Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suiza, reina de la buena vida

Además calidad de vida, Zúrich ofrece diversión.

(Keystone)

Zúrich, Ginebra y Berna se cuentan entre las diez ciudades más atractivas para habitar por su calidad de vida y niveles de seguridad.

Empresas y gobiernos otorgan una gran importancia a dichas características a la hora de tomar decisiones estratégicas como abrir una nueva planta, multiplicar la infraestructura u otorgar más incentivos fiscales.

Suiza es el mejor país del mundo para radicar gracias a su calidad de vida, infraestructura, clima de negocios y la seguridad que ofrece a sus habitantes, entre otros factores, concluye un estudio presentado el martes (10.06) por el grupo estadounidense Mercer Consulting.

De acuerdo con los expertos estadounidenses en estrategia, Zúrich, Ginebra y Berna se encuentran entre las 10 metrópolis mejor posicionadas del Índice de Calidad de Vida en las Ciudades Globales', edición 2008.

Zúrich ocupa el lugar número uno por séptimo año consecutivo, seguida por Ginebra (2) y Berna (9), evaluadas dentro de un universo de 215 concentraciones urbanas calificadas a partir de 39 criterios.

Después de Suiza, Alemania es el segundo país del mundo más atractivo para vivir. En su caso, en ciudades como Düsseldorf (6), Múnich y Francfort (ambas en el lugar número 7).

Vivir bien, un activo económico

La calificación cuantitativa y cualitativamente de vida que ofrece una ciudad a sus habitantes es mucho más que un alimento al ego de sus habitantes o sus autoridades públicas.

Es, de hecho, una sólida herramienta que utilizan empresas y gobiernos para tomar decisiones estratégicas como el establecimiento de nuevas plantas o el desarrollo de proyectos de infraestructura, afirma Slagin Parakatil, investigador de Mercer Consulting.

El experto agrega que el sector de los negocios se enfrenta el reto constante de identificar nuevos mercados, expandir operaciones y definir hacia dónde crecerá.

Y aunque el factor de los costes es importante, no es el único que los hace dirigirse a un país u a otro. Para las multinacionales siempre es importante ofrecer una buena calidad de vida a sus ejecutivos, ya que esto anima a sus hombres clave a tomar contratos como expatriados.

A juicio de Parakatil, la seguridad personal y familiar es uno de los tópicos más relevantes: "Siempre que una ciudad es percibida como insegura, habrá un desincentivo natural para realizar negocios en su territorio".

Londres, París o Nueva York, agrega, ofrecen quizás más oferta de esparcimiento, más transporte o un mayor número de aeropuertos internacionales, pero Zúrich da, a cambio, certidumbre de seguridad personal y una calidad en los servicios de salud que son muy bien apreciadas en el mundo empresarial.

El perfil suizo

Como se citó, Zúrich se ubica por séptima vez consecutiva a la cabeza de los centros urbanos más apreciados por la comunidad económica mundial.

Sobre la marcha, se trata de la ciudad más poblada de la Confederación Helvética y del corazón de los negocios del país.
En Zúrich tienen sede 85 de las 100 compañías más importantes de Suiza.

En el siglo XIX fue la protagonista de la industria mecánica y ahora lo es de las actividades financiera y tecnológica.

Zúrich es atractiva por su ubicación geográfica –al centro de Europa-, pero también porque ofrece una estructura tributaria interesante a los extranjeros que se establecen en su territorio.

Simultáneamente, es una ciudad que ofrece personal altamente cualificado e institutos de formación e investigación de alto nivel, un valor agregado que es muy rentable para los consorcios.

Ginebra, por su parte, es la ciudad cosmopolita que se ha convertido en sede de la mayoría de los organismos internacionales.
Los más relevantes: la sede europea de la ONU, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Organización Mundial del Comercio (OMC), la Organización Mundial de la Salud (OMS) o la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

Y Berna, además de la capital, es una metrópoli inscrita como patrimonio de la humanidad, según la UNESCO, por la arquitectura medieval de su casco antiguo. Característica a la que se suma una amplia oferta de servicios, transporte y distancias cortas.

Los vecinos, ¿dónde están?

El listado de criterios de Mercer Consulting es largo e incluye, además, estabilidad política, social, crecimiento económico, servicios médicos, calidad educativa, calidad de los transportes y los servicios públicos, oferta cultural, riesgo de desastres naturales y nivel de contaminación, entre muchos otros.

Este 2008, el índice concluye que Europa se mantiene como el continente que ofrece una mejor calidad de vida a sus habitantes.
De hecho, de las primeras 25 ciudades del índice, 17 pertenecen al Viejo Continente, es decir, 62% del total.

Después de Suiza y Alemania, Dinamarca es el tercer país con mejor calidad de vida gracias a Copenhague (11); y después se ubica Holanda, con Ámsterdam (13).

Las ciudades españolas se encuentran más lejos en el 'ranking'. La mejor posicionada en Barcelona (42), seguida por Madrid (43), las únicas dos metrópolis ibéricas que se cuentan entre los primeros 50 sitios del listado de Mercer.

Con respecto a América Latina, ninguna ciudad de esta región aparece entre los primeros 50 lugares.

swissinfo, Andrea Ornelas

Las diez mejores

Las 10 ciudades que ofrecen mayor calidad de vida son:

1. Zúrich
2. Vienna
3. Ginebra
4. Vancouver
5. Auckland
6. Düsseldorf
7. Múnich
8. Frankfurt
9. Berna
10. Sydney

Zúrich tiene 376.000 habitantes, Ginebra 186.200 y Berna 128.150.

Fin del recuadro

El Índice de Mercer

El grupo Mercer Consulting inició operaciones en Estados Unidos en 1937, especializado al principio en temas de recursos humanos.
Hoy, tiene presencia en 40 países y 18.000 empleados.

Su Índice de Calidad de Vida en las Grandes Ciudades toma como referencia Nueva York, que en su escala tiene un valor de 100.

Todas las ciudades que superen dicha referencia, ofrecen una mejor calidad de vida, la puntuación de Zúrich es 108.

Fin del recuadro

SWATCH DE COMPRAS

El grupo relojero suizo Swatch decidió (11.06) retomar la operación de la también compañía helvética, Francois Golay, basada en Brassus y experta en la fabricación de minicomponentes para relojes.

De acuerdo con lo previsto, Swatch, que ya era propietaria de 35% de las acciones de Fracoins Golay, compará el 65% restante. No está prevista ninguna afectación sobre los 105 empleados que tiene la empresa comprada.

Los accionistas vendedores son Yves y Jean-Marc Berney, pese a lo cual este último seguirá al frente de la dirección operativa de Francois Golay.

Fin del recuadro


Enlaces

×