Navigation

Skiplink navigation

La ONU es indispensable en el Siglo XXI?

Fundada por 51 países sobre los escombros de la Segunda Guerra Mundial, la Organización de las Naciones Unidas reúne hoy a 193 miembros que, se considera, comparten sus objetivos en materia de derechos humanos y de promoción de la paz. Pero su capacidad de acción depende de la voluntad de los Estados miembros. De ahí el sentimiento de impotencia que a menudo genera. ¿Qué piensa usted al respecto?

Este contenido fue publicado el 10 septiembre 2012 - 11:00

Los partidarios de la ONU subrayan la importancia de la Asamblea General y de las agencias especializadas de la ONU (en las áreas de salud, educación, desarrollo sostenible, derechos humanos). Ninguna otra organización tiene su legitimidad y su representatividad en el plano mundial.

Los críticos asientan que la ONU ha manejado mal los conflictos internacionales y que el Consejo de Seguridad es rehén de sus cinco miembros permanentes y de su derecho de veto. Algunos consideran que el G20 es más eficaz para conducir los desafíos de la globalización.

Como lo dijo un día Dag Hammarskjöld, un antiguo secretario general de las Naciones Unidas: “La ONU no fue creada para llevar la humanidad al paraíso, sino para salvarla del infierno”.

¿Y usted qué espera de la ONU? ¿Hay que reemplazarla o reforzarla? ¿Hay que hacerla una organización supranacional, más que interestatal como lo es hoy?

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo