Suiza, una economía "de exportación"

El sector químico y la mayoría de otros sectores registran cifras positivas. Keystone Archive

El superávit comercial creció 35% en 2004, esto es, las empresas helvéticas venden cada vez más productos a los consumidores de todo el mundo.

Este contenido fue publicado el 04 febrero 2005 - 08:03

Y según la OCDE, el empresariado suizo es uno de los menos corruptos del mundo; sin embargo, recomienda reforzar el apoyo y supervisión a las PME.

Para poner cada cosa en su sitio, sin el poder de las exportaciones, la economía suiza sería la tercera parte de lo que es, y la presente semana económica patentizó lo anterior.

La venta de productos nacionales en el extranjero vivió un año histórico, el mejor desde 1999 debido a la favorable evolución de empresas de los sectores biotecnológico, farmacéutico y relojero, entre otros.

Y hubo algo más en el tintero económico semanal: un llamado de atención a Suiza, por parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Paso firme en el extranjero

El superávit comercial de Suiza creció más de 35% en el 2004, según informó el jueves (03.02) la Administración Federal de Aduanas (AFA).

En palabras simples: la Confederación Helvética exporta mucho más de lo que importa.

Esto es, mientras sus ventas en el extranjero sumaron 141.730 millones de francos suizos en el 2004 (8,5% más que en el 2003); las importaciones totalizaron 132.420 millones de francos el año pasado (4,2% más que en el año previo).

Los sectores más dinámicos fueron la industria alimenticia, bebidas y tabacos, así como la producción relojera y química.

Y en el rubro de las importaciones, destacan especialmente la venta de productos energéticos, que aumentaron 16,8%, lo que se explica en el elevado repunte de los precios del petróleo en 2004.

La aportación farmacéutica

La industria farmacéutica es una de las principales fortalezas de la economía helvética y esta semana (02.02) se dieron a conocer reportes anuales importantes.

Roche, por ejemplo, cerró el 2004 con buenas noticias, pero insuficientes para el apetito voraz de los mercados.

Sus utilidades ascendieron a 4.339 millones de francos suizos (2.799 millones de euros), monto 41% superior al reportado durante el 2003. Sin embargo, los inversionistas del mercado de valores estimaban que rebasaría los 4.660 millones de francos.

De acuerdo con Franz B. Humer, director general de Roche, la venta de medicamentos sin receta fue la más rentable.

De hecho, sus ingresos totales totalizaron 29.522 millones de francos suizos (18.980 millones de euros), un 9% más que en 2003.

De acuerdo con el directivo, la creciente demanda de medicamentos y el progreso tecnológico de la empresa permiten anticipar buenos resultados también para el cierre del 2005.

La evolución financiera de Roche en 2004 permitirá otorgar a los accionistas una utilidad de 2,4 francos suizos por título, 20% más que en 2003.

En tanto, Ciba logró cerrar el 2004 con una pequeña ganancia de 311 millones de francos suizos, 10% debajo del registro del año previo (cuando ganó 344 millones).

Las utilidades de Ciba son mucho menores a las de sus competidoras –Roche o Novartis- debido que atraviesa un periodo de problemas financieros que le obligaron a anunciar un programa de reestructuración financiera el año pasado (27.10), cuando dio a conocer que despediría alrededor de 950 empleados entre el 2005 y el 2006.

Apuesta biotecnología

Dentro de la misma rama industrial, pero especializada en biotecnología, la suiza Serono también registró un fuerte crecimiento de sus utilidades del 2004, que sumaron 588 millones de francos suizos.

Este resultado es 21,7% superior al del 2003.

El Rebif –que permite tratar la esclerosis- fue el medicamento más rentable de grupo Serono, debido a la buena recepción que este producto tiene en Estados Unidos (donde se vendió el equivalente a 367 millones de francos suizos, 56% más que en 2003).

No obstante, y pese a lo positivo de los resultados, los mercados están cautelosos porque sus gastos de investigación y mercadeo aumentan, lo que impactará los resultados del 2005.

En su “defensa”, Serono afirma que sus ventas aumentarán entre 10 y 15% este año –para alcanzar los 3.100 millones de francos suizos- lo que garantiza utilidades netas de más de 640 millones de francos.

Anticorrupción y despidos

Suiza es uno de los países menos corruptos del mundo, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Este martes (01.02), el organismo internacional dio a conocer el resultado de la visita que realizó a la Confederación Helvética en mayo del 2004 para evaluar cómo funcionan las cosas en el gobierno, los sindicatos, la ciencia, etcétera.

El “examen” –que forma parte de la Convención de la OCDE para la lucha contra la corrupción- dejó claro que hay excelentes bases en materia de prevención de ilícitos y criminalidad, en general.

Y aunque la OCDE destacó los esfuerzos que realizan los sectores público y privado, hizo énfasis también en la necesidad del gobierno de ser más “sensible” con respecto a las trampas en las que pueden caer –y proponer a otros- las pequeñas y medianas empresas que operan a nivel internacional.

Es decir, al tiempo que se apoya el desarrollo de este segmento empresarial, debe exigírsele también cuentas claras.

swissinfo/Andrea Ornelas

Datos clave

En el 2004, Suiza registró las exportaciones más altas de los últimos cuatro años:
· El superávit comercial crece 35%
· Las exportaciones suman 141.730 millones de francos suizos
· Las importaciones totalizan 132.420 millones de francos suizos

End of insertion

Contexto

· La economía suiza sería un tercio de lo que es si no exportara al mundo.
· Farmacéuticas como Roche o Ciba dieron a conocer que el 2004 fue un año de utilidades interesantes para ellas. Sin embargo, los mercados exigen aún más, especialmente a Ciba que sigue en proceso de reestructuración financiera.
· La OCDE considera a Suiza un país sin problemas de corrupción; sin embargo, pide al gobierno que se mantenga alerta con respecto a las pequeñas y medianas empresas que son las más susceptibles de caer en la red de los sobornos de sus clientes extranjeros.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo