Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Una siesta al aire libre en pleno centro de Berna

El patio interior donde sestean los clientes es un remanso de paz. (baerenbern.ch)

¿Quién no conoce esa sensación de modorra que nos entra después del almuerzo? Es el momento de reponer fuerzas y echar una cabezadita que nos permitirá acometer las tareas posteriores con más vitalidad.

El Hotel Bären Berna ofrece un menú con siesta incluida... en habitación individual o en la terraza del patio interior a plena luz del día.

El Premio Nobel de Literatura Camilo José Cela la definió como el "yoga ibérico". Hoy, sin embargo, esta tradición tan castiza es más un tópico que una realidad. Los europeos que más duermen la siesta, según un estudio que publicó la revista científica 'Neurology' en 2002, no son los españoles ni los portugueses, sino los alemanes.

Los resultados de este trabajo, basado en una amplia encuesta telefónica realizada entre 19.000 ciudadanos en cinco países europeos, sorprendieron a expertos y profanos.

El 22% de los alemanes aseguraba echar una cabezadita después de comer al menos tres veces por semana, frente al 16% de los italianos, el 15% de los británicos y muy por delante de los españoles (9%) y portugueses (8%).

Si durante mucho tiempo los nórdicos pensaban que el popular descanso vespertino era cosa de gandules e impropia de pueblos laboriosos, hoy la costumbre de la siesta está más extendida en otras partes de Europa que en el área mediterránea, donde ha perdido adeptos. ¡Hay que ver cómo cambian los tiempos!

Una idea pionera

De hecho, cuatro hoteles de la cadena Best Western en Suiza (Basilea, Berna, Lucerna y Zúrich) se sumaron el año pasado a la iniciativa 'Siestahotel', ideada por Tilo Ahmels.

El proyecto duró cinco semanas y consistía en ofrecer al cliente un servicio que combinaba almuerzo y siesta. "Había mucha gente que venía a dormir", señala Miriam Gritsch, recepcionista del Hotel Bären de Berna, que ha decidido seguir adelante con el proyecto.

Situado a dos pasos del Palacio Federal, sede del Gobierno y Parlamento suizos, el establecimiento hotelero quiere distinguirse de la competencia con un servicio pensado para gente que trabaja en el centro de la ciudad "y no tiene posibilidad de echar la siesta, porque vive fuera de Berna", prosigue.

"Se trata de ofrecer algo especial que los otros no tienen". En efecto, el Hotel Bären es hoy el único así llamado 'Siestahotel' en suelo helvético. Para llamar la atención de los transeúntes, en la entrada del establecimiento, debajo de los soportales, encontramos no sólo un cartel que anuncia esta novedosa oferta, sino también una cama...

Sestear a la luz del día

Los clientes tienen la opción de almorzar antes de echar una cabezadita – por un precio de 20 francos suizos (menú-siesta). Si prefieren disfrutar únicamente del descanso vespertino y renuncian a la comida, pagan "solamente 15 francos".

Pero la exclusividad reside en que pueden sestear al aire libre, en el patio interior que el hotel ha acondicionado con ese fin. Plantas, sombrillas, camas cubiertas con un edredón adornan esta terraza convertida en un remanso de paz en pleno centro de la ciudad.

El único inconveniente son las condiciones meteorológicas. La solución contra el frío es una bolsa de agua bien calentita y cubrirse con el edredón hasta la barbilla. Y cuando llueve, no queda más remedio que retirarse a dormir la siesta en una de las habitaciones del hotel, reservadas para ocupación individual... Aquí se viene a descansar y no a compartir lecho, a no ser que sea con Morfeo...

Pero la mayoría de los clientes prefiere echar una cabezadita en el patio, al aire libre, y como este año la primavera tardó en llegar, la demanda ha sido limitada. Desde fines de febrero, cuando arrancó el proyecto, hasta principios de junio "hemos tenido entre 10 y 15 personas por semana". Incluso el mes de mayo, habitualmente soleado, trajo lluvia en abundancia, temporales y en ocasiones hasta granizo.

Reacciones positivas

El perfil de la clientela es predominantemente masculino. "Normalmente hay más hombres que mujeres, son personas mayores de 45 años y todas profesionales", aunque este servicio sería ideal para los estudiantes.

"Muchos tienen una pausa de dos o tres horas y viven fuera de Berna", señala la recepcionista, y aunque el precio es bastante asequible para su bolsillo, hasta ahora son pocos los jóvenes que vienen a 'planchar la oreja'.

Pero esto no impide que el proyecto haya tenido una acogida favorable y que con el tiempo se convierta en un éxito. "La gente piensa que es una idea muy buena. Además, los otros hoteles en Suiza no tienen una oferta como ésta", concluye Miriam Gritsch.

Así que si está de paso en Berna y le entra la modorra, ya sabe adonde ir. Los horarios de siesta en el Hotel Bären son de lunes a viernes, de doce del mediodía a tres de la tarde.

swissinfo, Belén Couceiro

Datos clave

Siesta en el Hotel Bären:

Horarios: de lunes a viernes, de las 12.00 a las 15.00 horas
Precio: 15 francos sólo la siesta; 20 francos con almuerzo incluido

Se puede sestear en una habitación (ocupación individual) o en el patio interior del hotel (al aire libre).

Es el único establecimiento hotelero en Suiza que ofrece este servicio.

Fin del recuadro

Contexto

Según el 'Financial Times', el Gobierno español quiere acabar con la siesta. Así se refería el rotativo británico al proyecto que pretende equiparar la jornada laboral española con la europea y mejorar la conciliación de vida laboral y personal de los funcionarios públicos.

En vigor desde enero, el denominado Plan Concilia contempla, entre otras medidas, la política de luces apagadas a partir de las 18.00 horas. Y es verdad que para salir a esa hora del trabajo los empleados tendrán que reducir sus almuerzos a un máximo de una hora, siesta incluida.

Las estadísticas de la Unión Europea, sin embargo, reflejan que los españoles duermen menos y trabajan más horas que la media comunitaria. Los alemanes y británicos son más adeptos a la siesta que sus presuntos inventores.

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×