Navigation

Skiplink navigation

Sí al Acuerdo UBS, pero a condición de referéndum

Suiza avanza un paso más en el cumplimiento del acuerdo concluido con Estados Unidos. Keystone

Un viraje en la posición de la UDC (derecha conservadora) permitió a la cámara baja suiza dar luz verde hoy al acuerdo extrajudicial que autoriza al UBS a entregar información sobre 4.450 cuentas sospechosas de fraude al fisco de Estados Unidos.

Este contenido fue publicado el 15 junio 2010 - 17:41

Pero los diputados impusieron una condición: el referéndum facultativo. El dossier regresa este miércoles a la cámara alta. El UBS y el gobierno temen incumplir con la entrega de información en los tiempos convenidos.

Tras el ‘no’ rotundo que asestó el Consejo Nacional el martes pasado (08.06) al Acuerdo UBS, hoy las posiciones se reorganizaron en la cámara baja.

Dos horas de debate fueron suficientes para conseguir una votación favorable (81 votos a favor, 61 en contra y 53 abstenciones) para un tema que arrebató el aliento durante 15 meses al gobierno y el gigante bancario UBS.

La diferencia la hizo la derecha conservadora de la Unión Democrática de Centro (UDC) que en esta ocasión se abstuvo de votar, lo que permitió a la balanza inclinarse a favor del acuerdo.

El texto, que había sido bloqueado por la justicia suiza –vía el Tribunal Administrativo Federal (TAF)- en enero pasado por considerarlo ilegal, pasó pues la principal prueba de fuego.

Pero el ‘sí’ llegó condicionado: Los diputados suizos avalaron también (con 106 votos a favor, 80 en contra y 9 abstenciones) que pueda celebrarse un referéndum facultativo en torno al tema.

La iniciativa del referéndum será debatida mañana (16.06) por el Consejo de los Estados. Un escenario que pone en riesgo la entrega de la información convenida entre Berna y Washington antes de la fecha límite pactada del 19 de agosto.

Cambio de señales

En siete días, la derecha conservadora de la Unión Democrática del Centro /UDC) dio un giro de 180 grados a su posición con respecto al Acuerdo UBS.

De acuerdo con el diputado Caspar Baader, su partido consiguió un 95% de los objetivos que se había fijado con respecto al futuro de los bancos y los límites a los banqueros, con lo que se dijo listo para avalar el documento.

Un viraje que desató la ira de la izquierda suiza. Durante el debate en tribuna, Jean-Claude Rennwald, del Partido Socialista (PS) calificó de “patética” la actitud de la derecha conservadora helvética y su alianza con el Partido Demócrata Cristiano (PDC, centro-derecha).

Una alianza que ha generado estragos al país porque ha consentido salarios abusivos y porque rechazó la creación de una CEP –comisión de investigación parlamentaria- para ir a fondo en el tema del rescate del UBS, afirmó el socialista Christian Levrat.

El presidente del Partido Socialista añadió tajante: “Señores, les recuerdo que han sido elegidos para representar los intereses del pueblo, no los de los banqueros. Ya salvamos al UBS en octubre del 2008 con toda lógica a los banqueros, ¿van a cometer un nuevo error?”.

Tenemos por un lado a la Suiza que trabaja, dijo Levrat, y por el otro, a la Suiza que especula. ¿A cuál de las dos quieren representar?, es tiempo de que la UDC y el PDC se liberen de la tutela que ejerce sobre ellos la banca, puntualizó.

No es necesario un referéndum...

En su intervención en la cámara baja, la ministra de Justicia suiza, Eveline Widmer-Schlumpf, aprovechó la tribuna para destacar las razones por las cuales no era necesario un referéndum facultativo para el Acuerdo UBS y para señalar que esto implicaría demoras en el cumplimiento del compromiso que Berna estableció con Washington.

Siempre es posible, y mucho más simple, delegar en otros la responsabilidad que no queremos asumir. Pero no por ello es lo más conveniente, dijo.

Y si en Suiza existen los esquemas del referéndum obligatorio y facultativo justamente porque hay dominios en los que el pueblo otorga a su Parlamento la confianza para tomar decisiones justas, agregó.

El Acuerdo UBS no implica compromisos permanentes, se trata de un acuerdo puntual que no sienta jurisprudencia, es justo por ello que no requiere un referéndum, citó Widmer-Schlumpf.

La posición de la ministra fue compartida por el diputado del Partido Liberal Radical (PLR), Georges Theiler, quien destacó que someter este tema a votación popular implicará de forma casi obligada una demora en la entrega de información al IRS estadounidense.

Por su parte, Pirmin Bischof, diputado del Partido Democrático Cristiano (PDC), se sumó y destacó que “se trata de un acuerdo de carácter único que comprende exclusivamente 4.450 casos, no fija reglas para el futuro y cuyos principios no son aplicables a escenarios sean semejantes.

“Incluso si EEUU decidiera interponer nuevas demandas de información bajo supuestos semejantes, cualquier posible intercambio de datos tendría que ser sometido de nuevo al Parlamento”, puntualizó.

¿Quién legisla para Berna?

La izquierda suiza arremetió con rigor.

La diputada Hildegard Fässler-Osterwalder, socialista de San Gallen, recordó que el UBS ya fue salvado en octubre de 2008, sus balances fueron saneados y se eliminaron los activos tóxicos, y el gobierno se encargó de rescatarla “de espaldas al Legislativo”.

Nadie nos consultó, no tuvimos oportunidad de modificar los compromisos asumidos, sólo los validamos. Las cosas no se están haciendo bien en Suiza, citó.

Agregó que los derechos internacionales del hombre defienden férreamente la no-retroactividad de las leyes porque aceptar dicha condición es abrir la puerta a toda clase de abusos.

¿Por qué nos pide Washington votar un texto con efecto retroactivo?
La voz de los socialistas fue insuficiente para echar abajo el Acuerdo UBS. Este miércoles (16.06), el Consejo de los Estados, la otra cámara, discutirá nuevamente si avala, o no, un posible referéndum.

Pero su posición ha sido mucho más favorable a los compromisos con Washington que la de la cámara baja, por lo que la UDC espera que sea un mero trámite que quedará resuelto antes de que concluya el periodo de sesiones de verano el próximo viernes (18.06).

Andrea Ornelas, swissinfo.ch

LAS CLAVES DEL CASO UBS

2007
Junio El fisco de EEUU (IRS) sospecha que el UBS promueve una red de evasión de impuestos entre sus clientes estadounidenses e inicia investigaciones.

2008
Junio Bradley Birkenfeld, empleado de alto nivel del UBS, denuncia ante la Justicia de EEUU que existe una red de evasión vía cuentas ‘offshore’.
Desde Miami, el IRS inicia de inmediato un proceso ‘John Doe Summons’ contra el UBS en busca de información detallada sobre los evasores.

2009
Febrero Para frenar el proceso penal contra UBS, la autoridad financiera suiza, FINMA, autoriza al banco a entregar al IRS información sobre 250 cuentas sospechosas de fraude.
EEUU revira: 24 horas después interpone una demanda civil y reclama información de 52.000 cuentas más.
Agosto Suiza y EEUU firman el ‘Acuerdo UBS’, un pacto extrajudicial que absuelve a Suiza de la obligación de revelar información sobre las 52.000 cuentas a cambio de entregar las coordenadas de sólo 4.450 cuentas antes de agosto del 2010.

Ener. El Tribunal Administrativo Federal (TAF) declara inconstitucional la decisión de FINMA de permitir la entrega de 250 cuentas a EEUU en 2009.
El Acuerdo UBS se tambalea. No será posible entregar información a Washington en 2010 si el Parlamento suizo no lo aprueba.
Junio El Parlamento suizo debatió y votó el Acuerdo UBS durante su periodo de sesiones de verano.

End of insertion

CONTEXTO

Acuerdo UBS exento al banco suizo de pagar una multa en EEUU por haber promovido la evasión entre sus clientes y le salvó de un proceso (civil o judicial) que le habría obligado a entregar información de 52.000 cuentas.

A cambio comprometió al banco a entregar datos sobre 4.450 de presuntos defraudadores fiscales antes del 19 de agosto del 2010.

La Asociación Suiza de Banqueros (ASB) celebró la aprobación del Acuerdo UBS en la cámara baja suiza, pero pidió a la cámara alta que rechace nuevamente la opción del referéndum facultativo. “Sería una gran piedra en el camino, que EEUU interpretaría como una falta de compromiso suizo que tendría consecuencias”.

End of insertion

DATOS CLAVE

El mercado de valores tomó mal la decisión del Consejo Nacional de pedir un referéndum facultativo para el Acuerdo UBS.

Tras la votación, a las 10h00, la acción cayó hasta 15,39 francos por título. En las horas siguientes se recuperó para ganar 2,17% a las 15h00.

El UBS tiene presencia en 51 países y 71.000 empleados. El 40% de sus utilidades las genera en EEUU.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo