Navigation

Ricos, pero… ¿felices?

Suiza encabeza la lista de The Economist sobre los mejores países para nacer. Le siguen Australia, Noruega, Suecia, Dinamarca y Singapur. ¿Vivir en un lugar con altos niveles de vida también te hace feliz?

Este contenido fue publicado el 03 enero 2013 - 11:00

En los últimos años se ha debatido mucho acerca de “los índices de felicidad” como una forma de medir la prosperidad y el bienestar de una sociedad. Desde 1971, Bután ha rechazado la medición del progreso con base en el PIB y defiende un nuevo enfoque del desarrollo que mide la prosperidad a través de los principios formales de la felicidad nacional bruta y la salud espiritual, física, social y ambiental de sus ciudadanos y del ecosistema. Este año, las Naciones Unidas presentaron un Informe sobre la Felicidad Mundial con respuestas recopiladas en 156 países. Y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha vuelto a lanzar un Índice de Mejor Vida. ¿Realmente podemos medir nuestro bienestar? ¿Se puede comprar la felicidad? ¿Qué otras influencias hay?

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.