Navigation

Juan Pablo II: Roma prepara el gran festejo

A seis años de su muerte, Juan Pablo II será beatificado. Keystone

Católicos romanos de todo el mundo siguen los caminos que llevan a Roma para asistir este fin de semana a las celebraciones con motivo de la beatificación del ‘papa peregrino’, seis años después de su muerte.

Este contenido fue publicado el 29 abril 2011 - 17:05
Morven McLean, swissinfo.ch

Roma espera hasta dos millones de visitantes el 1º de mayo, en su mayoría, personas que asistirán a la ceremonia, primera etapa del proceso para la santificación del papa polaco. Cientos de suizos, especialmente jóvenes, acuden a la cita.

“La beatificación es una fiesta, un día de alegría. Es también un día para proclamar que una persona hizo algo especial por la humanidad”, dijo Mario Galgani, portavoz en Suiza de Radio Vaticano.

El programa comienza el sábado con una gran concentración de oración cerca del Coliseo y continúa hasta el lunes, el día posterior a la beatificación.

Galgani, dijo que se esperaba mucha gente de Suiza debido a que el 6 de mayo es el día en que la Guardia Suiza -ejército privado del Papa- presta  juramento. Muchos suizos viajarán a Roma para la beatificación y se quedarán para esa otra ceremonia.

 

El  alojamiento estará limitado, pero “nadie encontrará las puertas cerradas”.

Los representantes de la agencia de viajes Drusberg Reisen, con sede en la ciudad central de Einsiedeln y especializada en peregrinaciones, dijo a swissinfo.ch que había recibido solicitudes de reservaciones procedentes de todo el país y que había llenado tres vagones, con capacidad para 80 personas cada uno, además de un vagón adicional reservado para jóvenes.

El movimiento católico juvenil N'APP Network dijo que tenía alrededor de 100 personas inscritas, de entre 15 y 35 años, procedentes de la Suiza francófona.

Peregrinos helvéticos

Entre los peregrinos helvéticos habrá un solo representante de la Conferencia Episcopal Suiza, el obispo auxiliar Denis Theurillat.

“Va solo porque el 1º de mayo es el primer domingo después de Pascua y es un día tradicional en Suiza para primeras comuniones y confirmaciones. Todos nuestros obispos están muy ocupados y les es imposible desplazarse”, dijo el portavoz de la institución, Walter Müller, a swissinfo.ch.

Müller añadió que una beatificación -cuando una persona es declarada “bendita” y puede ser venerada en la iglesia en la que realizaba sus actividades-  no tiene el mismo impacto que una canonización, cuando una persona es declarada santa.

“Por supuesto, los papas tienen un impacto en todo el mundo y también en Suiza habrá servicios especiales en y alrededor del 1º de mayo para conmemorar y honrar a Juan Pablo II”, dijo.

Santo súbito

El papa Juan Pablo II fue puesto en la “vía rápida” hacia la santidad. Normalmente el proceso de beatificación empieza hasta cinco años después de la muerte del candidato. En este caso se inició a dos meses del deceso.

Michael Sherwin, profesor de Teología Moral en la Universidad de Friburgo, recuerda que en el funeral del papa las masas gritaban ‘¡Santo Súbito!, o  ‘¡Santo de una vez!’, lo que es extremadamente inusual.

Sherwin, dijo que el actual papa, Benedicto XVI, deberá tomar la decisión final para acelerar el proceso de santificación de su predecesor, del que era cercano. 

“Cuando la Iglesia decide beatificar o canonizar a alguien, quiere ponerlo como modelo”, dijo a swissinfo.ch.

 

Sherwin se refirió al “extraordinario drama humano” del ascenso de Karol Wojtyla, desde su situación de jornalero en la Cracovia ocupada por los nazis hasta que su llegada a Roma donde se convirtió en el primer papa de Polonia cuando su país estaba todavía bajo el comunismo.

Para Müller, “Juan Pablo II fue sin duda, uno de los grandes papas de la historia de la Iglesia. No solo por el papel político que se le atribuye -su influencia habría contribuido a la caída del comunismo en Europa del Este-, sino que en la Iglesia misma, durante su largo pontificado, tuvo una gran influencia y puso muchas cosas en movimiento que la han fortalecido”.

Legado para la juventud

Sherwin y Müller coinciden en que Juan Pablo II tenía un excepcional poder de convocatoria entre los jóvenes.  

La de Juan Pablo era gente joven, dijo Sherwin. “¿Qué decía en sus escritos? No tengas miedo, el Evangelio sigue vigente, es un Evangelio de liberación. Proclamaba un mensaje de esperanza. La única manera para que una sociedad sea libre es la creencia en valores objetivos. La gente joven lo hace porque está sedienta de ello”.

Müller mencionó como parte del legado de Juan Pablo II la celebración del  Día Mundial de la Juventud, cuya próxima edición tendrá lugar en Madrid, en agosto próximo.  

“Jóvenes de todas partes de Suiza se han organizado espontáneamente para ir a Roma a la beatificación. Y esta es una señal fuerte, ya que muchos de ellos también irán a Madrid. Los jóvenes no suelen tener mucho dinero, pero de todos modos irán”, dijo Müller.

Entre aquellos que asistirán a ambos eventos se encuentra Martin Iten, artista gráfico de 24 años y oriundo de Zug.

“Encontré a Juan Pablo II dos veces en mi vida. En el año 2000 en el Día Mundial de la Juventud en Roma y en 2004 cuando visitó Suiza. Las dos veces estuve a decenas si no es que a cientos de metros de distancia, pero para mí era y es alguien que me dio mucho. Le doy las gracias por ello”, dijo Iten a swissinfo.ch.

Papa Juan Pablo II

Karol Jozef Wojtyla Nació el 18 de mayo de 1920 en Wadowice, Polonia.

Su pontificado duró 26 años, del 16 de octubre de 1978 hasta el 2 de abril 2005.

Hasta ahora ha sido el único papa eslavo hasta la fecha, y el primer papa no italiano desde el holandés Adriano VI (1522-1523). El actual papa, Benedicto XVI es alemán.

Se le atribuye un papel en la caída del comunismo en su Polonia natal y en toda Europa del Este. No obstante, denunció los excesos del capitalismo.

Trabajó para mejorar las relaciones de la Iglesia Católica con el Judaísmo, el Islam, la Iglesia Oriental Ortodoxa y la Comunidad Anglicana.

Los progresistas le criticaron su postura opuesta a la contracepción artificial y la ordenación de mujeres, y los tradicionalistas su apoyo al II Concilio Vaticano, su reforma litúrgica y sus esfuerzos ecuménicos.

En los años recientes, cuando se amplió el escándalo de los abusos sexuales en la Iglesia, también fue acusado de encubrir esos delitos.

Escribió 14 encíclicas papales, en los que incluyó temas como la fe y la razón, la ley de Dios, el trabajo y la importancia de la familia.

Proclamado “venerable” el 19 de diciembre de 2009, será beatificado este 1º. de mayo.

End of insertion

N’APP Network

Fue fundada el 2 de abril de 2005, tras el anuncio de la muerte de Juan Pablo II, como una plataforma para el intercambio y la colaboración entre los diferentes grupos de jóvenes católicos en Suiza.

Organiza actividades juveniles enfocadas en la diversión y la fe.

Su nombre procede de la versión francesa de las palabras de aliento del papa los jóvenes: ‘N'ayez pas peur’  (No tengan miedo)

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.