Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suiza se opone a las balas "dum-dum"

En Ginebra, la delegación helvética ante la Conferencia de la ONU para el Desarme ha propuesto este viernes reglamentar las bombas con efecto de fragmentación y fortalecer la disposición que prohíbe el uso de las balas de tipo "dum-dum". La intención es luchar contra los efectos indeseables de algunas armas.

El embajador Christian Faessler y el coronel Erwin Dahinden formularon esta iniciativa doble en la reunión preparatoria previa a la conferencia que el próximo mes de diciembre examinará, en la Ciudad de Calvino, los alcances de la Convención de Naciones Unidas sobre Armas Inhumanas, suscrita en 1980.

"Los daños causados por las bombas de fragmentación son comparables con los de las minas antipersona", explicaron Faessler y Dahinden a la prensa. El jefe militar recordó que durante el conflicto en Kosovo, en 1999, el índice de fallas de estas semi-municiones llegó a 30%.

Ante esta falta de confiabilidad, Suiza quiere garantizar al menos 98% de fiabilidad de estos detonadores para poder reducir sus efectos perniciosos a largo plazo. Además, las viejas reservas de estas semi-municiones deben ser eliminadas en un plazo de 20 años, a partir de la entrada en vigor del nuevo tratado, precisó Dahinden.

Berna no está de acuerdo con una moratoria a las bombas de fragmentación, reclamada por las organizaciones no gubernamentales, porque estas armas son útiles para la defensa. Según el coronel Dahinden, seguirán siendo desarrolladas porque permiten neutralizar la concentración de tanques enemigos con pocos medios.

Tampoco considera necesario prohibirlas como a las minas antipersona, ya que sólo los países industrializados poseen esta arma y su reglamentación no plantea problemas de financiamiento.

La otra proposición de la delegación helvética ante la reunión preparatoria de la Conferencia para el Desarme, en Ginebra, quiere actualizar la medida que prohíbe las balas "dum-dum".

Los adelantos tecnológicos han multiplicado los efectos traumáticos de los proyectiles de pequeño calibre correspondientes al tipo "dum-dum". Más de 70% de las heridas son causadas por estos proyectiles, enfatizó Dahinden.

El Comité Internacional de la Cruz Roja y Estados Unidos plantearon por su parte la extensión de la Convención a los conflictos internos. Washington propone además mecanismos de autodestrucción en las minas anti-tanque y otro de verificación en el terreno.


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×