Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Mister precios Usted pregunta… ¡Y él responde!

Stefan Meierhans es el vigilante suizo de los precios desde hace una década. En 2017, su oficina recibió 1 488 quejas del público. Los dos frentes en los que hay más inconformidad son: los servicios de salud y las telecomunicaciones.  swissinfo.ch recibió preguntas de los lectores, que el experto responde a continuación.

Proponents of a Swiss people's initiative bring boxes of signatures to submit in Bern

Sus promotores conducen a las autoridades federales las miles de firmas ciudadanas que exigen "precios justos" en Suiza. (Berna, 12 de diciembre de 2017) 

(Keystone/Peter Klaunzer)

¿Por qué es normal que un café cueste entre 3,5 y 5 francos en Suiza? En el Tesino, en el sur del país, rara vez se pagan más de 3 francos suizos.

Es verdad, culturalmente, a mí siempre me gusta tomar un café expreso en el Tesino. Generalmente, uno lo bebe directamente de pie en el bar. Es un formato de consumo eficiente y que requiere poco tiempo, pero ¿se traduce esto en un precio más barato? En la Suiza de habla alemana, normalmente, uno se sienta a la mesa. Alguien llega hasta usted, espera a conocer su elección, le trae el café y después se lleva la taza. Todo esto supone un costo adicional en personal.

En el Tesino, los bares suelen tener solo una persona que sirve el café y hace todo lo demás, mientras en un restaurante en la Suiza alemana, habrá al menos tres personas haciendo lo mismo. Esto hace que el café sea más caro.

En mi oficina, por ejemplo, el café cuesta solo 90 centavos de franco. Y en el presente, uno puede conseguir una taza de café en un bar, o en una tienda de conveniencia y costará menos que en un restaurante.

Así que usted paga, en realidad, por lo que obtiene. Si quiere sentarse en sitio con un ambiente agradable y en el que, posiblemente, podrá cargar también la batería de su móvil mientras consume su taza café, todo sumará a la cuenta final.

¿Qué opina sobre el aumento en los gastos de los hogares y los productos básicos, en particular, durante los últimos 10 años?

Esto debería ser un tema importante y debería mantenerse a la cabeza de las prioridades de la agenda. Aún persiste una gran disparidad en los precios.

Observemos, por ejemplo, el precio de los cosméticos suizos, comparados con los que existen en los países vecinos. Y lo mismo sucede con otros bienes importados.

Tenemos un problema sistémico y esto se debe fundamentalmente a que hay importadores monopólicos en algunos productos.

No hemos visto, hasta ahora, que el fortalecimiento del franco tenga suficiente impacto sobre el precio de algunos productos (que deberían abaratarse), especialmente cuando son marcas bien conocidas y es claro que se venden a un precio mucho menor en otros países.

Han tenido lugar diversas acciones a nivel político. Los ciudadanos suizos votarán, dentro de algunos meses o años, por la Iniciativa de los Precios Justos, que intenta una reforma legislativa. Antes de ella, han tenido lugar también conversaciones para revisar la Ley de la Competencia, pero, desafortunadamente, no prosperaron en el Parlamento; la revisión de la ley para combatir los carteles fue desechada. Pero la Iniciativa (de los Precios Justos) es un nuevo intento por mejorar las condiciones de la competencia.

En Suiza, debemos cambiar los criterios vigentes cuando la competencia se ve obstaculizada y debemos perseguir a los que intentan seguir aislando a Suiza, para obtener más dinero de los consumidores, solamente porque les tocó en suerte vivir en Suiza.

¿Qué tan asequible es la vida en Suiza para los grupos poblacionales de bajos ingresos?

Cada situación es distinta, pero durante el último lustro hemos observado una reducción generalizada de precios, tanto de productos nacionales como importados. Y esta caída de precios es especialmente significativa en los bienes que son importados, debido a que el franco se ha reevaluado frente al euro y el dólar, lo que ha permitido que las importaciones se vuelvan más “baratas”. Hecho que se ha visto reflejado también en las vitrinas de los comercios.

Sin embargo, todo el tiempo escucho que los ciudadanos se quejan de que su problema central son los gastos obligatorios que enfrentan: el pago del alquiler, el seguro médico, el resto de los seguros, y de alguna forma también, sobre todo para la clase media, el pago de impuestos.

¿Qué se puede hacer para frenar los elevados alquileres que hay en Suiza?

La ley no me concede ninguna competencia en este ámbito, desafortunadamente. Sería interesante poder hacer algo. El problema es, básicamente, al menos en mi opinión, que el mercado funciona en el siguiente sentido: existe una gran demanda y esto impulsa los precios al alza.

Pero esto, por supuesto, no ayuda a las personas necesitadas. Pero veo en la actualidad que algunas ciudades, como Berna, consideran que la gente debería invertir en viviendas más asequibles. El de los alquileres, también es un gran problema en Ginebra. Y creo que debe ser resuelto a través de la política, y no generando interferencias en el mercado.

Pienso que la oferta de viviendas a precios más asequibles también debería provenir del Estado o de los gobiernos.

¿Qué puede decir sobre los precios de los seguros de salud?

Muchos expertos dicen que 20% de los 34 000 millones de francos que gastamos cada año en atención médico no son realmente necesarios. Esto significa que actualmente se destinan alrededor de 6 000 millones de francos a gastos excesivos en terapias y medicamentos, o al pago de medicamentos genéricos y hospitales excesivamente costosos.

El año pasado fui miembro de una comisión de expertos encargada de examinar la atención médica. Pusimos 38 propuestas específicas sobre la mesa. Y el Gobierno debe decidir esta primavera las medidas a adoptar, así como el cómo y cuándo las pondrá en marcha. Creo que en el ámbito político han visto ya que hay un problema real y espero que al menos se logre que no siga registrándose un aumento sustancial en los gastos médicos.

Si no bajan, que al menos no sigan aumentando tanto como lo han hecho en el pasado.


Traducido del inglés por Andrea Ornelas

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes