Navigation

Presión para limitar la publicidad del tabaco en Suiza

© Keystone / Melanie Duchene

Una iniciativa popular exige prohibir la publicidad tabacalera dirigida a los más jóvenes. El Legislativo busca, en cambio, restricciones menos radicales a través de una ley y así poder ratificar la estrategia vinculante contra el tabaquismo impulsada por la OMS. 

Este contenido fue publicado el 17 marzo 2021 - 08:00

Al descender de un tren en la estación de Berna uno se percata de inmediato: el olor a tabaco es intenso. Y es que algunos usuarios fumadores lanzan las últimas bocanadas de humo antes de apagar su cigarrillo y alejarse de las áreas reservadas para ellos en los andenes.

Estas nuevas zonas para fumadores forman parte de las recientes disposiciones contra el tabaquismo, el primer motivo evitable de decesos en Suiza: 9 500 al año. Esto corresponde a 26 muertes por día en un país en el que el 27% de la población mayor de 15 años fuma, advierte la Oficina Federal de Salud Pública sobre esta epidemia de la que hoy poco se habla.

A escasos 800 metros de la estación de tren bernesa, en el Parlamento de Suiza se discute desde 2016 el proyecto de Ley sobre los productos del tabaco (LPTabEnlace externo).

En un ir y venir de este texto de ley entre las cámaras y el Ejecutivo, es fácil percatarse de que su talón de Aquiles es la regulación de la publicidad y la promoción de los productos de la poderosa industria tabacalera que alberga el país: Philip Morris International, British American Tobacco y Japan Tobacco International.

Suiza, mala alumna

Suiza, carente de restricciones en la publicidad del tabaco para los más jóvenes, no ha podido aún ratificar el Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT), el primer tratado multilateral jurídicamente vinculante en la historia de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Hace 17 años el Gobierno de Suiza firmó el CMCT y expresó su voluntad políticaEnlace externo de imponer las adaptaciones legales necesarias. Entre ellas, combatir el tabaquismo pasivo y prever en la legislación restricciones en la publicidad, la promoción y el patrocinio de los productos de la industria tabacalera.

Pero los años han pasado y Suiza sigue entre el reducido grupo de Estados que no son Parte del Convenio. 

Contenido externo

Presión para una ley más estricta

Tras seis años de discusiones infructuosas en el Parlamento para aprobar el proyecto de Ley sobre productos del tabaco (LPTab), una de las herramientas de la democracia directa helvética ofrece una bocanada de aire puro para hacer avanzar el asunto.

Una alianzaEnlace externo de asociaciones del sector salud que incluye médicos, neumólogos, cardiólogos, la Liga Suiza contra el Cáncer y el centro Adicción Suiza, entre otros lanzó en 2018 la iniciativa popular ‘Sí a la protección de niños y jóvenes contra la publicidad del tabaco’, respaldada con más de las 100 000 firmas ciudadanas requeridas.

Tres años después, en la sesión de primavera de la Asamblea Federal se discute por primera vez en el pleno de la Cámara Baja (Consejo Nacional) esta iniciativa que solicita anclar en la ConstituciónEnlace externo la prohibición de toda forma de publicidad de productos tabacaleros dirigida a niños y jóvenes.

Rechazo a la iniciativa

El Consejo Federal recomiendaEnlace externo su rechazo. En su opinión, va demasiado lejos: "De facto, la iniciativa equivaldría a una prohibición total de la publicidad". En su lugar, propone como vector de nuevas restricciones en esa misma dirección, pero no tan severas, a la debatida Ley sobre los productos del tabaco (LPTabEnlace externo), en gestación desde 2016. Una solución intermedia para poder cumplir con las condiciones mínimas requeridas para ratificar el CMCTEnlace externo.  

La comisiónEnlace externo de salud pública de la Cámara Baja, en armonía con el Ejecutivo, recomendó también a los diputados rechazar la iniciativa y respaldar, en cambio, el proyecto de ley dirigido por el Consejo de los Estados, que incluye regulaciones en la publicidad de los productos de la industria tabacalera, también para los cigarrillos electrónicos, en un país donde más del 45% de los jóvenes de 16 años los utilizan cada semana.

Pero la comisión no desea imponer la obligación de declarar los gastos publicitarios a la industria tabacalera, ni tampoco prohibir la publicidad de productos tabacaleros en diarios y sitios en internet que no sean destinados exclusivamente a menores de edad.

Sin embargo, el debate en el Parlamento sobre el tema seguirá siendo intenso y para muchos, ya bien conocido. Varios legisladores reiterarán que las regulaciones sobre la publicidad del tabaco constituye una injerencia en la libertad comercial de las empresas y en la elección de los ciudadanos.  Otros considerarán que se debe dar el paso mínimo necesario para proteger a los más jóvenes, especialmente afectados por la publicidad de todo tipo de productos del tabaco en los diarios gratuitos y en internet. 

Contenido externo

(Finalmente, en la sesión de primavera del Parlamento los diputados rechazaron por mayoría de votos la iniciativa. Actualización informativa 18:00 p.m.)

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.