Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suiza-UE: luz verde a los acuerdos bilaterales

(Keystone)

Ratificados por los 15 parlamentos nacionales de la Unión Europea, (este jueves lo hizo el de Bélgica), Berna y Bruselas preparan su aplicación.

Nueve años después del rotundo 'no' del electorado y de los cantones suizos al Espacio Económico Europeo, en 1992, la vía bilateral emprendida luego como alternativa adquiere rasgos concretos de ejecución.

Los acuerdos negociados para liberalizar los intercambios de Suiza con la Unión Europea en siete sectores fueron aprobados en 1998, y - tras el visto bueno de los 15 parlamentos de la UE-, queda la última fase, es decir, la de su aplicación, que podría efectuarse en el curso de los primeros seis meses del próximo año.

Los siete ámbitos, en breve

El acuerdo sobre libre circulación de personas prevé la apertura del mercado laboral europeo a los suizos, con derecho de residencia y reconocimiento de diplomas, dos años después de su entrada en vigor. Es decir, probablemente, en 2004.

La libre circulación en sentido inverso, o sea, a Suiza, sería introducida gradualmente en un lapso de 12 años.

A los siete años de vigencia del acuerdo en este ámbito, Suiza podrá decidir, en referéndum, si prorroga el mismo. Pero su rechazara, no sólo equivaldría a la caducidad de éste, sino de los siete acuerdos.

El texto de transporte terrestre prevé la aplicación de una política coordinada entre Suiza y la UE. Berna sube el límite de peso de los camiones de 28 a 40 toneladas, elevando a su vez las tarifas de circulación para favorecer el desarrollo de la estructura ferroviaria. La UE acepta la política suiza de transferencia del transporte pesado vial al riel.

Desde el 1 de enero de 2003, Suiza elevará el contingente actual de 300.000 camiones de 40 toneladas a 400.000 por año.

El transporte aéreo beneficiará a la nueva compañía aérea helvética, Crossair, asegurando el acceso recíproco a los mercados de este sector, poniendo fin al proteccionismo y permitiendo la flexibilidad de tarifas.

El convenio relacionado con la investigación científica brindará a los suizos la posibilidad de tener mayor acceso a los programas de la UE. Los investigadores europeos aprovecharán las facilidades análogas en Suiza.

El documento en el sector agrícola abre los mercados en ambas partes. Los derechos de aduana y los límites de cantidad serán suprimidos parcial o totalmente para las frutas, legumbres, quesos y otras especialidades de carne.

El convenio inherente a los mercados públicos facilitará la participación de las empresas suizas en las adjudicaciones dentro de los países de la UE, y recíprocamente.

El acuerdo relativo a los obstáculos técnicos de comercio debe simplificar las exportaciones, gracias al reconocimiento recíproco de certificados de conformidad, controles y pruebas.

Percepción diversa

Sin desconocer el fuerte carácter integracionista de algunos de estos acuerdos, tales como los de libre circulación de personas, una mayoría de la opinión pública suiza sigue considerando que el bilateralismo entre la UE y Suiza constituirá una nueva experiencia en sus relaciones, pero no un acercamiento efectivo a las puertas de entrada de Bruselas.

Aun cuando, el electorado bendijo los acuerdos bilaterales en una votación nacional, celebrada el 21 de mayo de 2000, la idea de una adhesión efectiva a la Unión Europea sigue siendo un asunto de "mañana". Al menos si damos crédito a los sondeos de opinión.

swissinfo y agencias


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes