Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Un suizo dice haber frenado el sueño nuclear libio

Urs Tinner hizo declaraciones a la televisión suiza.

Urs Tinner, tras más de 4 años en detención preventiva, señaló públicamente que en 2003 informó a la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de EE UU que Libia estaba a punto de recibir partes de centrifugadoras para su proyecto nuclear.

Este ingeniero de 43 años –junto con su hermano Marco y su padre Friedrich-, es sospechoso de haber participado en la mayor red de contrabando nuclear mundial, bajo el impulso paquistaní.

Urs Tinner, desde finales del año pasado en libertad provisional en Suiza, fue acusado en 2004 de exportar componentes nucleares, junto con su padre y su hermano.

Lo paradójico es que ya no existe gran parte del archivo judicial sobre el caso, aún en curso. El Ejecutivo suizo decidió destruirlo secretamente en noviembre de 2007, por considerarlo como un peligro para la seguridad.

Discos de información, DVD's y 87 carpetas que guardaban, entre otras cosas, los planos para la fabricación de armas nucleares, según comprobó la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA) de Naciones Unidas, se perdieron con esa decisión, obstruyendo el trabajo de la Justicia suiza.

Las reacciones sobre el asunto han ido creciendo de tono, especialmente desde que este jueves (23.01), la delegación de las comisiones de gestión de las dos cámaras parlamentarias suizas presentó su informe al respecto.

El Gobierno tomó una decisión muy grave, desproporcionada y contraria a la Constitución, se indica en sus conclusiones. Además, no informó con tiempo suficiente sobre la medida.

El documenta asienta que Washington presionó a Berna para que destruyera estos datos.

¿Traficantes de tecnología nuclear o agentes de la CIA?

Urs Tinner, con su hermano, Marco, y el padre, Friedrich, -los tres ingenieros-, fueron detenidos a inicios de 2004 por las autoridades suizas, acusados de entregar a Libia material destinado a la fabricación de centrifugadoras para producir uranio enriquecido. Friedrich Tinner fue liberado en 2006, seguido por Urs, en diciembre de 2008.

Y cinco años después de que las alegaciones emergieran, el Tribunal Penal Federal aceptó que Marco Tinner fuera puesto en libertad bajo fianza (100.000 francos). La mayor instancia federal rechazó el recurso del Ministerio Público de la Confederación (MPC), opuesto a levantar la detención preventiva al presunto traficante.

En la televisión suiza en francés, la TSR, un documental emitido la noche del jueves (23.01.), muestra cómo la familia Tinner mantuvo contacto estrecho con Abdul Kadeer Khan, el padre de la bomba nuclear de Pakistán y jefe de una red de mercado negro que suministró a Irán y a Libia tecnología atómica.

No obstante, la emisión no pudo establecer con claridad los vínculos de dos empresas suizas que, al parecer, exportaron material a Khan para realizar su proyecto nuclear en Pakistán, gracias a los favores de la familia Tinner.

Por otra parte, Urs Tinner reconoce en pantalla haber jugado un papel en el caso de la confiscación del material nuclear con destino a Libia. Es decir, haber sido informante de la CIA.

Las centrifugadoras que se dirigían de Malasia a Libia, fueron confiscadas en el astillero de Taranto, Italia. Este hecho llevó al gobierno de Trípoli a admitir su programa atómico clandestino, y a tener que abandonarlo después.

Coincidencias

Las declaraciones de Tinner coinciden con las formuladas por los periodistas estadounidenses Douglas Franz y Catherine Collins en su libro 'The Nuclear Jihadist'.

Con base en entrevistas hechas a fuentes de la inteligencia estadounidense, Franz asegura que Urs Tinner fue reclutado por la CIA alrededor del 2000.

George Little, vocero de la CIA, se negó a discutir el miércoles (22.01) el caso Tinner. La agencia ha dicho en otras ocasiones que "la perturbación de la red de A.Q. Khan fue un genuino éxito del servicio de Inteligencia" y que la CIA "desempeñó un papel fundamental".

En el documental de la televisión suiza, Tinner señala también que saboteó equipos destinados a instalaciones de enriquecimiento de uranio, pero no señaló a qué país fueron dirigidos.

Reacciones

La prensa suiza de este viernes retoma el tema. El diario 'Le Temps' de Ginebra considera que este caso pone en evidencia la falta de capacidad del Ejecutivo para actuar de forma conveniente en "una cuestión delicada y de gran dimensión".

Para el Tages Anzeiger de Zúrich, el gobierno actuó como un "saboteador". Al destruir los documentos, "no observó la independencia de la justicia" y desdeñó el papel de control del Legislativo.

El Basler Zeitung de Basilea, incluso compara el comportamiento del Consejo Federal al de un gobierno de una "república bananera".

swissinfo y agencias

Datos clave

1997: Libia inicia su programa nuclear secreto, con ayuda del científico paquistaní Abdul Qadeer Khan.

2001-2003: Se presume que los hermanos Urs y Marco Tinner mantuvieron una colaboración con los proyectos de Khan.

2003: Urs Tinner dice haber informado a la CIA de sus actividades.

2004: Los tres miembros de la familia Tinner son detenidos.

Noviembre de 2007: El gobierno helvético decide destruir los planes de armas nucleares que se encuentran en el expediente de la investigación penal.

Mayo de 2008: El Consejo Federal defiende la destrucción de los documentos, en nombre de la seguridad.

Enero de 2009: la delegación parlamentaria considera que el gobierno actúo de forma desproporcionada y contraria a la Constitución.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×