Navigation

Osama: Suiza ratifica condena al terrorismo

El dirigente de Al-Qaeda, bin Laden en un video difundido por Reuters en septiembre de 2007. Reuters

La presidenta suiza, Micheline Calmy-Rey, recibió con beneplácito la noticia del deceso del líder de la organización Al Qaeda, Osama Bin Laden.

Este contenido fue publicado el 02 mayo 2011 - 11:27
swissinfo.ch y agencias

Por su parte, el responsable de los servicios suizos de Inteligencia, Markus Seiler, reconoció que la eliminación del dirigente terrorista podría generar atentados.

El hecho de que (Al Qaeda) esté decapitada es una buena noticia", subrayó la también ministra de Exteriores al reaccionar este lunes a la noticia de la muerte de Bin Laden.

"Osama Bin Laden y su organización son los actores de un terrorismo ciego y brutal que ha hecho miles y miles de muertos", agregó.

"Suiza condena el terrorismo con el mayor vigor y se felicita de las acciones concretas que tienden a poner fin a las estructuras y las acciones del terrorismo internacional, del Asia Central al Magreb, pasando por el Oriente Cercano", dijo.

En un comunicado de prensa emitido este lunes, la presidenta manifestó igualmente su adhesión a las víctimas de las acciones terroristas de Al Qaeda y a sus familiares".

Posibles atentados

Por su parte, el jefe de los servicios suizos de Inteligencia, Markus Seiler, señaló que la eliminación de Osama Bin Laden podría generar atentados.

En conferencia de prensa este lunes, Seiler agregó que el futuro de Al-Qaeda dependerá del sucesor de Bin Laden.

Desde hace algún tiempo, los núcleos paquistaní y afgano de la organización terrorista parecen debilitados, pero siguen vigentes grupos de resistencia en los países de África del Norte y de la Península Arábica, señaló. 

El líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, murió el domingo en un tiroteo con fuerzas estadounidenses en Pakistán, anunció el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, poniendo fin a una búsqueda de casi 10 años del cerebro de los atentados del 11 de septiembre.

"Se ha hecho justicia", dijo Obama en un dramático mensaje transmitido al mundo desde la Casa Blanca, en el que confirmó la muerte del jefe del grupo islamista responsable de una serie de sangrientos atentados en ciudades en todo el mundo.

Su muerte, confirmada por responsables en Pakistán, supone un fuerte golpe simbólico a Al Qaeda, que se ha replegado pero continúa siendo una amenaza en varios países.

Bin Laden estaba siendo buscado desde que en 2001 logró eludir al Ejército de Estados Unidos y fuerzas de la milicia afgana en una operación en las montañas de Tora Bora.

La pista se enfrió pronto una vez que Bin Laden desapareció y muchos responsables de inteligencia estadounidenses creían que se ocultaba en Pakistán.

Desde su escondite, Bin Laden había enviado mensajes de advertencia a Occidente a través de mensajes grabados en vídeo.

Además de los atentados del 11 de septiembre de 2001, Washington también cree que Osama Bin Laden estuvo detrás de la voladura de la embajadas estadounidenses en Kenia y Tanzania en 1998 y el ataque en Yemen contra el barco de guerra USS Cole en 2000.

Osama Bin Laden

Osama Bin Laden, líder de la red islamista Al Qaeda era el hombre más buscado del mundo desde los atentados del 11 de septiembre.

Nació en Riad alrededor de 1957 en el seno de una familia acaudalada.

Estudió Ingeniería Civil y Comercio en la Universidad King Abdul Aziz de Yeda y se vinculó en 1973 a grupos islamistas.

Tras la invasión soviética de Afganistán, en 1979, organizó en ese país el mantenimiento logístico de los muyaidines afganos.

 

Se instaló luego en Peshawar, base de la guerrilla antisoviética en Pakistán, donde conoció a su futuro mentor, el palestino Abdula Azzam, uno de los principales organizadores de la resistencia antisoviética.

Bin Laden reúne a volunarios árabes y crea una base de datos que se convertirá a lo largo de los años en la organización, Al Qaeda ('La base'), con el objetivo de lanzar las "brigadas internacionales islamistas".

Bin Laden luchó contra los soviéticos con la ayuda indirecta de la CIA, los servicios secretos estadounidenses, que le pagaron a través de los servicios secretos paquistaníes.

Tras el estallido de la Guerra del Golfo, en enero de 1991, Bin Laden declaró la "guerra santa" a Estados Unidos por haber ocupado su tierra natal.

En 1992, regresó a su país, pero Riad le retiró el pasaporte saudí. Se entonces instaló en Sudán.

En 1996 se trasladó a Afganistán y organizó campos de entrenamiento de terroristas.

Entre sus atentados más espectaculares está el del 11 de septiembre de 2001 contra el World Trade Center de Nueva York y el Pentágono que dejaron 3.000 muertos.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.