Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Quieren incluir a Suiza como paraíso fiscal

Instante de la reunión de la OCDE en París.

(Keystone)

Francia y Alemania organizaron en París una reunión de la OCDE con ministros y representantes de 17 países. Aprobaron la iniciativa que pide una nueva política común, en defensa de la moralización del capitalismo financiero.

Un encuentro celebrado en plena crisis financiera y que sitúa al país helvético en el punto de mira.

La cita se produjo el martes (21.10)en la sede del Ministerio de Economía francés con el objetivo de analizar los mejores métodos para luchar contra los paraísos fiscales. Los participantes pidieron a la OCDE revisar su 'lista negra' hasta mediados de 2009 para ampliarla a aquellos Estados que cuentan con un secreto bancario "excesivo".

Suiza y Luxemburgo declinaron la invitación de los ministros de Finanzas de Alemania y Francia.

Como razón de esta ausencia se apunta que: "Las discusiones sobre el intercambio de informaciones fiscales se hacen en el marco de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Esta conferencia es, más o menos, la OCDE".

"El otro motivo de la ausencia de Suiza es que no hubiera suscrito las conclusiones que excedan las consensuadas hasta la fecha", indicaron desde la Embajada de Suiza en París.

Inicialmente, Suiza debía participar en la reunión. La semana pasada desestimó su participación debido, oficialmente, a que no reconocía a la OCDE como instancia de discusión para cuestiones de fiscalidad internacional. Los Estados Unidos, Canadá y Austria tampoco participaron en el encuentro.

De todas formas, Suiza dispone de derecho de veto en el seno de la OCDE. En 2003, estaba incluida en una lista negra dentro de un informe preliminar del Foro de la OCDE concerniente a las prácticas fiscales dolosas. Sin embargo, se logró un acuerdo en 2004 y Suiza fue tachada de la lista.

Oveja negra

La respuesta de los participantes ante la ausencia no se hizo esperar. Así, el ministro alemán de Finanzas y copatrocinador del encuentro, Peer Steinbrueck, comentó que "Suiza debería estar en la lista negra y no en la verde".

La 'lista negra' de paraísos fiscales es actualizada cada año por la OCDE. Ahora sólo tiene tres nombres: Mónaco, Andorra y Liechtenstein.

Suiza, ¿oveja negra y símbolo de la deriva del sistema financiero? La Confederación Helvética es uno de los 35 países comprometidos con la transparencia, por lo que ha sido clasificada por la OCDE como un "país con un secreto bancario excesivo".

Un secreto bancario que calificó también de "excesivo" Eric Woerth, ministro francés de Finanzas. "Suiza ha hecho progresos, pero tenemos que ir mucho más lejos", añadió.

El secreto bancario helvético está protegido por la Ley Federal de 1934, dentro del concepto de secreto profesional. Las informaciones relativas a los clientes de los bancos suizos no pueden ser divulgadas a menos que lo requiera la justicia.

La evasión fiscal no está considerada como un delito dentro de la legislación suiza y no se somete al Derecho penal.

Soberanía y apuesta política

Contrariamente, la materia irrita a Alemania, que se enfrentó el pasado febrero a Liechtenstein tras destaparse un enorme caso de evasión fiscal que incluía a 1.400 ciudadanos alemanes.

El ministro alemán Steinbrueck resumió la decisión de manera rotunda pero tratando de no estropear las relaciones diplomáticas entre los dos países: "No pongo en entredicho la soberanía de Suiza o Liechtenstein. Pero las legislaciones de Suiza y Liechtenstein son una amenaza contra la soberanía de Alemania, víctima de normativas que son una incitación permanente a la evasión fiscal".

Vacas flacas

"Los agujeros negros como los centros 'offshore' deben dejar de existir", declaró esta semana tajantemente el primer ministro francés, Francois Fillon, ante la Cámara de Diputados. "Su desaparición debe ser el preludio de una refundación del sistema financiero internacional", agregó.

Según la organización no gubernamental 'Transparencia Internacional' de Francia, hay más de 40 paraísos fiscales en el mundo, en los cuales "400 bancos, dos tercios de los 2.000 'hedge funds' (fondos especulativos) y unos dos millones de sociedades pantalla" generan anualmente unos "10.000 billones de dólares de activos financieros".

En periodo de vacas flacas para los presupuestos públicos, los miles de millones perdidos acentúan la urgencia de la lucha.

swissinfo, Aurélie Boris, París
(Traducción: Iván Turmo)

Berna convoca al embajador alemán

Suiza, tras la declaraciones del ministro alemán de Finanzas, ha convocado al embajador de Alemania, indicó el miércoles el gobierno helvético.

"El Consejo Federal está descontento" por las declaraciones de Peer Steinbrueck, señaló la ministra suiza de Relaciones Exteriores, Micheline Calmy-Rey.

El Ministerio suizo de Relaciones Exteriores fue designado por el gobierno para convocar al diplomático alemán y transmitirle "su sorpresa y descontento" respecto a sus declaraciones.

Fin del recuadro

Paraíso Fiscal

Para ser considerado un 'paraíso fiscal' debe cumplir al menos cuatro condiciones:

- impuestos insignificantes

- ausencia de transparencia del régimen fiscal

- ausencia de intercambio de informaciones fiscales con otros Estados

- atracción de sociedades pantalla de actividades ficticias

Francia valora en entre 30.000 y 40.000 millones de euros las pérdidas de presupuesto del Estado ligadas al fraude fiscal.

Alemania da una cifra de unos 10.000 millones de euros anuales.

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×