Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Precisión helvética en los satélites europeos

Con Galileo, Europa dispondrá de su propia red de satélites.

(ESA)

Suiza podría fabricar los relojes atómicos de los satélites del programa Galileo, competidor del GPS estadounidense.

La Reunión Ministerial de los países miembros de la Agencia Espacial Europea (ESA) concluyó este jueves (15.11). En su agenda, el lanzamiento del Programa Galileo, una red de satélites que dotará a Europa de su propio sistema de vigilancia y de localización, más eficaz que el Global Position System, el famoso GPS de los estadounidenses. Su entrada en servicio está prevista a partir de 2006.

Miembro a parte entera de la ESA desde su fundación, Suiza participa naturalmente en esta aventura. E inclusive, aunque nada se ha decidido formalmente, su industria podría recibir la tarea de realizar una de las piezas maestras del sistema.

"Tenemos buenas posibilidades de que los relojes atómicos embarcados, que serán el corazón de esos satélites de navegación, sean fabricados en Suiza", confía el director de la Oficina de Asuntos Espaciales (SSO) Peter Créola. ¿En qué empresa? Todavía no se sabe "pero más probablemente en el arco del Jura que en Appenzell..."

La competencia Europa-EE UU

"Con Galileo, Europa no dependerá ya de la buena voluntad del gobierno de Estados Unidos. Y no olvidemos que el GPS es, en principio, un programa militar. La participación de Suiza también es motivada por esta consideración de orden político y estratégico, continua Peter Creola.

Agrega que además, ese sistema -más eficaz y fiable- será perfectamente compatible con el GPS y que sus utilizadores tienen todo para ganar.

Otro gran expediente en el menú de la reunión de Edimburgo fue la Estación Espacial Internacional (ISS).

La ESA decidió bloquear 30 millones de euros de un total previsto de mil millones como contribución al programa, a fin de forzar a los estadounidenses -que no cesan de reducir los créditos previstos inicialmente- a mantener sus compromisos.

Con la próxima llegada a la dirección de la NASA de Sean O'Keefe, actual director adjunto de Presupuesto de Estados Unidos, las negociaciones corren el riesgo de estrecharse. El futuro director de la Agencia Espacial Estadounidense se conoce, en efecto, por ser un administrador duro y puro.

La ESA, que se maneja con un presupuesto cuatro veces inferior al de la NASA y con 10 veces menos de colaboradores, es frecuentemente juzgada como más eficaz que su gran rival estadounidense.

Suiza pretende reforzar su integración en este equipo ganador.

"Por primera vez, desde hace muchos años, pudimos anunciar en Edimburgo un crecimiento real, al margen de la inflación, de nuestra contribución a la Agencia europea", se felicita Peter Créola y precisa que la aportación pasará de 126 millones en 2002 a casi 150 millones en 2006.

Marc-André Miserez


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









Teaser Longform The citizens' meeting

«ALZATE LE MANI PER IL MIO COMUNE!»

The citizens' meeting