Navigation

Villiger felicita a Chirac

El presidente suizo, Kaspar Villiger, saluda reelección de su homólogo francés. Keystone

El presidente de la Confederación Helvética, Kaspar Villiger, manifestó su deseo de que las relaciones con Francia sigan consolidándose.

Este contenido fue publicado el 06 mayo 2002 - 15:44

En un mensaje de felicitación enviado al presidente Jacques Chirac por su reelección al frente del gobierno de la República Francesa, el mandatario suizo subrayó su determinación de incrementar los lazos con la nación vecina.

"Estoy convencido de que las excelentes relaciones que unen a nuestros dos países continuarán profundizándose en el curso de los próximos años", declaró Kaspar Villiger.

El domingo pasado (05.05), tras de que el electorado francés se pronunciara a favor de Chirac, con un voto de 82,5%, el ministro suizo de Economía, Pascal Couchepin, había destacado que la reelección del abanderado gaullista marcaba "el retorno a una vida normal".

Además, en referencia a la derrota del extremista Frente Nacional, de Jean Marie le Pen, destacó que "los franceses no quieren a la extrema derecha".

Reacciones en la prensa suiza

Por otra parte, en sus ediciones de este lunes, la prensa suiza se muestra escéptica tras la victoria de Jacques Chirac en las presidenciales francesas. Aguarda el resultado de las legislativas.

En su conjunto, se felicita por el fracaso de la extrema derecha. Manifiesta, sin embargo, sus dudas en cuanto a la capacidad de los partidos del frente republicano y del presidente, en particular, para sacar alguna enseñanza del sismo político de la primera vuelta.

Responsabilidad aplastante

"La victoria de Jacques Chirac es de una amplitud tal (82.5%) que, paradójicamente, no significa gran cosa", revela por su parte Le Matin, de Lausana.

El presidente saliente se encuentra inclusive en una posición "francamente acrobática" según los editoriales de los diarios de Neuchâtel, 'L'Impartiel' y 'l'Express'.

'Le Matin' y la 'Tribune de Genève' hablan de una "responsabilidad aplastante" para Jaques Chirac y subrayan que la proximidad de las legislativas convierte su tarea en algo particularmente incómodo.

"La extrema derecha podría tener un papel perjudicial considerable" durante las legislativas, destaca la Tribune de Genève. En caso de triangulación podría, en efecto, constituir el lecho de la izquierda.

Esa situación podría desembocar en una nueva cohabitación. Más aún si la izquierda "alborotada comete los mismos errores", comenta 'L'Impartial'.
"Lo peor sería que Francia vuelva a la cohabitación", estima igualmente el rotativo ginebrino 'Le Temps'. Para ese periódico, Jacques Chirac debe demostrar que está apto para traducir su reelección en una mayoría parlamentaria sólida.

El nuevo presidente debe igualmente probar que es capaz de poner en marcha su programa. "Al respecto, tenemos derecho de mostrarnos escépticos", subraya 'Le Matin'.

Reinventar el país

Si Jean Marie Le Pen fue derrotado, no así sus ideas, recuerda 'Le Courrier'. Algunos de los objetivos enunciados por el presidente saliente luego de su victoria -a saber una disminución de la inseguridad y de los impuestos- salen "directo del programa del Frente Nacional".

De acuerdo con el cotidiano ginebrino lo desconocido reside sobre todo en la capacidad de reacción de la izquierda.

Para 'Le Nouvelliste', lo más probable es que "la derecha y la izquierda sigan remendando puesto que la misión que espera a los partidos es importante: nada menos que reinventar su país".

Instituciones en crisis

La prensa de habla alemana sustituye el término elección por "plebiscito" (en el bernés'Der Bund') o de "referéndum" en el 'Blick' de Zúrich contra el extremismo de derecha. Sólo las legislativas van a dar referencias sobre la situación real de las fuerzas políticas, estima el 'Neue Zürcher Zeitung'.

La fractura del pasado 21 de abril sigue abierta. No todos los votantes por Jean Marie le Pen son fascistas, subraya el 'Basler Zeitung' de Basilea, sino que reflejan la existencia de problemas reales de la sociedad.

Los políticos deben " tomar seriamente en cuenta la enorme insatisfacción de los franceses", indica el cotidiano argoviano 'Argauer Zeitung' .

Por su parte, el "Bund" no excluye una crisis en el seno de las instituciones de la V República si el presidente no obtiene la mayoría parlamentaria. En caso de cohabitación estima que las elites deberían reflexionar en torno a un eventual refuerzo del papel del primer ministro.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.