Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Secreto bancario: sí al debate, no a la renuncia

Hans-Rudolf Merz, ministro suizo de Finanzas.

(Keystone)

El Gobierno está dispuesto a implementar ayuda judicial y administrativa internacional en materia de delitos fiscales, sin por ello sacrificar el secreto bancario, señaló el Ministro suizo de Finanzas, Hans-Rudolf Merz. Por ahora, un grupo de expertos va a ser creado.

El Consejo Federal (Gobierno) está dispuesto a entablar discusiones con Estados terceros con respecto a la fiscalidad del ahorro, destacó Hans-Rudolf Merz este viernes ante la prensa.

Sin embargo, no precisó hasta dónde el Gobierno estaba dispuesto a hacer concesiones, en particular en lo que se refiere a la diferenciación entre evasión y fraude fiscal. El Ministro de Finanzas reiteró que existían variantes entre un mantenimiento sin concesión del secreto bancario y un abandono puro y simple.

No obstante, la protección de la esfera privada de los clientes de los bancos ante intervenciones injustificadas por parte del Estado va a permanecer garantizada, reiteró el ministro. El Gobierno rechaza así las críticas pronunciadas por distintos Estados contra el secreto bancario suizo: las considera infundadas.

"Suiza no es un paraíso fiscal", indicó.

La voluntad de proteger la esfera privada de los ciudadanos de la injerencia injustificada del Estado está muy importante para la población suiza, destacó a Hans-Rudolf Merz. Además, el secreto bancario no está allí para proteger a los autores de delitos fiscales: en Suiza como en otras parte, son castigados por la ley.

Grupo de expertos

El Gobierno decidió crear a un grupo de expertos encargado de estudiar las cuestiones de secreto bancario y de ayuda mutua fiscal al nivel suizo e internacional. El Gobierno no quiere actuar ligeramente y quiere darse el tiempo de profundizar en estas cuestiones antes de tomar decisiones que pueden comprometer el futuro de la economía y el país, explicó esencialmente Hans-Rudolf Merz.

La primera tarea del grupo de expertos será dar una definición del fraude fiscal. Los Estados Unidos están impacientes y el tiempo apremia, declaró a Hans-Rudolf Merz. El grupo celebrará su primera sesión en algunos días.

El grupo de expertos estará presidido por Manuel Sager, jefe de la División Política V del Ministerio de Exteriores. Poseedor de un título estadounidense de abogado, este diplomático de alto rango es un fino experto en Estados Unidos. Fue cónsul general suplente de Suiza en Nueva York de 1995 a 1999, en el momento más candente del asunto de los fondos de los desheredados, luego jefe de comunicación de la Embajada de Suiza en Washington de 1999 a 2001.

El grupo de expertos incluirá también al Vicepresidente del Banco Nacional Suizo (BNS), al director de la Asociación Suiza de Banqueros y a profesores de Universidad, incluido Xavier Oberson, profesor de Derecho Administrativo y Fiscal en Ginebra.

Distintas reacciones

Las reacciones a la posición del Consejo Federal sobre el secreto bancario no dieron lugar a la tradicional separación izquierda-derecha. Las críticas vinieron de la izquierda y de los Verdes, pero también de la UDC (Unión Democrática del Centro/derecha nacionalista).

El Presidente de la UDC, Toni Brunner, considera que el Consejo Federal se encuentra "sin concepto y sin orientación". El secreto bancario está inscrito en la ley y sirve para proteger la esfera privada. También en su opinión, el Consejo Federal debe respetarlo sin condiciones y no convertirse en un inspector fiscal.

Christian Levrat, presidente del Partido Socialista, se dice "decepcionado e impaciente". A su modo de ver, el Consejo Federal no ha entendido la urgencia de la situación y juega "contrarreloj" porque una inscripción -a principios de abril- de Suiza en la lista negra de la OCDE tendría consecuencias negativas sobre la economía real del país.

Según el socialista, el Consejo Federal debe pasar a la ofensiva modificando su concepción del secreto bancario. Suiza debe asociar a los otros centros financieros a la solución del problema de los delitos fiscales.

Los Verdes festejan la constitución de un grupo de expertos. A su modo de ver, eso habría debido hacerse desde hace tiempo. Pero las decisiones del Consejo Federal son completamente insuficientes: en un comunicado, los ecologistas reclaman una vez más la abolición del secreto bancario para los casos de evasión fiscal.

Christophe Darbellay, presidente del PDC (Partido Cristiano-Demócrata/centro), se declaró un tanto aliviado de que el Consejo Federal no haya convertido éste, en viernes de concesiones y que, en el fondo, mantenga firme su voluntad de garantizar el secreto bancario.

Los liberales-radicales invitan a Suiza a resistir a las presiones. En un comunicado, manifiestan su beneplácito por la voluntad del Consejo Federal de mantener la distinción entre fraude y sustracción fiscales, pero apoyan una evolución del secreto bancario bajo condiciones.

La ministra de Exteriores en el mismo tono con Hillary Clinton

La ministra de Asuntos Exteriores de Suiza, Micheline Calmy Rey, pidió a la secretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton, de visita en Ginebra, evitar una escalada suplementaria en el asunto que opone a los dos países en torno al fraude fiscal de clientes estadounidenses del principal banco helvético, el UBS.

Según explicó Calmy Rey, al término de su encuentro en Ginebra con Clinton, Suiza está a favor de una solución política y estaría lista para ampliar la ayuda judicial entre los dos países.

"Haremos pronto proposiciones más precisas", agregó Calmy-Rey, al advertir que tanto Suiza como Estados Unidos están de acuerdo en trabajar juntos de modo constructivo en este conflicto de intereses.

swissinfo y agencias

MANOS A LA OBRA

Suiza anunció este viernes (06.03) que Manuel Sager, doctorado en derecho nacido en Argovia y profundo conocedor de las leyes estadounidenses, será el responsable de coordinar los trabajos del grupo de expertos que aconsejará a la Confederación Helvética sobre la posición que debe tomar el país con respeto al futuro del secreto bancario.

Sager, de 54 años, trabaja para el Ministerio de Exteriores, pero su currículum incluye su experiencia como cónsul general suplente de Suiza en Nueva York (1995-1999), y jefe de Comunicación de la Embajada de Suiza en Washington (1999.2001).

El equipo de trabajo incluirá también a:

Jean-Daniel Gerber, secretario de Estado de Economía

Michel Leupold, Director de la Oficina Federal de la Justicia

Jacques de Watteville, embajador de Suiza en Bruselas

Alexander Barrer, Directo de la División de Relaciones Fiscales Internacionales del Departamento Federal de Finanzas

Peter Siegenthaler, Director de Administración Federal de Finanzas

Xavier Oberson, experto en derecho fiscal de la Universidad de Ginebra

Philipp Hildebrand, número dos del Banco Nacional de Suiza

Urs Roth, director de la Asociación Suiza de Banqueros

La primera misión del grupo será redefinir el concepto de fraude fiscal, y el equipo trabajará contrarreloj dada la presión que ejerce Estados Unidos sobre Suiza debido al expediente abierto por fraude fiscal encubierto por el UBS.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes