Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Punto de vista


Los desafíos mundiales del poder popular en 2016



Por Bruno Kaufmann, People2Power




 Otros idiomas: 2  Idiomas: 2

Por Bruno Kaufmann

Después de un terrible 2015, el año que comienza ofrece nuevas oportunidades democráticas en todos los niveles políticos. Perspectivas, de acuerdo con Bruno Kaufmann, de people2power.

Fue un verdadero alivio observar los fuegos artificiales de Perth, en Australia Occidental, que anunciaban un nuevo capítulo en nuestra historia: 2016. Concluía un año de situaciones difíciles a nivel mundial, incluyendo la agitación económica, la escalada de la guerra, la crisis masiva de refugiados y los desastres naturales causados, al menos parcialmente, por el hombre.

La democracia experimentó un retroceso en muchas partes del mundo, creando enormes desafíos para este año. Sin embargo, también se perfilan muchas grandes oportunidades a través de votaciones populares en países grandes y pequeños, y en regiones y ciudades. En 2016 habrá que seguir con atención los siguientes eventos: 

Poder popular vs. super poder

El 2016 no será el año de los señores Xi, Putin y Obama, sino aquel en el que sus ciudadanos tendrán la oportunidad de hacerse oír.

Paradójicamente, el electorado de un país mucho más pequeño, Taiwán, iniciará este superdesafío el 16 de enero con la elección de un nuevo presidente y la renovación del Parlamento. Por primera vez desde la retirada de las tropas nacionalistas chinas de la isla a finales de 1940, los 23 millones de habitantes de Taiwán podrán enviar el Kuomintang (Partido Nacionalista Chino) a la oposición si eligen a una presidenta con mayoría democrática. Esto podría crear un impulso para el poder popular, no solamente en Taiwán, sino también en los vecinos Hong Kong, China y Vietnam.

Más adelante en el año, los ciudadanos rusos tendrán una nueva oportunidad de cambiar las cosas al elegir a los 450 miembros de la Duma, el Parlamento nacional. Sin embargo, no está claro qué tan libre y limpia será la votación del 18 de septiembre, en un contexto democrático que se endureció drásticamente desde el regreso de Putin a la presidencia en 2012.

Por último, Estados Unidos elegirá un nuevo presidente (además de otros cargos) el 8 de noviembre, en la conclusión de la que se espera sea la campaña política más costosa en la historia en el mundo y que podría ofrecer una visión más clara sobre los puntos fuertes y débiles de una de las democracias más antiguas y pobladas del mundo.

Punto de vista

swissinfo.ch reúne en esta columna una selección de textos escritos por personas ajenas a la redacción. En ella publicamos los puntos de vista de expertos, líderes de opinión y observadores sobre temas de interés en Suiza con el fin de alimentar el debate.

Ventanas de oportunidades

En Irán, el presidente reformista, Hassan Rouhani, ha llamado a un renacimiento democrático en ese país de 75 millones de habitantes. “Cada voz será escuchada y tomada en cuenta”, prometió Rouhani al anunciar las elecciones parlamentarias del 26 de febrero próximo. La gran pregunta que los iraníes tendrán que responder es si quieren mantener a la mayoría fundamentalista islámica en el ‘Madschlis Schora Eslami’, Parlamento nacional.

También puede darse un impulso más democrático este año en Uganda, el 18 de febrero, cuando el pueblo tendrá la oportunidad de poner fin a la “dirigencia eterna” del sucesor de Idi Amin, el presidente Yoweri Musseveni, en el poder desde 1986.

Muchas otras regiones y países del mundo celebrarán también elecciones y referéndums esta primavera, incluyendo a Portugal (24 de enero, elecciones presidenciales), Suiza (28 de febrero, votaciones sobre diferentes temas), Samoa (31 de marzo, elecciones parlamentarias), Perú (10 de abril, presidenciales) y Escocia (5 de mayo, parlamentarias), por citar solamente algunos.

Europa: ¿El mismo procedimiento que todos los años?

A primera vista, puede parecer solamente otra votación popular sobre Europa en Europa (55 desde 1972). Pero el probable referéndum del Reino Unido en septiembre sobresale. ¿Optarán los británicos por permanecer en la Unión Europea?

Es una gran pregunta para Europa y para el Reino Unido. Un ‘Brexit’ (salida del Reino Unido de la Unión Europea/UE) llevaría a cambios mucho más importantes en los procesos de integración y desarrollo de la UE que todos los precedentes rechazos a la introducción de modificaciones en los tratados europeos. Un ‘no’ conduciría probablemente a nuevos intentos de Escocia y del País de Gales a convertirse en países independientes en el seno de la UE.

El 2016 traerá intentos reforzados en todo el continente por hacer la primera herramienta transnacional de democracia directa y participativa más eficiente, accesible y exitosa. Cincuenta y cinco iniciativas ciudadanas europeas han sido presentadas desde la introducción de ese nuevo instrumento en 2012, de las cuales solamente tres han logrado reunir suficiente apoyo (un millón de firmas procedentes de al menos siete Estados miembros) para apoyar el derecho al agua, la limitación de la investigación sobre las células madre y la prohibición de la experimentación con animales. Actualmente cinco de tales iniciativas reúnen apoyo en toda Europa, sobre el matrimonio, el transporte, el cannabis, el medio ambiente y la democracia.

Ciudades democráticas

También en 2016 se producirán muchos de los avances más interesantes y alentadores a nivel regional, tanto en términos de desarrollo socioeconómico como de poder popular. Algunos países proceden a una transferencia del poder lejos de los centros nacionales.

Indonesia, país con la mayor población musulmana del mundo, es un buen ejemplo. Si bien el país está formado por más de 6 000 islas pobladas por 255 millones de personas, más de la mitad de la población vive en la isla de Java (apenas tres veces más grande que Suiza), y más de 30 millones de personas viven en el área suburbana de la  capital, Yakarta, donde escribo este texto. Desde el fin de la dictadura a finales de 1990, Indonesia se ha convertido en una democracia vibrante, donde los alcaldes elegidos, como Joko Widodo (ahora presidente del país), Tri Rismaharini (alcalde de Surabaya, 6 millones de habitantes) o Ridwan Kamil (alcalde de Bandung), se han convertido en poderosos partidarios de una ciudadanía activa. Del mismo modo hay brillantes ejemplos locales en la mayoría de países de todo el mundo, incluyendo naciones con democracias muy débiles a nivel nacional.

Mientras 2015 ofreció, lamentablemente, muchas malas noticias para nuestro planeta, el nuevo año llega con renovada esperanza y tareas nuevas para hacer la democracia un poco más democrática.


Traducido del inglés por Marcela Águila Rubín

×