Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suiza frente al reto de sus pobres

Una de las caras de la pobreza en Suiza.

(Keystone)

Más de 850.000 personas están afectadas por la precariedad y crece el número de asistidos sociales en uno de los países más ricos del mundo.

Ante la perspectiva de una mayor austeridad económica, los suizos descubren el paisaje de una creciente pobreza.

De un lado, Caritas-Suiza, en su balance anual sobre la situación social en Suiza, ha indicado, a fines de diciembre último, que más de 850.000 personas en el país viven en una situación precaria y están afectadas por la pobreza. De otro, la Conferencia Suiza de Instituciones de Acción Social (CSIAS) ha informado que 300.000 personas se ven obligadas a recurrir a la ayuda social.

El estudio de la sección suiza de Caritas, basado en las estadísticas oficiales, dice que el desempleo, cuya tasa ha superado en el 2003 el 4% de la población activa, y el creciente número de ‘working poors’ (pobres, con trabajo), explican una precariedad que amenaza la paz social.

10% más de asistidos

Según la CSIAS, en el 2003, el número de personas que recurrió a la protección del Estado aumentó en un 10% respecto al año precedente. El presidente de la Institución, Walter Schmid, declaró que las comunas, encargadas de las prestaciones, “ya no podrán hacer frente a las transferencias”.

Con los ahorros previstos por la Confederación, las comunas temen no poder responder a las crecientes demandas de estas ayudas consideradas como la última red de protección, después de los seguros de desempleo e invalidez.

No es fácil entender estas disparidades en uno de los países más ricos del mundo, cuya imagen se asocia, a menudo, con un bienestar general. ¿Qué significa ser pobre en Suiza?

Ser pobre en Suiza

“Desde luego, la pobreza en Suiza es una pobreza relativa. La mayoría de los pobres son personas que viven dentro de una familia donde una persona trabaja a tiempo completo, pero cuyo salario no es suficiente para satisfacer un mínimo de la existencia”, explica a swissinfo, Jürg Krummenacher, director de Caritas-Suiza, en Lucerna.

Se trata de personas que trabajan en restaurantes, en la agricultura o que limpian oficinas y cuyos salarios no alcanzan a cubrir los costos de la vida diaria. “Sobre todo, de familias grandes, con más de dos hijos y de familias monoparentales. Entre ellos figuran particularmente las mujeres y los extranjeros, pero también hay muchos suizos”, añade el director de Caritas.

Caritas estima que el ingreso mínimo de una persona sola, para pagar el alquiler de un apartamento y seguro obligatorio de salud es de unos 1.800 francos suizos. Para una familia con dos niños, sin alquiler y sin seguro de salud, son 2.400 francos.

Reacciones en los medios económicos

Los medios económicos suizos no son insensibles a un problema que es complejo, pero, por ahora, se muestran preocupados particularmente por la reactivación del crecimiento.

En la esfera política dominan por el momento las perspectivas de una mayor austeridad y la Unión Sindical Suiza se manifiesta contra un eventual desmantelamiento del Estado social.

La Secretaría de Estado para la Economía, (seco), centro de competencia de la Confederación para asuntos de política económica -cuyo objetivo es crear condiciones para el desarrollo de la economía en beneficio de todos-, estima que la lucha contra la pobreza pasa, ante todo, por la integración de las personas en el mercado del trabajo.

Anne Küng, una de las responsables del departamento de análisis del mercado del trabajo y de la política social en la seco, explica a swissinfo que en lo relativo a los trabajadores pobres existe un problema de baja productividad, debido a una escasa formación y, por ende, a un rendimiento también bajo, por lo cual sus puestos de trabajo son poco remunerados y los ingresos insuficientes.

“La solución podría consistir en decir que se aumentan sus salarios. Pero, el problema es que si se lo hace artificialmente, fuera de las leyes del mercado, esos puestos pueden resultar de poco rendimiento para los empleadores y pueden desaparecer. En ese sentido, es preferible que estas personas, pese a todo, ganen quizá un salario menor, y que sólo dependan parcialmente de la ayuda social.”, precisa Anne Küng.

Plan estratégico contra la pobreza

“Lo que necesitamos en este momento es un plan estratégico contra la pobreza”, subraya el director de Caritas-Suiza. “Hay que introducir prestaciones complementarias para las familias pobres, porque son sobre todo las familias jóvenes las que están afectadas”, agrega.

El responsable de Caritas afirma que es muy grave tener esta pobreza en un país tan rico como Suiza. “Porque en un país rico es muy difícil decir que uno es pobre”, concluye Krummenacher.

Therese Mena Leuthy es una asistente social suiza que desde hace 14 años trabaja con las personas necesitadas de un barrio de Berna habitado en su gran mayoría por extranjeros. Se siente mal porque en su tarea muchas veces quisiera aumentar los montos de la ayuda social, sobre todo a las familias con niños, y reconoce que “en Suiza por lo menos hay un sistema de protección social pero que es un país que puede hacer mucho más”.

swissinfo, Jaime Ortega

Este reportaje continúa en MÁS SOBRE EL TEMA

Datos clave

Actualmente 300.000 personas recurren a la asistencia social, 10% más que durante el año 2003, indica la Conferencia suiza de Instituciones de Acción social.

Las instituciones de asistencia social temen no poder responder a las crecientes demandas de ayuda.

Caritas-Suiza considera que la paz social en Suiza está amenazada por las crecientes desigualdades.

En los últimos 10 años, sólo el 10% de los suizos más ricos vieron aumentar sus entradas. Para las dos terceras partes de la población los ingresos
disminuyeron.

Mucha gente ignora o tiene vergüenza de recurrir a la ayuda social.

Según Caritas-Suiza se deben introducir prestaciones complementarias para las familias pobres y un plan estratégico contra la pobreza.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes