Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Richemont anuncia estabilidad

(Keystone)

El grupo suizo de relojes de lujo logró una cifra de negocios estable durante el tercer semestre del 2001, en comparación con el año precedente.

Además de la desaceleración coyuntural de la economía, el sector resiente todavía los efectos del 11 de septiembre. Sus ventas registraron una baja de 8%.

Richemont logró mantener su cifra de negocios gracias a la integración de las marcas Laeger-Le Coultre, IWC y A. Lange & Schöne, adquiridas en diciembre del 2000. Los analistas anticipaban una baja de hasta 10% para un tercer trimestre que incluía las fiestas de fin de año.

Los negocios de la firma helvética en Estados Unidos se recuperaron después del bajo nivel registrado durante los meses de septiembre y octubre, indica Richemont en un comunicado. Sin embargo, añade que las estadísticas continúan 13% por debajo del mismo trimestre precedente.

En los mercados asiáticos es desplome fue del orden de 6%, siempre con base en el mismo trimestre del 2000.

En el comercio al mayoreo las ventas se desplomaron en 9% durante el trimestre analizado, mientras que la baja se elevó a 7% en el comercio al detalle. En este último sector, la tendencia se mejoró a finales de año, aún cuando en diciembre las ventan eran 2% inferiores a las del año precedente.

El Grupo Richemont había advertido que el último ejercicio, del que no proporcionó ninguna cifra, podría ser desilusionante y había anticipado una baja de más de 20% de su beneficio de explotación para el segundo semestre, con relación al primero.

Los expertos esperan un ligero aumento en las cifras de negocios anual, a 3.700 millones de euros (5.400 millones de francos), y una disminución de al menos una tercera parte de explotación.

swissinfo y agencias


Enlaces

×