Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

WEF 2006 deja un saldo positivo para Suiza

Klaus Schwab, fundador del WEF, remarcó la relación del encuentro con Suiza.

(Keystone)

Estrechó sus relaciones comerciales con Rusia y Estados Unidos; y fue promotora de un encuentro extraoficial que facilitará la conclusión de la ronda de Doha de la OMC.

Latinoamérica se coló tímidamente con el anuncio de México de una nueva central nuclear, mientas Costa Rica se posiciona respetuosa del medioambiente.

Davos y el cantón de Los Grisones concluyeron ayer (29.01) su labor de anfitriones.

La edición 36 del Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés) concluyó tras una carrera maratónica de debates, mesas redondas y conferencias magistrales en las que se abordó lo mismo el poderío económico de China, que el futuro de la piratería, las relaciones matrimoniales, la adicción que genera Internet y la perspectiva del comercio internacional.

La participación de Suiza fue determinante para avanzar en la liberalización del comercio mundial. Y como saldo personal, la Confederación Helvética se llevó el estrechamiento de su relación comercial con Rusia y Estados Unidos.

Acicate a la OMC

Davos es sin duda un foro multidisciplinario por antonomasia en el que tienen cabida los debates más diversos y que permite, simultáneamente, encuentros extraoficiales que acercan gobiernos, permiten cerrar negocios y focalizan los reflectores en protagonistas diversos de los sectores político, económico, intelectual, artístico y deportivo.

Una de las reuniones que hará historia en la edición 2006 fue convocada por el ministro de economía helvético, Joseph Deiss.

Aprovechando que una veintena de ministros clave se daría cita en Los Grisones para tomar parte de los trabajos del WEF, Deiss los invitó a la misma mesa con Pascal Lamy, director General de la OMC, y Peter Mandelson, comisario europeo de comercio europeo, para charlar y dar un espaldarazo a los trabajos de la aún entrampada ronda de Doha.

La citada ronda inició en el año 2001 y tiene por objeto liberalizar el comercio mundial a través de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Ya en diciembre pasado, en Hong Kong, los 149 miembros de la OMC trabajaron en este tema y saben que deben llegar a un acuerdo final antes del 30 de abril próximo, razón por la cual el encuentro en Davos les permitió acercar posiciones en el controvertido tema de los derechos de aduana en materia agrícola.

Acuerdos con Estados Unidos y Rusia

Las dos países son potencias económicas. Antiguos enemigos declarados entre sí, y hoy respetuosos oponentes políticos y económicos, Estados Unidos y Rusia llegaron en Davos a sendas negociaciones comerciales con la Confederación Helvética.

Con Rusia, el jueves (26.01) Suiza concluyó un acuerdo cuya negociación había iniciado en 1995 como parte de los requisitos que el gigante económico debe cumplir para adherirse a la Organización Mundial del Comercio (OMC).

El ministro de Economía helvético, Joseph Deiss, explica que pactaron su relación bilateral a futuro en temas como los derechos de propiedad o la lucha contra la piratería, avance que acerca a Rusia a la OMC.

En tanto, con Estados Unidos, luego de cuatro meses de acercamientos y más de un malentendido, el sábado pasado (28.01) en Davos se aclaró el panorama: en lugar de un acuerdo de libre comercio, Suiza y EEUU crearán un foro común de cooperación económica en materia de comercio de mercancías, inversión y servicios.

Esto implica, según las conclusiones a las que llegaron Joseph Deiss y Rob Portman, encargado de comercio estadounidense, que la relación bilateral se estreche, sin entrar a un acuerdo de libre comercio exhaustivo que no satisfacía los intereses helvéticos.

La tímida Latinoamérica

Aunque poco considerada en la agenda, América Latina logró colarse en algunos debates del WEF 2006.

Este foro fue aprovechado por la Universidad de Yale y la Earth Institute de la Universidad de Colombia para dar a conocer su Índice sobre Desempeño Ambiental en el que Costa Rica obtuvo el lugar número 15 de 133 naciones evaluadas, lo que le convierte en el país más comprometido en la materia de América Latina.

El primer sitio internacional fue para Nueva Zelandia, el segundo para Suecia, y los tres siguientes para Finlandia, la República Checa y Reino Unido.

Colombia se ubica en el lugar 17 y Chile en el 26 en materia de salud ambiental, calidad del aire, recursos hídricos, biodiversidad y hábitats, recursos naturales productivos y energía sostenible.

En tanto, el financiero húngaro y filántropo, George Soros, celebró durante una conferencia de prensa (27.01) que Evo Morales haya llegado al poder en Bolivia, pero alertó sobre los riesgos implícitos en que se "deje abrazar por la política de Hugo Chávez".

El programa "antiamericano" que sigue Venezuela es uno de los principales motivos de muchos de los problemas que aquejan a esa región, razón por la que Bolivia debe ser cuidadosa, dijo.

Y México sorprendió (28.01) con el anuncio realizado por el secretario de Energía, Fernando Canales Clariond, de que el gobierno tiene previsto un nuevo proyecto de generación de energía nuclear, aunque no se ha definido dónde podría establecerse una nueva planta (ya existe una en el sureño estado de Veracruz).

Luminarias presentes

El WEF es por antonomasia un foro multidisciplinario en el que tienen cabida todo tipo de inquietudes y preocupaciones.

Sin embargo, curiosamente, a la par de los grandes temas como el eterno conflicto en Medio Oriente, el futuro de los tipos de cambio o el desempleo en Europa, coexiste la discusión de asuntos como grandes consejos para tener un matrimonio exitoso o cómo conseguir un sueño reparador.

Más aún, la atención de los invitados se permite también un respiro reparador en el que las miradas se desvían con el mismo interés hacia luminarias del mundo del deporte y el espectáculo como Pele, Bono (vocalista de U2), Michael Douglas, Peter Gabriel o, en esta ocasión en particular, la atracción fundamental: Angelina Jolie y Brad Pitt, quienes atentos a los discursos se dejaron ver entre el bullicio y las luces de un foro que como cada año terminó por extinguirse.

swissinfo/Andrea Ornelas

Contexto

Davos, centro alpino ubicado en el cantón de Los Grisones, celebra desde hace 36 años el Foro Económico Mundial.

Este 2006, el foro recibió 2.360 participantes de todo el mundo -líderes políticos, económicos, intelectuales, mediáticos y deportivos- y fueron resguardados por 5.500 elementos de seguridad.

Las 1.000 empresas más rentables del mundo son socias del WEF.

Fin del recuadro

Datos clave

Davos, centro alpino ubicado en el cantón de Los Grisones, celebra desde hace 36 años el Foro Económico Mundial.

Este 2006, el foro recibió 2.360 participantes de todo el mundo -líderes políticos, económicos, intelectuales, mediáticos y deportivos- y fueron resguardados por 5.500 elementos de seguridad.

Las 1.000 empresas más rentables del mundo son socias del WEF.

Fin del recuadro


Enlaces

×