Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Tercer plan coyuntural: la prensa reacciona sin entusiasmo

Hasta ahora, la crisis económica afecta sobre todo a los sectores de exportación.

(Keystone)

La prensa suiza reacciona sin entusiasmo a la presentación del tercer plan coyuntural del Gobierno. Un programa orientado a la lucha contra el desempleo y al apoyo del poder adquisitivo.

En un comentario compartido, la Tribune de Genève y 24 Heures observan que será difícil la aceptación a nivel político. La derecha no quiere subvenciones para las primas de enfermedad, la izquierda fustiga la falta de decisión y de dinero.

"Hay casi unanimidad contra el Consejo Federal", escriben los dos cotidianos. Sin embargo, quizá tiene razón...

A pesar de la falta de audacia, en el ámbito energético por ejemplo, "hay pragmatismo en esa política de pasos pequeños. El apoyo a la economía propuesto por el Consejo Federal es más que realista, es realizable. Suiza sigue siendo el país del pragmatismo."

El Bund de Berna considera que "se habrían justificado impulsos más importantes por parte del Estado" (...) El equilibrio es difícil de encontrar. El Consejo Federal favoreció el reverso de la medalla (efectos tardíos y pro cíclicos de la reactivación posible, aumento de la deuda]. Se puede comprender".

En Ginebra, Le Temps es más crítico. "Mientras que todos los Estados vecinos tomaron conciencia de la crisis económica anticipando sus efectos devastadores, Suiza invierte la ecuación. El criterio principal para establecer el nivel de apoyo del Estado no es la gravedad de la situación económica, sino el mantenimiento de una finanzas públicas sanas."

En suma, el Gobierno reacciona de manera "ordinaria" a una crisis "extraordinaria". Alegar la preocupación de preservar a la próxima generación de la deuda es, "en este contexto, exagerado." Es precisamente esa generación la que, según Le Temps, pagará, por el desempleo de larga plazo, "la debilidad del programa de reactivación (...) diluido en decenas de pequeñas medidas sin efecto de palanca".

¡Insuficiente!

Este tercer paquete tendrá, en efecto, poco impacto en términos de impulso a la economía, juzga también el Tages Anzeiger. Setecientos cincuenta millones, no son suficientes. Y las medidas de apoyo al poder adquisitivo (reducción de los costos en las primas del seguro de enfermedad, reforma del IVA), "apenas generarán gastos suplementarios. Habida cuenta de las perspectivas en términos de empleo, el ahorro" será la prioridad.

Sobre el volumen de los gastos permitidos, "el Gobierno se mostró tacaño: no es suficiente; sobre todo si se consideran las previsiones económicas negativas", coincide el Basler Zeitung.

Pero "de manera justificada, el Gobierno puso el peso en el mercado laboral, con el fin de amortiguar las consecuencias de la recesión", señala el Tages Anzeiger, al recordar el papel del Ejecutivo para frenar el endeudamiento.

Amortiguar los efectos

Este enfoque, es decir, las medidas para amortiguar la crisis, es "políticamente inteligente y económicamente menos estúpido que otras medidas posibles de estímulo" de la economía, confirma el Neue Zürcher Zeitung. Combatir el desempleo de los jóvenes y el paro de larga duración y orientar el esfuerzo sobre la formación continua: estas medidas podrían significar mejoras estructurales y un impulso al consumo interior.

El diario de Zúrich se muestra mucho más reservado sobre los otros dos aspectos del plan. Las plataformas de apoyo a las empresas innovadoras son sólo juzgadas de interés político. Y la ayuda al pago de las primas del seguro de enfermedad, privado y obligatorio en Suiza, es percibida como absurda, con el argumento de que sólo significará "un freno a la reforma del sector de la salud".

¡No más!

Con una opinión parecida, el Berner Zeitung destaca que el último plan coyuntural ayudó en particular al sector de la construcción, sólo marginalmente afectado por la crisis. "En comparación con otros países, Suiza invierte poco en programas coyunturales. Y así está bien". Una opinión que se basa en la observación de los resultados y efectos controvertidos de las ayudas públicas liberadas hasta ahora.

El rotativo de Berna añade que "sería erróneo invertir de nuevo otros miles de millones: eso conduciría a la inflación y sobrecargaría a la administración pública a largo plazo con los intereses de la deuda."

Pierre-Francois Besson, swissinfo.ch

Medidas de estabilización

Primera fase a partir de enero de 2009 (por un total de 900 millones de francos):

Liberación de reservas en caso de crisis: 550 millones.

Fin del bloqueo de créditos: 205 millones.
Alza del presupuesto para la protección de las cosechas: 66 millones.

Inversiones en la ayuda a la vivienda: 45 millones.

Trabajos de mantenimiento en construcciones civiles: 20 millones.

Promoción de exportaciones: 10 millones.

Segunda fase a partir de verano de 2009 (por un total de 700 millones):

Mejora en las infraestructuras, en particular, en los transportes ferroviarios y en las carreteras: 530 millones.

Inversiones en energía y medio ambiente: 80 millones.

Financiamiento suplementario para la investigación: 50 millones.

Respaldo a otros sector, incluido el turismo. 40 millones.

Tercera fase a partir de 2010 (por un total de 750 millones):

Medidas para contrarrestar el alza del desempleo: 400 millones.

Contribución especial para reducir las primas del seguro privado de enfermedad, que pagan de modo obligatorio todas personas que viven en Suiza: 200 millones.

Reforma del IVA: 150 millones.

Fin del recuadro

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×