Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Votación 19 de mayo En Suiza “hay una verdadera pasión por el tiro”

Hombres con pistola practicando el tiro

Decir que el suizo es un pueblo de tiradores de armas de fuego sería exagerado. Pero es un hecho que ese deporte está profundamente arraigado en el país. Y no solamente en las zonas rurales. Visita a dos clubes en Ginebra, en vísperas de una votación sobre una ley sobre las armas más severa.  

El 19 de mayo, los ciudadanos suizos votan una revisión legislativa que transpone la directiva europea sobre las armas a la legislación suiza. Ligada al Acuerdo de Dublín sobre Seguridad, la ley refuerza la regulación de las armas semiautomáticas. La revisión, adoptada por el Parlamento, es combatida vía un referéndum organizado por la Comunidad de intereses del tiroEnlace externo.

Fin del recuadro

Frente al moderno edificio que alberga el mayor campo de tiro subterráneo de Suiza, debemos aguzar la vista para encontrar la entrada. Nuestra mirada se pierde entre las señales llamativas de un centro de acondicionamiento físico y un negocio de bicicletas antes de encontrar la sobria inscripción de Swiss Gun CenterEnlace externo sobre una puerta común.

En cuanto entramos, descubrimos la regla básica: ¡seguridad! El acceso y la circulación dentro del edificio son estrechamente vigilados. No se entra al campo de tiro sin ser identificado y no hay un solo centímetro de ese espacio de 2 000 metros cuadrados que escape a la vigilancia permanente de las cámaras de vídeo. Las puertas de las salas de tiro están blindadas, solamente pueden abrirse con tarjetas codificadas y se cierran automáticamente.

Michel Bonhomme, propietario del Swiss Gun Center de Ginebra.

(Thomas Kern/swissinfo.ch)

“No queremos establecer un régimen policial, sino simplemente prevenir accidentes y garantizar la seguridad de todos aquí. No se puede bromear con las armas”, dice el propietario, Michel Bonhomme, mientras nos muestra el centro.

Suerte de 5 estrellas para tiradores

Una suerte de spa para tiradores de 5 estrellas. Para poder disparar, se debe ser miembro del club y para lograrlo es menester presentar los documentos exigidos por la ley, leer y firmar el reglamento y seguir una sesión de entrenamiento de media hora para verificar las habilidades de tiro. “Aquellos que presentan lagunas son orientados a un curso adecuado”, explica Bonhomme, y agrega que los que no están bien formados en primer lugar se ponen en peligro ellos mismos.

Además de ofrecer la posibilidad de practicar el tiro de forma individual o con otras personas en diferentes salas, el centro también proporciona cursos de diferentes tipos, incluidos los de “descubrimiento”. También hay una sala de dojo para clases sin armas y una sala de acondicionamiento físico con entrenamiento.

En la más reciente clasificación de las federaciones deportivas de Swiss Olympic (2016), la disciplina del tiro deportivo ocupó el 2º lugar en cuanto al número de clubes (2 943) y el 5º en cuanto al número de miembros (131 325).

Fin del recuadro

La venta, el alquiler, la revisión y el mantenimiento de las armas también forman parte de las actividades del centro, que está equipado con una armería y una tienda con diversos accesorios. La oferta se completa con el alquiler de cajas fuertes con llaves codificadas, para guardar las armas, de modo que los tiradores no siempre tengan que llevarlas consigo. “Entre el 70 y el 80% de nuestros miembros eligen esta opción”, precisa Bonhomme.

Inaugurado el 8 de enero, el Swiss Gun Center es el resultado de diez años de diseño y construcción. Totalmente insonorizado, con paredes, suelos y techos antirrebote, está construido con materiales de última generación y equipado con los más modernos sistemas tecnológicos.

Pero ¿cuánto costó? “Varios millones”. El dueño se ríe y declina revelar el monto. Pero está convencido de que la inversión será rentable, porque “hay una verdadera pasión por el tiro” y una fuerte demanda de este tipo de infraestructura.

Un futuro urbano y femenino

Michel Bonhomme alude a las aglomeraciones urbanas, donde vive la mayoría de la población suiza. “Hoy en día, la gente quiere tirar sin perder el tiempo en largos trayectos. Vienen aquí a practicar durante sus descansos o después del trabajo, como la gente que practica otros deportes”.

Situado en el distrito de las organizaciones internacionales, a cinco minutos en tranvía de la estación ferroviaria de Cornavin, el Swiss Gun Center atrae a una clientela diversa de todas las edades, desde profesionales de la seguridad hasta aficionados a este deporte y ciudadanos comunes que practican esta disciplina como pasatiempo.

“Todavía estamos en el comienzo, pero el número de miembros sigue en aumento. Cada mes se añade un centenar”, explica Bonhomme. Las mujeres ofrecen un gran potencial de crecimiento: “Actualmente llegan a casi el 40% de nuestros miembros”.

André Maury, presidente de la asociación Ejercicios del Arcabús y la Navegación de Ginebra.

(swissinfo.ch)

Las armas de fuego están de moda entre las mujeres, confirma André Maury, presidente de los Ejercicios de Arcabuces y de la NavegaciónEnlace externo (EAN) en Ginebra, una de las sociedades de tiro más antiguas de Suiza, con origen en el Medioevo. El aumento de la cuota de mujeres es una tendencia general. “No solamente son más las mujeres, sino que también disparan mejor”, comenta Maury.

Más de 500 años de historia

Nos reunimos con él después de la visita al Swiss Gun Center, en la sede de la empresa que dirige: Hôtel de l'Arquebuse. La asociación de los arcabuceros ginebrinos, cargada de historia y patriotismo, cuya existencia ha sido documentada de manera oficial desde 1474, es animada por un espíritu de fraternidad. “Al campo de tiro de Saint-Georges [periferia de Ginebra], no solamente vamos a tirar, sino también para reunirnos”, subraya André Maury. Y la Banda de Música Arquebuse es el emblema de esta convivencia.

Hotel de l'Arquebuse

Hoy en día, las calles alrededor del Hôtel de l'Arquebuse en Ginebra están llenas de gente. Pero en su interior, pinturas y colecciones de armas y trofeos transportan al pasado y permiten recorrer la historia de esta antigua sociedad de tiro.

(notreHistoire.ch)

La cuota de inscripción es de 300 francos. Pero para ser miembroEnlace externo, también se debe proporcionar una carta de motivación y participar en cursos sobre seguridad de armas cortas y largas. También es necesario ser presentado por dos padrinos, miembros de los EAN, que a su vez cumplen determinados criterios.

Es una de las asociaciones de tiro más grandes de Suiza, nos dice el presidente y señala que actualmente cuenta con unos 2 500 miembros, de los cuales unos 750 tienen licencia de tiro, es decir, participan en concursos. A diferencia de muchas asociaciones pequeñas que han enfrentado una disminución continua de miembros en los últimos años, la EAN ha experimentado un aumento. “Tenemos entre 50 y 60 nuevos miembros al año”, indica Maury.

El club cuenta actualmente con cerca de 60 de los 550 jóvenes tiradores (de 15 a 21 años) que forman parte de las compañías de tiro activas en el cantón de Ginebra.  Ellos no necesitan padrinos, pero la selección es rigurosa, como señala André Maury: “Cada año rechazamos a unos 250 candidatos jóvenes. Y si los jóvenes no son disciplinados, son expulsados”.

Para hacer frente a la expansión, la asociación emprendió obras de ampliación en el polígono de Saint-Georges. “De otra manera, la capacidad de nuestro estand corre el riesgo de llegar al límite”.

Al igual que Michel Bonhomme, André Maury está convencido de que la pasión por el tiro deportivo en Suiza está más viva que nunca. Los dos clubes hacen campaña en contra de la revisión de la Ley sobre las Armas, que será sometida al escrutinio popular el 19 de mayo. Esa votación tendrá lugar precisamente porque la comunidad de tiradores lanzó con éxito ese referéndum.


Traducido del italiano por Marcela Águila Rubín

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes