Navigation

Sismo en Perú: Suiza se moviliza

El ejército peruano ha destacado tropas para impedir saqueos y pillajes. Keystone

Equipos suizos de ayuda humanitaria llegaron este sábado (18.08.) a Pisco y Chincha, dos ciudades afectadas por el terremoto que el pasado miércoles causó más de 500 muertes y unos 1.500 heridos.

Este contenido fue publicado el 19 agosto 2007 - 13:18

El Gobierno peruano ha enviado por su parte tropas del ejército para evitar el pillaje de camiones, tiendas y mercados.

Los dos equipos, integrados esencialmente por cuatro expertos del Cuerpo Suizo de Ayuda Humanitaria y dos de la Cruz Roja Suiza, actúan in situ desde las 17 horas (hora suiza) del sábado, informó Jean-Philippe Jutzi, portavoz de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE).

Ellos han distribuido unos 1.000 mantas a las víctimas -calculadas en unas 80.000-, así como agua potable provista desde dos camiones cisterna adquiridos en el lugar.

Aparte de la cuestión del agua, cuyo abastecimiento plentea un problema en la zona afectada, los expertos suizos piensan concentrarse en los asuntos médicos, precisó Jutzi. Las rutas y los hospitales fueron también seriamente dañados por el sismo, según constatan los especialistas.

Los heridos son evacuados hacia Lima gracias a un puente aéreo organizado por las autoridades del lugar, el mismo que en el trayecto de vuelta encamina el material de socorro.

Los dos equipos suizos están en contacto con las autoridades locales y las organizaciones responsables de la coordinación de socorro, añadió Jutzi.

Cruz Roja y Caritas, también

De su lado, la Cruz Roja Suiza (CRS) ha dispuesto el viernes (17.08.) 50.000 francos para una primera ayuda urgente consistente en mantas y toldos y asistencia médica. Un colaborador de la CRS se encuentra en el lugar y dirige la acción junto con la Cruz Roja local.

A su vez, Caritas Suiza ha desbloqueado el sábado 50.000 francos para enviar ayuda urgente que alivie en alguna medida la carencia de medios de transporte, vestimentas y víveres imperecederos.

La organización caritativa precisó que trabaja en el terreno del desastre con su similar Caritas Perú, responsable de la coordinación de las obras sociales cristianas. Actualmente, la población necesita medios de transporte, vestimentas de abrigo y alimentos de fácil conservación.

Mantener el orden

El balance actual se cifra en al menos 510 muertos y 1.500 heridos. La búsqueda en los escombros continúa, pero disminuyen las esperanzas de encontrar supervivientes.

El presidente peruano, Alan García, fue a Pisco, ciudad en la que el terremoto del miércoles -de 8 grados en la escala de Richter-, destruyó el 85% de su centro. "El Estado tiene dos obligaciones: asistir, ayuda y mantener el orden" declaró García al tiempo de instar a que las casi 80.000 víctimas tengan paciencia, porque el encaminamiento de la ayuda es progresivo.

Cientos de soldados y policías destacados en el lugar patrullan para evitar pillajes de tiendas comerciales, mercados y carreteras. Un objetivo esencial es impedir que tales acciones retrasen las tareas de socorro para las víctimas.

swissinfo y agencias

Contexto

El asolador terremoto se produjo el míercoles a las 18h41 hora local (01h41 del jueves en Suiza) y duró dos minutos.

Su epicentro se situó en el mar, a 169 km al suroeste de Lima.

Al sismo le siguieron 9 réplicas cuyas magnitudes oscilaron entre 6 y 6,3 grados de magnitud.

End of insertion

Suiza-Perú

Perú es el más antiguo de los países considerados prioritarios para la cooperación suiza en América Latina, donde trabaja desde hace 40 años.

Además de la cooperación al desarrollo, COSUDE ejecuta proyectos en el ámbito de la gestión y prevención de catástrofes naturales.

En 2006, el presupuesto de la ayuda pública suiza a Perú sumó 15,9 millones de francos.

Unos 2.500 suizos o doble nacionales viven en Perú. Según la Embajada en Lima, ninguna de esas personas ha sido afectada por el siesmo.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.