Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

UBS anuncia un nuevo recorte de 8.700 empleos

Este miércoles el UBS celebra su asamblea general en Zúrich.

(Keystone)

El 2009 no le sonríe aún al banco número uno de Suiza. Durante el primer trimestre del año registró pérdidas superiores a los 2.000 millones de franco suizos.

Durante su Asamblea General Ordinaria que celebra este miércoles anunciará también que la fuga de capitales de clientes temerosos sobre su capacidad de salir adelante sigue haciendo mella en las cuentas.

Durante la celebración de la Asamblea General ordinaria del UBS, su nuevo presidente, Oswald Grübel, anunció este miércoles que el banco número uno de Suiza volvió a registrar números rojos durante el primer trimestre de 2009.

La entidad reportó pérdidas del orden de los 2.00 millones de francos suizos entre enero y marzo de 2009, que se suman a un descalabro que había rebasado ya los 20.500 millones de francos hasta el cierre de 2008.

Como resultado de lo anterior, el UBS confirmó que tiene previsto un nuevo recorte de personal. Eliminará 8.700 plazas entre 2009 y 2010, con lo que su plantilla total de empleados a tiempo completo concluirá el año entrante con 67.500 elementos.

"La supresión de empleos fue inevitable", aseguró Grübel.

En un comunicado presentado por UBS durante la celebración de la Asamblea, se informa que las pérdidas del grupo se deben a "posiciones de riesgo del banco que no se han liquidado aún".

Entre las malas nuevas, surge una positiva: el banco ha conseguido aumentar su radio de capital en 10% durante los primeros tres meses del año, lo que le permitirá ir fortaleciendo su posición financiera a partir de abril.

Pese a ello, los clientes del UBS siguen desconfiando de su solidez y han hecho patentes sus temores. El banco reconoce que enfrentó una fuga neta de fondos de 23.000 millones de francos durante el primer trimestre.

Sin embargo, UBS -que actualmente enfrenta problemas con la justicia de Estados Unidos por haber encubierto la evasión de impuestos de millares de clientes americanos- asegura que seguirá explorando caminos para reducir sus gastos fijos y para aumentar su eficiencia.

El UBS seguirá concentrándose en sus negocios más importantes, como gestión de fortuna y actividad bancaria en Suiza, dominios con alta rentabilidad y baja exposición al riesgo.

Cabe recordar que el UBS ha sido el único banco suizo rescatado por la Confederación Helvética y el Banco Nacional de Suiza (BNS).

El otoño pasado el Estado y el banco central lo apoyaron con 68.000 millones de francos suizos, vía un crédito directo y una compra de 'activos tóxicos'. Medidas que, pese a su talla colosal, no han sido sufrientes para sanear las finanzas de la institución.

swissinfo, Andrea Ornelas

Datos clave

UBS nació en 1998 de la fusión entre el UBS y el SBS

Se trata del banco más grande de Suiza y del más fuerte del mundo en gestión de fortunas internacionales.

UBS opera en 51 países

Su plantilla actual suma 76.300 empleados y cerrará el año por debajo de las 74.600.

Fin del recuadro
(swissinfo.ch)


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×