Navigation

Skiplink navigation

Roche se lanza en el mercado para diabéticos

Roche entra en el mercado de la diabetes. Keystone Archive

La firma farmacéutica suiza aspira a convertirse en el líder mundial de aparatos de control de la diabetes.

Este contenido fue publicado el 10 febrero 2003 - 15:49

Roche dispuesta a pagar 1.600 millones de francos por la compra de la división de pompas de insulina de la firma Disetronic, de Berna.

La multinacional de la industria farmacéutica suiza confirmó este lunes haber efectuado una oferta pública de adquisición (OPA) al grupo Disetronic, el principal fabricante mundial de aparatos médicos, especializado en bombas de inyección de insulina.

Un gran mercado

De ser aceptada la oferta de compra por los accionistas de Disetronic, Roche pasará a controlar gran parte del mercado mundial de la diabetes, estimado en 7.500 millones de francos. La firma helvética ocuparía un segmento estimado en 1000 millones de francos.

Se calcula que el número de diabéticos en el mundo es aproximadamente de 150 millones y las previsiones de organismos especializados prevén que en el 2005 esta cifra doblará.

Disetronic emplea 1.270 personas en el mundo, de los cuales 833 en Suiza. La producción de la fábrica de Berthoud (Berna) será mantenida y su personal pasará a integrar el grupo Roche, según un comunicado oficial.

Los accionistas deberán decidir

Una vez aceptada la OPA por al menos el 80% de los accionistas y por la Comisión anti Cartel de la Confederación, Roche deberá desembolsar 1.600 millones de francos.

Los accionistas de Disetronic recibirán a su vez "bonos con prima" (premium bond), es decir, obligaciones que se cotizan por encima de su valor nominal, estimado en 650 francos por acción.

Cabe precisar que la oferta de adquisición se refiere solamente a la división de bombas de insulina de Disetronic. La división de fabricación de inyecciones se convertirá en una sociedad independiente y quedará en manos de Willy Michel, fundador y presidente del consorcio bernés.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo