Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

SALUD ¿Por qué aumentan las alergias en Suiza?

Una niña sentada en el pasto se suena

¿Huir a las montañas para escapar a la fiebre del heno? Eso podría dejar de funcionar.

(© Keystone / Gaetan Bally)

Las alergias en Suiza se han incrementado drásticamente en los últimos cien años. Hay muchas razones para ello. Y pronto los suizos ya no estarán protegidos de la fiebre del heno, ni siquiera en las montañas.

En 1900, menos del 1% de la población suiza sufría de alergias. Hoy en día, las personas alérgicas representan entre un cuarto y un tercio de la población. Este jueves, 21 de marzo, el Centro Suizo para las Alergias distribuye folletos a la población con motivo de la Jornada Nacional de la Alergia 2019.

De la higiene al cambio climático

¿Por qué han aumentado tanto las alergias en Suiza? Según Bettina Ravazzolo, de aha, el Centro Suizo para las Alergias, las causas se encuentran en el estilo de vida occidental. “Nuestro variado y exótico menú nos pone en contacto con una mayor cantidad de posibles desencadenantes. Además, nuestros estándares de higiene son tan altos que el sistema inmunitario está menos confrontado con patógenos reales y por lo tanto tiende a defenderse incluso contra sustancias inofensivas”.

Además, hay factores ambientales: “Los contaminantes del aire también tienen efectos”, dice Ravazzolo. “Pueden hacer que el polen sea más agresivo e irrite luego las vías respiratorias”.

El cambio climático también juega un papel importante en el aumento de la fiebre del heno. Cuanto más altas sean las temperaturas, más prolongada e intensa será la temporada de polen. “Debido al calentamiento climático, la temporada de avellanas, abedules y fresnos comienza de dos a tres semanas antes que hace treinta años”, anota Ravazzolo.

Escapar de la fiebre del heno

En el siglo XIX, muchos miembros de la clase alta europea huían a las montañas para escapar de la fiebre del heno y del asma, aprovechando el hecho de que por encima de los 1500 metros de altitud hay menos polen, ácaros, esporas de moho y polvo fino.

Pero eso podría ya no ser así en poco tiempo debido al cambio climático y a las mutaciones en la vegetación: “En el futuro, el abedul podría extenderse incluso a mayores altitudes, lo que provocaría mayores concentraciones de polen incluso en las montañas”, apunta Ravazzolo.

Un hombre junto a un árbol
(© Keystone / Gaetan Bally)


Traducido del italiano por Marcela Águila Rubín , swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes