Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Se recomienda a los bancos privados y cantonales aceptar el acuerdo global

Los bancos privados y cantonales deberían someterse a las últimas exigencias del juez Korman sobre la publicación y el archivo de las cuentas bancarias relacionadas, de cerca o de lejos, con el Holocausto.

"Recomiendo a los bancos privados que acepten las peticiones del juez Korman", declaró ante la prensa Jacques Rossier, representante de los bancos privados en la Asociación Suiza de Banqueros (ASB), al término de una reunión de información en Zúrich organizada por la ASB.

Hansjörg Müntener, representante de los bancos cantonales, también es de la misma opinión. Miembro de la dirección del Banco Cantonal de Zúrich, aconsejará a su institución que satisfaga las últimas exigencia del juez neoyorquino.

La ASB informó a las entidades bancarias suizas sobre las principales etapas del acuerdo aprobado por Edward Korman. Los bancos cantonales y privados tienen ahora un mes para decidir su estrategia y dar una respuesta.

El juez neoyorquino había declarado que sólo los bancos que aceptaran voluntariamente las medidas acordadas se beneficiarían de la plena protección otorgada por el acuerdo.

Por el contrario, "un banco que rechazara las medidas no estaría incluido en el reglamento global", declaró Jacques Rossier. Podría incluso ser objeto de una nueva queja colectiva que podría tener consecuencias negativas incluso para los establecimientos bancarios que trabajan poco con Estados Unidos.

Las cuentas que tuvieran en Estados Unidos podrían ser secuestradas, y el director del banco detenido, si pisara territorio estadounidense, aunque fuera de vacaciones.

El juez Edward Korman puso como condición para concretizar el acuerdo global que los bancos acepten las recomendaciones del Comité Volcker. Además de la publicación de unas 26.000 cuentas que han tenido una relación probable con el Holocausto, el comité recomendó que se archiven de manera centralizada los 4,1 millones de cuentas abiertas entre 1933 y 1945.

A fines de marzo pasado, la Comisión Federal de Bancos (CFB) siguió de manera global la primera de esas recomendaciones. Pero limitó la centralización de datos a las 46.000 cuentas que parecían tener un posible o una probable relación con el Holocausto. Dos meses después, el UBS y el Crédit Suisse cedían completamente a las demandas del juez estadounidense.

Los dos grandes bancos aceptaban así colocar en un banco centralizado de datos las informaciones que poseían relativas a los 2,1 millones de cuentas abiertas entre 1933 y 1945. En caso de necesidad autorizan incluso investigaciones sobre el asunto en sus propios archivos.

Ahora se recomienda a los bancos privados y cantonales que hagan lo mismo.

swissinfo y agencias


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes