Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suiza da un nuevo paso hacia el apagón nuclear



La central de Beznau, como las otras en Suiza, cerrará sus puertas de aquí a 2034.

La central de Beznau, como las otras en Suiza, cerrará sus puertas de aquí a 2034.

(Keystone)

El abandono definitivo de la energía nuclear es un objetivo a largo plazo que nadie cuestiona en Suiza. O por lo menos no por el momento. Este miércoles el Senado se sumó a la cámara baja y avaló este principio.

Sin embargo, persisten varios interrogantes sobre la transición a otras fuentes energéticas.

Dentro de tres semanas, Suiza elige un nuevo Parlamento. Y esta circunstancia contribuyó a que el debate nuclear se prolongara varias horas y estuviera marcado por un enfrentamiento entre partidos. Algo poco habitual en la cámara alta, donde normalmente los temas importantes, complejos y controvertidos se tratan de forma rápida y factual.

“Estamos todos sometidos a una neurosis preelectoral”, como señaló el senador demócrata cristiano (PDC, centro derecha) Filippo Lombardi.

La salida de la energía es una cuestión extremadamente importante. Los senadores debatieron una moción en ese sentido. Pero queda un camino largo y tortuoso por recorrer.

Cabos sueltos

“Lo que hemos aceptado no será la última versión sobre la que discutiremos”, advirtió el senador de la Unión Democrática del Centro (UDC, derecha conservadora), This Jenny, en alusión a los futuros debates parlamentarios.

Por ahora, está claro que hay un consenso político para no construir ninguna central nuclear más ni tampoco para que las plantas actuales dejen de funcionar una vez que expire su autorización.

La próxima etapa será cuando el Gobierno presente su proyecto de enmienda de la Ley sobre energía nuclear. Corresponderá entonces al Parlamento avalar el apagón nuclear y concretizarlo. Y en teoría, no es imposible que entonces se ponga en tela de juicio la decisión política aprobada este miércoles.

Consejo de los Estados

El Consejo de los Estados es la cámara alta del Parlamento suizo. Está formada por representantes de los cantones. Tiene 46 miembros. Cada ...

Regateo político

Desde hace varios decenios, la cuestión nuclear divide a la clase política. Y los debates en el Consejo de los Estados no han hecho más que confirmarlo.

Antes del debate, la derecha conservadora y la derecha liberal defendían mayoritariamente conservar la tecnología nuclear. La izquierda y los Verdes, por su parte, militan desde siempre por el abandono. Y entre los dos bandos, se sitúa el Partido Demócrata Cristiano, que está dividido.

En las últimas semanas la cuestión central, objeto de todo tipo de regateos para llegar a una solución capaz de reunir a una mayoría, era saber si la prohibición se aplicaría a los reactores de la generación actual o al conjunto de la tecnología nuclear.

A última hora, la comisión preparatoria decidió que la salida de la energía nuclear afectará a todas las tecnologías. Pero al mismo tiempo agregó un párrafo que autoriza proseguir la investigación nuclear, lo que –en la práctica- excluye una prohibición total de esa tecnología. Fue gracias a este compromiso que los dirigentes del PDC consiguieron convencer a los senadores de que aprobaran el abandono nuclear.

Una vía “ambiciosa y difícil”

Que se concretice o no, el proyecto para abandonar la energía nuclear plantea de todos modos un interrogante sobre el abastecimiento energético de Suiza en el futuro. Y por ahora los debates en el Parlamento no permiten entrever soluciones concretas.

Ante la cámara alta, la ministra de Energía reconoció que la vía que conduce a ese giro energético es “ambiciosa y difícil”. Pero Doris Leuthard también destacó que este cambio de rumbo constituye una oportunidad para el país y su economía.

“No todas las opciones energéticas son aún competitivas”, declaró. “Pero esto va a cambiar. La energía nuclear no es un modelo de futuro, y en ello coinciden las instancias internacionales del sector”.

Pese a las reticencias, una gran mayoría de la cámara alta dio su visto bueno al abandono nuclear. Como la versión aprobada difiere de la del Consejo Nacional, el expediente regresa ahora a la cámara baja.

Consejo Nacional

El Consejo Nacional es la cámara baja del Parlamento suizo formada por los representantes del pueblo o diputados. El Consejo Nacional tiene 200 ...

Paso histórico

Los diarios suizos de este jueves reconocen que la decisión de dejar poco a poco el empleo de la producción energética nuclear es determinante, pero reiteran el largo camino por recorrer para que se abandone realmente la tecnología nuclear.

“Es histórico”, Suiza abandonará progresivamente la producción energética nuclear, titula el diario de Ginebra ‘Le Temps’.

La ministra helvética encargada de la cartera de Energía, “Doris Leuthard quería que  fuese enviado un mensaje claro a los inversionistas: era necesario decirles que deben comprometerse con el desarrollo y aplicación de las energías renovables para la producción energética y dejar de invertir en el terreno nuclear”, indica el comentario del rotativo más destacado de habla francófona de Suiza.

El ‘Tages Anzeiger', de Zúrich indica en el titular de la noticia: “No a nuevas centrales nucleares, pero sin consenso para el ahorro de electricidad”. Y sobre el hecho de que no se haya prohibido claramente el uso de tecnología nuclear, se cita el argumento de Leuthard utilizado frente a los legisladores:

“En caso de que las nuevas técnicas aplicadas para los reactores no funcionasen, se podría aún así recurrir sin problema a la otra técnica en Suiza”.

Apagón nuclear en 2034

El Senado suizo aprobó por 30 votos frente a 8 no autorizar más la construcción de nuevas plantas nucleares.

En cambio, la cámara alta no se manifestó a favor de prohibir la tecnología nuclear, con el fin de no entorpecer la investigación en este campo. El tema regresa a la otra cámara.

Las centrales nucleares en Suiza serán desactivadas una vez cumplido un ciclo de vida de 50 años y no serán reemplazadas. La última planta cerrara previsiblemente en 2034.

Así lo decidió el Parlamente suizo en mayo pasado.

Suiza cuenta con cinco centrales nucleares: Beznau I y II, Mühleberg, Gösgen y Leibstadt, que producen 26.000 millones de kilovatiohoras (kWh) al año.

Cerca del 40% de la electricidad que produce el país es de origen nuclear.

Fin del recuadro

Suministro eléctrico en Suiza

Centrales hidroeléctricadas: 55,8%
 
Centrales nucleares: 39,3%
 
Energías renovables (solar, eólica, basura): 2%
 
Otras fuentes: 2,9%
 
Fuente: Oficina Federal de Energía

Fin del recuadro


(Traducción: Belén Couceiro, resumen de prensa: Patricia Islas), swissinfo.ch


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×