Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suiza, 'caja fuerte' de dinero corrupto, cliché superado

Mobutu Sese Seko detentó el poder en Zaire y malversó fondos a Suiza.

(Keystone)

Un diplomático suizo de alto rango afirma que el país no merece ya la reputación de paraíso de los capitales ilegalmente acumulados por dictadores corruptos.

Este martes (15.05.), el embajador Paul Seger recordó en Ginebra que el gobierno helvético ha restituido 1.600 millones de dólares (1.900 millones de francos) en años recientes, y que Suiza es actualmente un modelo en la lucha en contra de este tipo de malversaciones.

La reputación de Suiza como depósito del dinero sucio la alimentan libros como el de Dan Brown, 'Da Vinci Code' o películas como la última de James Bond.

Pero de acuerdo al embajador Paul Seger, quien encabeza la división de Derecho Internacional del Ministerio de Asuntos Exteriores, la realidad es un tanto distinta.

La introducción de nuevas reglas bancarias más restrictivas y de regulaciones contra el lavado de dinero, junto con diversas acciones concretas que han descubierto grandes casos de corrupción, han hecho que Suiza ya no pueda ser considerada como un blanco débil para este tipo de malversaciones.

Entre los éxitos registrados en esta lucha se encuentra la entrega a Nigeria de 700 dólares relacionados con el ex dictador Sani Abacha, y la devolución a Filipinas de 684 millones de dólares, resguardados en cuentas en bancos suizos pertenecientes al otrora dictador Ferdinand Marcos.

"Como parte de esta lucha contra los abusos a su centro financiero, Suiza presta una gran atención al problema de los fondos ilícitos de los dictadores", indicó Seger. "Sin embargo, hay que reconocer que no fue siempre el caso".

Caso Marcos

De acuerdo al diplomático, el caso de Ferdinand Marcos, iniciado en 1986, provocó que el gobierno helvético comenzara a tomar conciencia de la amplitud del problema y afrontara cuestiones futuras de forma distinta. Entre ellas se incluyen los millones desviados por los ex dictadores haitiano Jean-Claude Duvalier y zaireño Mobutu Sese Seko, pero sendos casos están en el limbo legal.

Entre los avances citados por embajador está la adopción en 1998 de una ley contra el lavado de dinero, la creación de la Oficina de Comunicación en materia de Blanqueo de Dinero, así como la introducción de nuevas reglas para los bancos destinadas a conocer mejor al cliente y unas específicamente para "personas políticamente expuestas" (PEP).

Una creciente cooperación judicial internacional también ha jugado un papel determinante, especialmente en el caso de la malversación de 92 millones de dólares por parte del ex jefe de los servicios secretos peruanos, Vladimiro Montesinos.

Segel reivindicó que en este rubro Suiza es considerada pionera a escala internacional en otros países e instituciones, como en el G-8. No obstante, indicó que la otra cara de la moneda es que los incidentes como el de las cuentas de Marcos, Abacha o Montesinos refuerzan la percepción internacional de que hay aún más fondos que deben ser restituidos.

Blanqueo de dinero

La expresión 'blanqueo de dinero' se aplica a todos aquellos actos a través de los cuales se trata de ocultar el origen del dinero proveniente de ...

Suiza no está sola

El embajador helvético dejó claro que Suiza no es el único país que se ha confrontado en el pasado al problema de las malversaciones financieras. Comentó que aproximadamente mil millones de dólares de los fondos de Abacha han transitado por Gran Bretaña.

"Hemos hecho grandes progresos, pero debemos trabajar para prevenir otros casos en el futuro. Seremos juzgados por nuestras acciones", subrayó.

"Si en el próximo quinquenio no hay nuevos casos, habremos mostrado que hemos aprendido las lecciones del pasado."

La 'Coalición para la restitución justa y transparente de los fondos de Abacha', un grupo de varias ONG suizas que ha luchado con éxito para que los millones del ex dictador nigeriano fuesen restituidos, coincide en que aún hay mucho por hacer.

"Algunos mecanismos creados representan grandes pasos en el respeto de las normas internacionales, como por ejemplo, el sistema de monitoreo del caso Abacha", señaló a swissinfo Max Mader, miembro de la Coalición.

"Pero el problema del lavado de dinero en el sistema financiero suizo no ha desaparecido."

swissinfo, Adam Beaumont, Ginebra
(Traducido del inglés por Patricia Islas Züttel)

Contexto

A principios de mayo, el gobierno suizo liberó 84 millones de dólares, congelados en un caso de corrupción y los ingresó en un fondo independiente para financiar programas a favor de los niños desfavorecidos en Kazajstán.

Pero apenas la semana pasada, el Ministerio Público de la Confederación archivó una investigación con relación a sospechas de lavado de dinero, en la que supuestamente está implicado el ex primer ministro de Madagascar, Tantely Andrianarivo.

Como consecuencia de esta decisión, un banco suizo versará 2,8 millones de francos (2,3 millones de dólares) a Andrianarivo, dinero que hasta ahora había permanecido congelado. El abandono de este procedimiento judicial ha suscitado la ira del gobierno de esa isla, que ha solicitado la restitución del dinero.

Fin del recuadro

Datos clave

El número de informes de transacciones sospechosas sometidas a la Oficina de Comunicación en materia de Blanqueo de Dinero de Suiza alcanzó los 619 en 2006, una cifra 15% menor a la del año 2005.

Sin embargo, los activos de capital bloqueados en 2006 alcanzaron los 815 millones de francos suizos, más de 19,7% que en 2005 (681 millones de francos).

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes