Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Químicos: ley liberal y respetuosa del ambiente

Suiza adopta sistema europeo de etiquetaje de productos químicos.

(Keystone)

Desde el 1º de agosto, los 100.000 productos químicos que circulan en Suiza serán sometidos a un nuevo régimen.

Acorde con las reglas europeas, aunque más liberal, la nueva ley busca proteger al medio ambiente y a los consumidores.

"Las nuevas disposiciones se ajustan al derecho europeo y están adaptadas a los avances científicos y tecnológicos".

Con ese comentario, el Consejo Federal (gobierno suizo) anunció la entrada en vigor de la ley sobre productos químicos y de los reglamentos para su ejecución.

Para el consumidor, la principal novedad será de orden visual.

Las informaciones sobre las envolturas y etiquetas de productos de limpieza, jabones, insecticidas, pinturas y pegamentos serán presentadas bajo un sistema similar al del modelo europeo.

De esa manera, los nuevos símbolos y las advertencias alertarán de los peligros de manera más directa que las bandas de colores y la clasificación de toxicidad actualmente utilizadas.

El consumidor podrá comparar más fácilmente los productos suizos y los extranjeros. Algunas substancias disponibles para todo público deberán contar con sistemas de cierre de seguridad para los menores y con una etiqueta táctil para las personas con vista disminuida.

Esas nuevas reglas serán obligatorias desde el 1º de agosto con un plazo transitorio de dos años. Algunos fabricantes ya empezaron a ponerlas en práctica.

Un comercio facilitado

Con la nueva reglamentación, más de 90% de los productos químicos ya no requerirán procesos de autorización, lo que suprimirá los largos períodos de espera para ser comercializados. Además, el transporte de mercancías tendrá menos obstáculos con la consecuente mayor disponibilidad de los productos procedentes del espacio europeo.

En contraparte de esa liberalización, fabricantes e importadores suizos deberán efectuar un control autónomo. Ellos mismos tendrán que clasificar y etiquetar las substancias.

Por otra parte, se efectuarán múltiples controles en el mercado para verificar que las disposiciones previstas por la ley sean respetadas.

De acuerdo con el Consejo Federal, un buen número de empresas se ha plegado a esas restricciones para la exportación de sus productos en el espacio europeo.

Reconoce, sin embargo, que algunas pequeñas y medianas empresas podrían tener dificultades durante el proceso de tránsito al nuevo sistema.

Reglas más severas

Las nuevas substancias, los productos biocidos (que destruyen los micro-organismos) y los productos fitosanitarios deberán cumplir con exigencias más estrictas. Alrededor de un millar de productos biocidos que se encuentran actualmente en el mercado desaparecerán.

El reglamento será también más severo para las actividades extremadamente peligrosas o que pueden dañar el medio ambiente o a la población.

De esa manera, las actividades de lucha contra los parásitos y la desinfección de las piscinas públicas por parte de profesionales serán sometidos también a un régimen de permisos.

Los metales pesados y los agentes ignífugos bromados quedarán prohibidos, así como los nonilfenoletoxilatos en preparaciones susceptibles de llegar a las aguas recicladas.

Suiza mantendrá una reglamentación más severa que la europea para ciertas substancias.

Finalmente, continuará la prohibición de la presencia de fosfatos en los productos de lavado y de plomo en las pinturas.

swissinfo y agencias

Datos clave

En el 2003, la cifra de negocios de la industria química suiza alcanzó los 101 mil millones de francos.

A los mercados europeos y estadounidense corresponde el 80% de ese monto.

Además de las grandes firmas, la industria química representa a más de 1000 PYMES.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes