interesa ahora a Argentina será “conocer lo que sucedió con ese dinero desde que llegó a Estados Unidos”. El fiscal ginebrino no descarta que Washington reciba una solicitud de asistencia para obtener información a este respecto.

Los fondos suizos de Menem

Si la controvertida cuenta sobre la que el Poder Judicial de Ginebra ofrece datos esta semana a Argentina fue cancelada en 2004, puede afirmarse que ya no hay más fondos del ex presidente en Suiza.

“No, no podemos asegurarlo categóricamente. Hay miles de bancos y, en teoría, siempre es posible que existan fondos a través de una fiduciaria, etcétera. Pero es un hecho que los fondos de esta cuenta en particular partieron de Suiza en 2004, cuando fue cerrada”, explica Jean-Bernard Schmid.

Aclara también que en materia de cooperación internacional, lo que buscan las autoridades investigadoras es acceder a información que no tienen disponible en casa. “Conocer lo que ha sucedido con respecto a un tema. Luego los datos obtenidos pueden ser inculpatorios o exculpatorios, pero lo importante es saber lo que ha pasado”.

El caso Thales

En 1996, el entonces presidente de Argentina, Carlos Saúl Menem, firmó un decreto que concedía –sin  licitación pública previa– el control del espectro radioeléctrico argentino al grupo Thales, otorgando al consorcio francés el manejo de un sector estratégico para el país sudamericano.

Un informe presentado por la Auditoría General de la Nación –basado en investigaciones realizadas por la Oficina Anticorrupción de Argentina- reveló que la decisión de Menem había generado perjuicios por al menos 300 millones de dólares al Estado.

La prensa francesa denunció en 2003 que Menem había cobrado jugosos sobornos por esta privatización y que parte de los fondos habían ido a parar a Suiza.

En 2004, el presidente argentino, Néstor Kirchner, promovió una investigación que incluyó a una decena de ex funcionarios públicos y empresarios vinculados al caso Thales, entre ellos, Jorge Neuss, accionista de Thales y antiguo compañero de golf de Menem.

Las investigaciones incluyeron posteriormente al propio ex presidente Menem, pero en 2011 la Cámara de Casación Penal encontró que ni él ni su secretario de Comunicaciones –Germán Kammerath- habían cometido delito alguno.

Fin del recuadro

Caso cerrado por el momento

¿Qué queda pendiente entre Ginebra y Buenos Aires en materia de colaboración judicial?

“En mi caso, nada. He concluido lo que se me pidió. Siempre es posible recibir otra solicitud de asistencia, pero lo que me concernía ya está hecho. La primera solicitud que recibí con respecto al caso Thales data de 2007. Fue un caso muy amplio en el que colaboramos con las autoridades de Francia, Argentina y Suiza”, refiere Schmid.

“Siguieron solicitudes complementarias en 2008 y 2009. Y posteriormente llegó la de 2010, que se centraba exclusivamente en la cuenta de Menem y a la que se ha respondido ahora, y luego  recibimos una más en 2011, pero relacionada con otra persona. Pero insisto, todo lo que Argentina nos solicitó con respecto al caso Thales, en lo general, y a Menem, en lo particular, está cerrado”, puntualiza

El fallo de Bellinzona

La plaza financiera de Ginebra es la sexta más importante del mundo y Suiza, líder mundial en la gestión de fortunas de origen extranjero. Esto explica que frecuentemente las investigaciones de la justicia internacional sobre cuentas opacas conduzcan a Ginebra y que sea el poder judicial de este cantón el que se ocupe de las investigaciones.

En el caso Menem-Thales, “Buenos Aires envió una solicitud de asistencia a nuestra oficina central en Berna, que me la transmitió para ejecutarla. Yo realicé el trabajo de investigación y al terminar, la información obtenida se remitió a Berna, que fue el vehículo de transmisión para que llegue a Argentina”, explica el fiscal Schmid, quien también está a cargo de investigar las cuentas suizas de Luis Bárcenas, el ex tesorero del Partido Popular español envuelto en un escándalo de corrupción.

La información enviada esta semana a la justicia argentina estaba reunida desde principios de año. Cuando el magistrado Schmid se aprestaba a enviarla a Buenos Aires, la defensa de Carlos Menem apeló dicha entrega ante el Tribunal Penal Federal de Bellinzona.

El citado tribunal, con sede en el Tesino, se pronunció el pasado 18 de julio y emitió un fallo favorable a la colaboración helvética. Al no existir en Suiza una instancia superior al Tribunal de Bellinzona para presentar una apelación, Ginebra pudo satisfacer finalmente la solicitud complementaria de asistencia que había recibido en 2010 para conocer los detalles de las transacciones de la cuenta suiza de Menem antes de su clausura.

swissinfo.ch

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×