Navigation

Skiplink navigation

Max Göldi aterrizó en Suiza

Max Göldi y la ministra de Exteriores Micheline Calmy-Rey, a su llegada a Zúrich. RTS

Se acabó la pesadilla para Max Göldi. El ciudadano suizo llegó a Zúrich esta madrugada -a las 01:20 horas- después de haber salido de Trípoli el domingo por la noche.

Este contenido fue publicado el 14 junio 2010 - 08:42

En el aeropuerto, Göldi fue recibido por su familia y por los medios de comunicación aunque no hizo ninguna declaración pública. En total estuvo retenido en Libia durante 695 días.

El hombre de negocios Max Göldi estuvo acompañado a su llegada a suelo suizo por la ministra suiza de Exteriores Micheline Calmy-Rey y el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, según informa la agencia AFP.

Liberado el jueves tras purgar una pena de cuatro meses por residencia ilegal, Göldi dejó Trípoli la noche del domingo a bordo de un avión de línea que hizo escala en Túnez, donde se reunió con Calmy-Rey y Miguel Ángel Moratinos. El grupo voló luego a Zúrich en un avión de la fuerzas armadas españolas.

Durante su breve escala en el aeropuerto de Túnez-Cartago, Max Göldi, 54 años, vestido de gris, el color de sus largos cabellos, dijo a los diplomáticos presentes que estaba “feliz de recuperar la libertad tras dos años muy difíciles, vividos como una pesadilla”. Además de señalar que “no volvería nunca más” a Libia.

“Lo viví como un secuestro”, exclamó Göldi, que habló con miembros de su familia, antes de partir a Suiza acompañado de Calmy-Rey y Moratinos.

Domingo diplomático

Calmy-Rey firmó el domingo un acuerdo con las autoridades libias que debe propiciar la “normalización” de las relaciones entre Berna y Trípoli. La ministra helvética se reunió con el líder libio Muammar Gaddafi en su tienda al final de la jornada. El presidente italiano Silvio Berlusconi también estuvo presente en el encuentro.

Normalización

“Esto es un alivio para él y para nosotros. Aunque también supone un comienzo de cara a la normalización de las relaciones entre Libia y Suiza”, celebró la jefa de la diplomacia suiza.

El acuerdo suscrito por Libia y Suiza, auspiciado por España y Alemania como garantes, estipula especialmente la constitución de un “tribunal de arbitraje” para investigar las circunstancias del arresto de Hannibal Gaddafi, hijo del dirigente libio Muammar Gaddafi, en julio de 2008 en Ginebra. Hannibal Gaddafi y su mujer fueron acusados de maltratar a dos empleados del servicio doméstico, unos cargos que posteriormente fueron retirados.

El citado tribunal, que tendrá sede en Berlín, ya había sido objeto de un acuerdo entre Trípoli y Berna. Sin embargo, ambos países no se habían puesto todavía de acuerdo respecto a su aplicación.

Más disculpas

Según el acuerdo, Suiza volvió a presentar sus “disculpas” ante la “publicación ilegal” de las fotos identidad tomadas de Hannibal Gaddafi en el momento en el que fue detenido. Las imágenes se publicaron el 4 de septiembre de 2009 en el diario ‘Tribune de Genève’. Berna se comprometió a emprender acciones legales contra los responsables de esta filtración.

Max Göldi, empleado de ABB, fue detenido el 19 de julio de 2008 junto a Rachid Hamdani en represalia por el arresto en Ginebra de Hannibal Gaddafi. Después de 53 días en prisión, Max Göldi y su compañero de infortunio fueron puestos en libertad, pero se les prohibió abandonar el territorio libio.

En aquel momento se habían refugiado en la embajada de Suiza en Trípoli. Hamdani pudo salir de Libia el pasado 23 de febrero, mientras que Göldi abandonó la representación diplomática para entregarse a las autoridades libias y purgar una pena de cuatro meses de prisión por “estancia ilegal” en el país norteafricano.

Enfado de la UE

Esta asunto había enturbiado las relaciones entre Suiza y Libia. Como reacción a la detención de sus dos ciudadanos, considerados como “rehenes” por Berna, Suiza decidió en 2009 restringir a la élite libia la concesión de visados para acceder al país del espacio Schengen -de la que Suiza es miembro asociado-, lo que implicó además a la Unión Europea (UE) en el contencioso.

Trípoli replicó en febrero y suspendió la emisión de visados a los ciudadanos de la zona Schengen, lo que provocó la ira de varias capitales Europas y finalmente una mediación de Bruselas.

swissinfo.ch y agencias

Cronología de la crisis

15 julio 2008: detención en Ginebra de Hannibal Gaddafi y su esposa Alina tras ser acusados de malos tratos por sus empleados domésticos.

19 julio 2008: detención en Libia de los suizos Max Göldi y Rachid Hamdani acusados de infringir las leyes de inmigración y estancia.

26 julio 2008: Libia exige disculpas de Suiza. Berna rehúsa.

20 agosto 2009: El presidente de Suiza, Hans-Rudolf Merz, presenta las disculpas de Suiza al primer ministro Al Baghdadi A. El-Mahmudi por la detención de Hannibal Gaddafi y concluye un acuerdo.

4 noviembre 2009: El Gobierno suizo suspende el acuerdo concluido con Libia. Decide mantener una política restrictiva de visados para los ciudadanos libios.

9 noviembre 2009: Berna estima que los dos suizos han sido "secuestrados".

Diciembre 2009-febrero 2010: Varios procesos contra los dos suizos.

15 febrero: Libia anuncia que no concederá visados de entrada a los europeos, a excepción de los británicos. Italia acusa a Suiza de haber implicado a los otros miembros del espacio Schengen en la crisis.

22 febrero: Max Göldi se entrega a las autoridades libias e ingresa en prisión. Rachid Hamdani deja Libia y llega a Suiza el 23.

25 marzo: Suiza suprime (o reduce drásticamente) su 'lista negra' de ciudadanos libios.

28 marzo: Libia y la Unión Europea anuncian el levantamiento de las restricciones en la concesión de visados.

10 de junio: Max Göldi sale de de la cárcel.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo