Navigation

Skiplink navigation

Libia: libertad para Hamdani, prisión para Göldi

Embajada de Suiza en Tripolí. AFP

Rachid Hamdani, uno de los dos suizos retenidos desde hace 19 meses en Libia, estaba de camino hacia Túnez, según su abogado.

Este contenido fue publicado el 22 febrero 2010 - 16:31

Su compañero de infortunios, Max Göldi, debe rendir cuentas ante las autoridades libias.

Rachid Hamdani salió este mediodía de la embajada suiza en Trípoli, rodeado de decenas de policías, según un periodista de Reuters que estaba en el lugar. Se le llevó a los servicios de pasaportes para darle su visa de salida. El hombre de negocios estaba viajando hacia Túnez, país del que también tiene la nacionalidad, según su abogado libio, Salah Zahaf, citado por AFP.

Aunque su abogado añadió que Hamdani obtuvo la visa de salida, su mujer Bruna Hamdani, contactada por swissinfo.ch, declaró que no había tenido hasta el momento “ninguna confirmación de lo dicho por la prensa”.

Max Göldi, en prisión

Bruna Hamdani recordó no olvidar que “todavía hay un retenido allí (Max Göldi) y eso es triste. Sigo prudente por ahora”. Max Göldi, el otro ciudadano suizo retenido desde julio de 2008 por el régimen libio como respuesta al arresto de Hannibal Gaddafi y de su esposa por parte de la policía de Ginebra, vive un destino opuesto al de Rachid Hamdani.

Según un periodista de Reuters desplazado, Max Göldi ha sido llevado por las autoridades libias directamente a prisión, donde debe cumplir una pena de cuatro meses por "permanencia ilegal" y "ejercicio de actividades económicas ilegales" en Libia, tras lo cual se refugió en la embajada de su país en Trípoli.

Un periodista de la AFP indicó que el hombre de negocios suizos fue conducido en un vehículo civil, esposado por la policía. El coche salió en dirección a la prisión de Ain Zara, cerca de Trípoli.

swissinfo.ch y agencias

Precedentes

En julio de 2008, Hamdani y Göldi fueron detenidos, acusados de infracción a normas migratorias y de residencia en Libia. Poco después, fueron liberados bajo fianza y sometidos a detención domiciliaria.

Previamente, el 15 de julio de 2008 un hijo del dirigente libio Muammar Gaddafi, Hannibal, y su esposa Aline, embarazada, habían sido detenidos en su residencia de Ginebra por denuncias de dos empleados domésticos que les achacaban malos tratos.

El 17, la pareja fue liberada bajo fianza.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo